Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ahora o Nunca
Eduardo García Gaspar
4 julio 2002
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Cuando se escribe en un periódico o en una revista de noticias, se piensa de manera muy diferente a cuando se escribe un cuento o cualquier texto de ficción.

La literatura es muy diferente al terreno noticioso y editorial. Eso es así porque en el campo de la noticia existe un compromiso de ser profesional en el sentido de comunicar un punto a otras personas y que ese punto sea claramente entendido y, en esencia, útil.

Cuando escribo mis cuentos, lo hago dejando volar a la imaginación sin riendas. Pero cuando escribo editoriales, lo hago intentando ser claro y exacto, con razones y sin emociones.

Y, aclaro esto que es obvio, porque quiero dejar transparente la idea de este artículo. Esa idea es la de que quizá sea conveniente pensar en una emergencia nacional. Me explico.

Lo que pienso es que México está en una posición privilegiada hoy, como un jugador de fútbol americano que está en la yarda uno, a punto de anotar. No podemos darnos en lujo de cometer un fumble.

Esa posición privilegiada ha sido provocada por la elección de un presidente de oposición en elecciones pacíficas, algo extraordinario en nuestra historia.

Podemos aprovechar esa maravilla o podemos desaprovecharla. Con una mentalidad de emergencia tendremos más conciencia de aprovechar una oportunidad única, si es que podemos hacer varias cosas. La principal de ellas es la de olvidarnos de rencillas políticas y, por eso, de personas.

Hagamos de lado a las personas que gobiernan y a sus partidos y concentrémonos en esta gran oportunidad, lo que desde luego es mucho más la responsabilidad de los gobernantes que de los ciudadanos.

Y, con esa mentalidad, pueden realizarse reuniones extraordinarias de esos gobernantes, con el objetivo de elevar las miras, dejar de ver partidos políticos, y contemplar al país entero y la oportunidad única que tenemos ahora.

Estoy hablando de algo como los pactos de Moncloa en España, en 1977, para enfrentar el futuro después del franquismo.

Pienso que es una emergencia nacional intentar esto ya. La idea que estoy proponiendo es una emergencia de oportunidad, no una de calamidad. Las emergencias suelen decretarse cuando sucede alguna calamidad, como inundaciones o terremotos.

Esta es una emergencia diferente, no de desastre, sino para capitalizar para el beneficio nacional el momento mexicano actual. Le digo, la forma de hacerlo es tener reuniones de alta prioridad entre representantes de la más alta jerarquía de partidos políticos y miembros de sectores sociales… pocos, seleccionados… y con el defecto de ser corporativista el enfoque, pero no veo otra solución.

Entrar a esas reuniones con dos criterios centrales: uno es el dejar afuera los rencores partidistas anteriores y el otro es la buena voluntad para llegar a unos pocos y sencillos acuerdos comunes.

Y el momento de hacerlo es ya, en poco tiempo, pues el momento mexicano actual se pasará en unos meses.

La esencia de esta emergencia es salir del atorón actual que a nadie beneficia, ni siquiera a quienes esperan que el fracaso de la actual administración les permita llegar al poder en poco tiempo. Lo que está en juego no es el buen o mal desempeño de un partido, el PAN en la presidencia.

Lo que está en juego es el bienestar de cien millones de mexicanos y de las generaciones futuras y eso vale infinitamente más que las envidias partidistas y las ansias de llegar al poder en el 2003 o tres años después de eso.

La variable vital aquí está en manos de quienes ocupan puestos públicos y su voluntad para salirse del pequeño y miope coto de peleas irrelevantes entre ellos para entrar en la gran arena de la nación.

Porque, lo que creo que el ciudadano común tiende a ver ahora, es una bola de políticos en conflicto mutuo sin nada que ver con la realidad personal que él vive a diario tratando de ganarse el sustento y que esas peleas hacen más difícil.

Sí, creo que es momento de declarar una emergencia de oportunidad mexicana e iniciar reuniones extraordinarias por fuera de esas rencillas de corta visión. Señores gobernantes, esa es la oportunidad que ustedes tienen ahora, hoy, aprovechémosla con urgencia.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras