Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Enemigo Interior
Eduardo García Gaspar
30 abril 2002
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Este mes tuvo lugar un suceso interesante. Digo interesante porque lo acontecido muestra con claridad una buena parte de las razones de nuestro subdesarrollo, consciente e intencional.

No, no podemos culpar a otros de lo que somos. Tenemos el desarrollo y la pobreza que nos merecemos, que buscamos con determinación y voluntad.

Hablo de la reunión de hace unos días, en la que diputados federales del PRD acudieron a la embajada de Cuba en México. Esas 24 personas llegaron a esa embajada para expresar su apoyo a Cuba y su rechazo a la política exterior de Fox.

Al frente de ese clan de diputados federales estaba su líder, Martí Batres quien justificó el acto con la idea de que ellos están haciendo el trabajo diplomático que no han hecho los responsables de la política exterior mexicana.

Y, concretamente, dijo estas palabras,

“No podemos permitir que se afiance una relación unipolar del mundo, donde existe una gran superpotencia que domina en conjunto a la humanidad… por eso es tan importante la relación de México con Cuba… Cuba no nos ha invadido, Cuba no nos ha quitado la mitad de nuestro territorio, no es un país que nos condiciones con agiotismos financieros internacionales”.

Las gemas de la ignorancia brillan en esas palabras, sobre las que conviene tener una segunda opinión.

¿Es realmente unipolar el mundo con EEUU a la cabeza dando órdenes que todos obedecen? EEUU es militarmente el más poderoso sin duda alguna, pero aún así tiene límites para acciones unilaterales, como el caso del posible ataque a Irak, para lo que no tiene apoyos europeos y eso ha actuado como una limitante.

EEUU es económicamente muy poderoso, pero no es un mundo económico unipolar, allí están Europa y Japón para balancear la realidad. Y en el mundo real de las acciones humanas diarias, EEUU tiene prácticamente ningún poder.

En actos como diseminación de información, transferencias de dinero, movimientos de personas, y demás, el gobierno de ese país no tiene dominio (ni ningún otro gobierno). El análisis de Batres es muy primitivo y no solamente en ese mal análisis de un inventado mundo unipolar, sino en esa joya de oscurantismo que dice que para balancear las relaciones exteriores mexicanas ellos se acercan y apoyan a Cuba.

De entre todos los países del mundo que es posible seleccionar para bien de México, los del PRD prefieren a Cuba, un país adelantado, desarrollado, respetuoso de los derechos humanos, avanzado tecnológicamente, un una democracia ejemplar y un historial limpio y exitoso de crecimiento económico, que nunca dependió de potencia alguna, ni se vendió al mejor postor.

Hubiera yo encontrado de más sentido y lógica que Batres se hubiera acercado a países como Inglaterra, Irlanda, Singapur, Suecia… países ganadores, exitosos, ejemplares.

Pero no, el PRD opta por un país perdedor, fracasado, violento, antidemocrático, con una legendaria dictadura.

Y, para cerrar con broche de oro, Batres mira al pasado y justifica la elección de Cuba para balancear la política exterior mexicana porque Cuba nunca nos ha invadido, ni nos ha quitado territorio, ni nos presta dinero.

Ignora Batres que nuestra pérdida de territorio fue culpa nuestra, de los gobiernos mexicanos, más ocupados con sus pequeños problemitas, que con los grandes… lo mismo que hace él, que se ocupa de balancear las relaciones exteriores mexicanas acercándose a Cuba… que es igual que intentar hundir al Titanic de nuevo con un cubo de hielo.

Le digo, somos subdesarrollados por diseño. No podemos culpar a otros de las miserias que sufrimos. Nos las ganamos con malas lecturas de la realidad y posiciones erróneas que nos llevan a decisiones equivocadas.

Como Batres, preferimos ver hacia el pasado, culpar a los demás de nuestros fracasos y acomodar como sea a la realidad dentro de nuestros sueños más alocados.

Muchos, especialmente ahora, han manifestado preocupaciones enormes por la existencia de niveles de pobreza económica y han propuesto una serie de medidas, incluyendo la condonación de la deuda externa.

Están equivocados. La pobreza material y la miseria económica tienen su origen en la pobreza intelectual que interpreta mal a la realidad, como Batres, y que distrae los esfuerzos en acciones irrelevantes en el mejor de los casos o en actos que crean aún más miseria.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras