Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
En Promedio ya la Hicimos
Eduardo García Gaspar
1 agosto 2002
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Dadas las situaciones de nuestro gobierno federal, tan lleno de rivalidades y tan vacío de iniciativas, no me queda otro remedio que el contar una historia.

La emérita historia de los tres cazadores que un día salieron en busca del gran venado de cola roja, una especie única en el mundo y del que se sabía que había unos cuántos en un alejado confín de la tierra.

Esos tres cazadores eran miembros distinguidos del gobierno de un cierto país. Ansiosos prepararon el largo viaje comprando todo género de vituallas y aditamentos necesarios en el terrible clima invernal del boscoso lugar.

Despertaron temprano el día del viaje, tomaron un avión, luego otro, más adelante un tren, luego un jeep y al final varios caballos.

Desde luego durante el viaje había expectación ante la posibilidad de la preciada presa. Se instalaron en un campamento con todas las comodidades, llenos de tecnología, alimentos y bebidas. Pasaron varios días sin ver a ninguno de los tímidos venados, hasta que en medio del espeso bosque, caminando los tres divisaron relativamente cerca a uno de esos ejemplares.

Era un venado macho, ya viejo y achacoso, que hacía ya tiempo había visto pasar sus mejores días y para colmo, medio sordo.

Preparáronse los tres distinguidos políticos para hacer sus disparos contra el mismo venado. Tardaron más de lo que dilataría un cazador experimentado, pero al fin estuvieron listos.

Pero antes de disparar tuvieron una agria discusión sobre quién dispararía primero. Lo pusieron a votación, pero cada uno de ellos recibió un voto. Siguieron las discusiones sin que pudieran ponerse de acuerdo y así pasaron varias horas hasta que al acercarse la noche el venado desapareció.

Contrariados regresaron al campamento y siguieron en la discusión. Acordaron votar de nuevo, pero otra vez cada uno de ellos recibió un voto.

Por la mañana del siguiente día decidieron visitar a la misma hora el mismo lugar para ver si el venado volvía. Y, efectivamente, allí estaba el venado, ese macho ya viejo y medio sordo, que apenas se movía.

Los tres prepararon sus armas y volvieron a discutir sobre quién dispararía primero. Tampoco lograron acuerdos entre sí y de nuevo volvió a oscurecer antes de que lograran un consenso satisfactorio para todos.

Llegó el tercer día y obviamente hicieron lo mismo. Fueron al lugar donde los dos días anteriores habían encontrado al viejo venado y empezaron a discutir sobre quién dispararía primero.

La discusión continuaba hasta que uno de ellos apresuradamente preparó su arma, lo que hizo que los otros dos hicieran lo mismo. Cada uno de ellos, con prisa e improvisación, compitiendo contra los otros, trató de ser el primero en disparar. Y sucedió que uno disparó antes.

La bala paso a un metro de la cabeza del animal. Después, pero con menos de un segundo de diferencia disparó el segundo. Su bala pasó a un metro de las patas traseras del animal, el que a pesar de su sordera que lo hacía una presa fácil, escapó sin que el tercero pudiera alcanzar a disparar.

Este tercer político sonreía ante los hechos, mientras que sus dos compañeros estaban tristes.

Les dijo que no se preocuparan, pues “una bala paso a un metro de la parte posterior del animal y la otra bala a un metro de la parte anterior, lo que quiere decir que en promedio le dimos y ya cazamos al codiciado venado de cola roja”.

Sus compañeros escucharon esas palabras, les dieron su entusiasta e incondicional aprobación y regresaron cantando al campamento, donde festejaron haciendo grandes libaciones.

De regreso a su país, no dejaron de contar a sus amigos, con grandes celebraciones, la gran hazaña que habían realizado, la caza en promedio de la preciada especie.

Esta historia me agrada porque me recuerda al gobierno mexicano, cuya actuación, sin duda, debe ser la de que el promedio de sus acuerdos y consensos es de beneficio para todo el país.

En promedio sus posturas son sólidas, en promedio sus creencias son buenas, en promedio sus posiciones partidistas son positivas. En promedio están haciendo las reformas que se necesitan. En promedio.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras