Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cuestión de Sistemas
Eduardo García Gaspar
11 julio 2002
Sección: ETICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Creo que es bastante primitiva la reacción de muchos comentaristas que han hablado de los fraudes y suciedades que han salido a la superficie con los asuntos de Tyco, Enron y WorldCom.

La esencia de esos casos es la de personas llevando una contabilidad engañosa, con fraudulenta intención y complicidades varias.

Lo que digo es que es muy superficial la conclusión de que son esos defectos del capitalismo y, sobre esa base, lanzarse a una cruzada contra ese sistema. No es una cuestión de ser o no partidario del capitalismo, sino de favorecer a los análisis serios y fundamentados.

Esto, creo, merece una segunda opinión. Si los fraudes y engaños fueran propios de un sistema, por lógica, eso significaría que en otros sistemas no sucederían esas situaciones.

Por ejemplo, si dentro de una economía relativamente abierta como la de los EEUU sucede lo de Enron, necesariamente eso significaría que nada parecido acontecería en, por ejemplo, una economía menos capitalista como la mexicana.

Y menos aún en un sistema cerrado como el de la ex-URSS. Pero resulta que eso no es cierto.

Aquí, en México, los engaños de este tipo son pan de todos los días. Piense usted nada más en PEMEX, CAPUFE y sus financiamientos a campañas priístas.

O, mejor aún, vea las casas de los gobernadores y diga si pueden ser pagadas con el sueldo que ganan. O piense en el engaño inicial de Chernobyl poco antes de la caída de la URSS.

O, vayamos al control de la prensa en la época de Napoleón. Los fraudes, engaños y mentiras no son privilegio de sistema alguno. Desde el más dictatorial de los sistemas políticos hasta el más abierto de los países, en todos existe la posibilidad de tener estafas.

La razón es sencilla, pues la causa de las mentiras está en las personas, no en los sistemas.

Aunque usted sea socialista, capitalista, o lo que sea, usted puede mentir, engañar y cometer fraudes. De eso poca duda puede haber. Y por eso le digo que es un error de razonamiento el de los analistas que acusan a un sistema de producir engaños como el de WorldCom.

El fanatismo de esas críticas nubla su razonamiento. Puesto de otra manera, lo que debemos hacer es enfocar las baterías a dos frentes, si es que queremos minimizar los fraudes cometidos en una sociedad.

El primero, y más importante, es el referente al establecimiento y promoción de los valores y principios. Si la fuente de los engaños es la persona humana, cuanto más respeto se tenga a valores éticos, menos mentiras existirán.

Por eso es vital el funcionamiento de instituciones como las iglesias, a las que conviene dejarse de meter en política para concentrase en lo que deben hacer, salvar almas.

El otro frente al que se le debe dedicar atención es al asunto del sistema político y económico bajo el que es menos probable que existan esas mentiras y fraudes. La cuestión aquí es relativamente clara, pues son los sistemas abiertos los que más prometen minimizar los engaños.

En los sistemas abiertos existe más transparencia y más exigencia de responsabilidad, además de menor poder concentrado. Allí será más difícil engañar que en sistemas cerrados, de poder concentrado.

Déjeme poner un ejemplo. Usted es amigo muy cercano de Fidel Castro y de Tony Blair, el primer ministro británico. Como hipótesis usted propone un negocio fraudulento a ambos, en el que necesita de su colaboración y defensa.

¿En cuál de esas naciones se sentirá usted más seguro de hacer el fraude y de que nadie lo descubra?

Una de esas naciones le brinda mayor protección contra el fraude que la otra, eso es si usted tiene los contactos adecuados… y no me diga que en ambas es lo mismo.

En fin, todo lo que he querido hacer es demostrar que en todas partes es posible que existan fraudes, engaños, desfalcos y mentiras, los que no son privilegios de nadie.

Para remediar esas situaciones uno tiene que reconocer que nunca se remediará del todo, al fin y al cabo somos seres imperfectos. Los remedios están en la promoción de valores éticos y en sistemas políticos en los que los descubrimientos de los fraudes son más probables que en otros. No es complicado el asunto.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras