Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Eco-pesimismo
Eduardo García Gaspar
4 abril 2002
Sección: ECOLOGIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Estoy en mis cincuenta años pasados y, si usted anda más o menos cerca de esa edad, recordará que cuándo éramos menos jóvenes, por los años sesenta y antes se hablaba de que la tierra se estaba enfriando y de que llegaría una edad del hielo.

Unos años más tarde, la cosa era al revés, la tierra se estaba calentando.

¿Por fin?

Esto viene a cuento porque el 22 de abril serán festejados más de treinta años desde el Primer Día de la Tierra. Fue en esos años, los setenta, que salieron a la luz varios profetas del desastre. Éstas son algunas muestras de las predicciones hechas en esos años.

El periódico New York Times predijo un deterioro mayúsculo y la “posible extinción” de la civilización.

Un biólogo de Harvard dijo que la civilización desaparecería en unos “quince a treinta años”. Obviamente no desaparecimos. Seguimos vivos y mejor que antes. Tenemos nuestros problemas, que son una cuestión inevitable, pero estamos mejor que antes.

¿Se acuerda usted de la desaparecida revista Life?

Bueno, pues ella reportó en los setenta que los estudios científicos indicaban que los habitantes de las ciudades usarían máscaras de gases y que la luz de sol se reduciría a la mitad por causa de la contaminación, más o menos en 1985. De hecho, ha sucedido lo contrario.

La reducción del monóxido de carbón, en los EU ha decrecido tres cuartas partes de lo que era en esos años. Más aún, a pesar de que los autos ahora caminan el doble, las emisiones de sus motores son la mitad de lo que eran en 1960.

Estos datos, que he seleccionado de un reportaje del Wall Street Journal, continúan con la mención de una predicción del Sierra Club de esos años, una ONG ambientalista, que dijo que estábamos llegando al final de nuestros recursos naturales. Se nos acabarían el oro, la plata, el zinc, el cobre, el plomo.

Bueno, pues sucedió lo contrario. La producción de esos materiales ha aumentado y sus precios han bajado. Y, peor aún, se predijo que habría una gran hambruna ante la imposibilidad de alimentar en 1980 a cuatro mil millones de personas en el mundo.

Somos ahora en la tierra unos seis mil millones y la producción alimenticia ha crecido 60% desde 1980.

¿Por qué se emitieron esas historias de miedo y terror? Uno de los ambientalistas lo explicó.

Stephen Schneider dijo en 1989 que ellos “tienen que ofrecer escenarios de miedo, hacer simplificaciones dramáticas y no mencionar las dudas que tenemos…”.

No tratan de ser honestos, sino de ser efectivos comunicando esos escenarios… al menos algunos de ellos. Le recuerdo esos datos, en esta segunda opinión, para que dentro de unos días en el festejo del día de la tierra, no se engañe usted con alguna predicción de un eco-pesimista que sentencie algún escenario parecido al Día del Juicio Final.

No, ese escenario no tiene mucho fundamento y, más aún, es escasamente probable en los lugares en los que existen regímenes democráticos y liberales.

Sí, la contaminación seria es mucho mayor en los regímenes cerrados y autoritarios que en los democráticos. ¿Por qué? Ofrezco una explicación de este fenómeno. Hay soluciones a los problemas ambientales donde existen libertades para plantear los problemas y para resolverlos.

La posibilidad de usar talentos de millones de persona es un arma en extremo fuerte para solucionar los más graves problemas. Ésa es la historia de la civilización, el poder del ingenio humano para progresar.

Donde él tenga obstáculos, donde se le impongan límites, allí los problemas tendrán menos probabilidades de solución.

Por eso progresan más los sistemas liberales que los intervencionistas. No niego que tenemos problemas de contaminación, lo que digo es en resumen un par de cosas.

Primero, no nos espantemos con los escenarios catastróficos que suelen salir a la luz pública por parte de algunos ecologistas; el panorama no es tan negro como lo pintan y, de hecho, pueden estar exagerando intencionalmente.

Segundo, maravillémonos ante el fenómeno humano y nuestra capacidad para solucionar problemas. Tenemos talentos y facultades que dan frutos si los dejamos libres.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras