Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Bueno de Vernon L. Smith
Eduardo García Gaspar
30 octubre 2002
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Si usted lo ve en la calle, pensará que es un cantante de música country, hermano de Willy Nelson. Lleva cuatro anillos de plata en cada mano, todos con motivos vaqueros. No le falta su hebilla, también de plata.

Usa cola de caballo, muy larga y rubia. Su traje es de corte vaquero y calza botas de igual tipo.

Se llama Vernon L. Smith, tiene unos 70 años y ganó el Premio Nobel de Economía hace unas semanas.

Por una serie de muy afortunadas coincidencias, Vernon visitó México hace muy poco. Pude estar presente en su conferencia y más aún, comí con él (en compañía de unas 15 personas más).

Debo decir que lo más impresionante de él es lo que hizo. Como siempre, son personas como Vernon las que producen los verdaderos adelantos. Allí va un resumen de los principales puntos de su conferencia.

Contrario a lo que se pensaba, es posible hacer experimentos en economía y comprobar el funcionamiento de las ideas económicas. Él ha experimentado para probar cosas tan sencillas como las leyes de oferta y demanda para verificar que lo que la teoría dice, sí sucede en la práctica.

Y esto es realmente impresionante. Vea usted lo siguiente.

En la teoría económica, la solución de los niveles de oferta y demanda para dos productos, uno de los cuales es insumo del otro, requiere la aplicación de “cuatro ecuaciones no lineales, con cuatro incógnitas, algo verdaderamente complejo”, según Smith.

Lo que él hizo fue simular en experimentos eso, con personas que compraban y vendían esos productos, teniendo en lo personal ganancias reales. “Ninguna de ellas sabía nada de ecuaciones no lineales, ni de nada, excepto que tenían que vender y comprar poniéndose de acuerdo entre sí”.

Los resultados de esos experimentos son asombrosos.

Las personas actuando con espontaneidad obtienen los mismos resultados que los de las ecuaciones económicas. Sin tener conocimientos perfectos, dejando libres las iniciativas, las personas espontáneamente resuelven problemas en extremo complejos, sin darse cuenta de lo que en el fondo están haciendo.

Sus investigaciones son de gran importancia para apoyar a todos los que creemos en la libertad humana, pues apoyan la descentralización de la economía y sus acciones. Usted, yo, y millones más tenemos un conocimiento muy limitado de lo que sucede en la economía.

Los compradores y vendedores no van más allá de ver sus propias necesidades y, sin embargo, al actuar en conjunto, con independencia personal, resolvemos grandes problemas como la determinación de precios.

La confirmación de este punto es una bomba que destruye la planeación económica. Usted sabe de lo suyo. Su vecino sabe de lo que es de él. Yo, de lo mío y ya.

Así estamos todos, con conocimientos imperfectos, incompletos, parciales… pero cuando actuamos de manera espontánea surgen procesos, reglas y mecanismos que nadie diseña en particular y donde no hay nadie que domine el proceso.

Simplemente surge, aunque no sabemos exactamente cómo, posiblemente por ensayo y error, y produce riqueza por la especialización de las personas que no sabe exactamente cómo, pero la crean.

Para tener ese orden espontáneo, son necesarias reglas, como la de la propiedad privada e instituciones que se crean dependiendo de circunstancias.

La confianza mutua es necesaria para el buen funcionamiento del mercado espontáneo y no es necesario que las personas sean egoístas, les basta con dedicarse a sus tareas. Neto, neto, lo que Smith ha hecho y por lo que ha ganado ese premio es la negación total de las plataformas políticas del PRI, del PRD y del PAN.

Lo que esos partidos piden es la intervención estatal del Estado en la economía, bajo el pretexto de que así todo funcionará mejor.

Lo que Vernon L. Smith probó con experimentos es que los ciudadanos solos, sin mucha idea de lo que hacen, son capaces de resolver los más grandes problemas de asignación de recursos escasos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras