Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Otro Lado Del Asunto
Eduardo García Gaspar
8 noviembre 2002
Sección: EFECTOS NO INTENCIONALES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Hay una palabra que en la actualidad tiene una connotación negativa. Ella ha cobrado una popularidad reciente en inglés. Me refiero a los sweatshops.

Ella describe a algunas plantas en algunas naciones de gran pobreza en la que los trabajadores laboran con muy bajos sueldos generalmente fabricando bienes para alguna firma internacional.

Digamos que son unas maquilas vistas muy negativamente y que son protestadas por algunos grupos en los países desarrollados.

Quizá uno de los casos más sonados fue una planta de Nike en la que se pagaba a los trabajadores 600 dólares al año por producir esos zapatos, lo que ocasionó un gran furor principalmente entre las personas opuestas al libre comercio.

Las protestas fueron tan grandes que la empresas cerró esa planta y la trasladó a otro país en el que ya no había ese salario tan bajo.

Todos quedaron muy contentos con esa victoria destinada a evitar que se tuvieran esos sweat shops. Cuando leí la noticia, ella me pareció incompleta. Déjeme explicarle mi punto.

La noticia contenía un tono de alegría pues los que protestaron habían logrado que la empresas cerrara esa planta de explotación humana. Era una victoria clara según ellos.

Pero el reportaje no contenía entrevista alguna con los desempleados que el cierre de esa planta necesariamente ocasionó. ¿También ellos estarían tan contentos al quedarse sin trabajo?

Lo dudo, pues nadie que pierde su trabajo hace una fiesta. El error de esas protestas ante ese tipo de maquiladoras que pagan bajos salarios es que ellas no consideran el otro lado de sus acciones, los efectos colaterales que tienen sus victorias.

Sin duda el sueldo de 600 dólares al año es extraordinariamente bajo y en la superficie indigna, muy en especial a los mesías sociales, pero en el fondo puede revelar algo más serio. Si de verdad se quiere ser profesional, habrá que considerar el sueldo promedio en el país en el que esa planta está.

Vamos a suponer que, el salario que pagaba Nike haya sido inferior al que pagan el resto de las empresas establecidas en ese país, lo que es una hipótesis irreal porque en este caso ningún trabajador iría a la planta de ese fabricante.

De aquí podemos concluir que la empresa paga al menos el sueldo promedio de ese país y eso significaría, para ser congruente, que todas las fábricas de ese país deberían cerrar por pagar sueldos bajos, lo que es ridículo.

De hecho, luego averigüé que Nike pagaba bastante más que el sueldo mínimo de ese país.

¿Qué fue lo que logró ese cierre de la planta de Nike? De seguro un brindis de victoria para los superficiales y una buena cantidad de daños entre quienes perdieron su empleo, a quienes se les quitó la oportunidad de trabajar y tener ingresos.

Algo similar aconteció cuando se creyó que se alteraban los derechos humanos de los enanos que trabajan en los circos, en los EU hace tiempo, y en Francia más recientemente.

Se prohibió el empleo de personas, como los enanos en esos espectáculos. Tuve la oportunidad de ver una entrevista televisada con uno de ellos que perdió así su empleo.

Lo que dijo es revelador, pues afirmó que se le había quitado una fuente de ingreso que le permitía una vida digna a pesar de su condición. Ahora estaba sin trabajo y su vida había empeorado.

Pero, eso sí, los superficiales seguramente brindaron por otra de sus victorias. Lo que le digo es que estos asuntos merecen más atención que las opiniones de una bola de superficiales que hablan sin pensar y que terminan produciendo daños en las personas a quienes creen defender.

Esos sweatshops producen oportunidades de mejora personal en muchas personas y sin nos indignan los bajos sueldos tenemos la obligación moral de profundizar las razones de esa realidad antes de decidir que deben cerrarse.

Porque más daños causan todos esos subsidios agrícolas americanos y franceses que tienen como efecto dejar sin oportunidad a los países que pueden producir a menores costos los productos agrícolas de esas dos naciones.

Cada brindis de los superficiales puede estar hecho con lágrimas de esos a quienes ellos pretenden defender.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “El Otro Lado Del Asunto”
  1. Contrapeso » Globalización y Pobreza




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras