Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Pavo (un escenario mexicano)
Eduardo García Gaspar
24 abril 2002
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


La noticia es muy reveladora y muy posiblemente sea la más importante de lo que va del sexenio, aunque no lo aparente y se vea más escándalo que suceso.

Tiene ella mucho que ver con mi compra de un reloj digital, uno de esos que miden temperatura, humedad, que son barómetros, dicen la fecha y hasta avisan si viene una tormenta.

Para ponerlo a tiempo, ajustarlo y echarlo a andar, no hay de otra que leer las instrucciones. Sin haberlas leído es imposible poner a caminar el reloj e ilusorio aprovecharlo.

La noticia a la que me refiero es la del Senado mexicano impidiendo la salida del presidente a otra gira por el extranjero. Usted ya sabe los detalles.

Lo que importa es que en bloque, encabezado por el PRI, y secundados por el PRD y el PVEM, se rechazó la solicitud presidencial para viajar a Canadá y EEUU.

Las causas de la negativa son muy débiles, por ejemplo la de que Fox no había defendido a los trabajadores mexicanos en el extranjero es falsa. Fox ha hecho de esa defensa el punto principal de su trato con Bush.

Es obviamente un ataque entre entidades políticas. Y eso se parece a la compra de mi complicado reloj, concretamente a las instrucciones para operarlo. Si un aparato de esos necesita instrucciones, imagínese usted la necesidad de instrucciones que requiere la democracia.

La democracia es un mecanismo muy complicado y fino, que no puede usarse sin preparación, sobre todo, sin madurez.

La democracia requiere madurez para dialogar, para negociar, para tener posiciones flexibles, para saber ganar y saber perder, para ver las consecuencias futuras de las acciones actuales, para hablar, para tratar a las personas, para prever reacciones.

Mucho me temo que nuestros gobernantes no tienen la madurez necesaria sencillamente porque el mecanismo es nuevo y muy complejo.

Digamos que el régimen político anterior en el país comparado contra la democracia guarda la misma distancia que los discos de 78rpm contra los discos compactos.

Nuestros gobernantes no están preparados para la democracia, no saben cómo actuar dentro de ella y es lógico que su total falta de capacitación resulte en situaciones como la de la negativa a la salida del presidente. Ninguna de las partes tiene la madurez necesaria, ni la presidencia, ni los diputados, ni los senadores, nadie.

Por eso suceden cosas como lo de modificar lo de la fructuosa, como lo de la investigación de Pemex. Va a necesitarse tiempo para que los gobernantes maduren lo suficiente y eso, mucho me temo, tardará varios años. Eventualmente aprenderán. Ésa es la buena noticia.

La mala noticia es que mientras lo hacen, el país la va a pasar mal, bastante mal.

Digo, porque tienen que salir del escenario personajes de la vieja guardia, como Bartlett y los de menor edad, pero igual marco mental, como Madrazo, quien apenas comienza su carrera en puestos grandes.

Sí, no es un panorama halagador el que nos espera a usted y a mí, mientras los chicos se gradúan y aprenden a usar a la democracia. Uno de los escenarios posibles para México en este sexenio ya se está dando de manera más clara que antes.

Es el escenario del Pavo Inmóvil, detectado hace un año casi exactamente. Bajo este escenario, los gobernantes se atascan y empantanan en peleas miopes entre sí, de forma que durante los seis años poco o nada importante se hace.

No hay reformas trascendentales, no hay cambios significativos, todo sigue como antes, lo que quiere decir que México se retrasa.

Un retraso de seis años en este mundo de cambios es una verdadera calamidad.  Todo porque los gobernantes no quieren leer las instrucciones de la democracia.

Porque no ven más allá de su corta nariz, porque no miran más allá de la ganancia inmediata de poder, porque no divisan nada que no sea su propio partido, porque no entienden otra cosa que los desquites, porque no saben ni perder ni ganar, porque no saben hablar, ni dialogar, ni negociar.

Necesitamos personas maduras, menos listas y más inteligentes, menos miopes y más visionarias. No las tenemos y nos estamos atorando por ellas, como el pavo gordo enfangado en el lodo y que no puede salir porque cada quien tira para su lado sin hablarse. Y si son de lento aprendizaje como parecen, la cuestión será en serio grave.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras