Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Juegos Que Jugamos
Eduardo García Gaspar
16 julio 2002
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Usted posiblemente conoce la respuesta al siguiente problema. Es uno de esos juegos que es un ejercicio de imaginación y que son relativamente conocidos.

Hágalo, se lo recomiendo y luego vuélvalo a jugar, ahora a sus amigos o con sus hijos.

En un papel coloque nueve puntos a iguales distancias entre ellos, formando un cuadrado. En otras palabras son tres filas de tres puntos cada una con distancias iguales entre esos puntos.

Y ahora, sin levantar el lápiz, con cuatro líneas rectas usted debe unir esos puntos sin pasar más de una vez por cada uno de ellos.

Ahora le voy a contar una historia y también le voy a pedir que la solucione. Va usted, de noche por una carretera en la que no hay tráfico. El camino está totalmente sólo. Usted, que no lleva prisa alguna, se detiene en una gasolinera para cargar combustible y allí encuentra a tres personas.

Las tres le ruegan que, por favor, las lleve a la siguiente ciudad, que queda a varias horas de allí. Las tres personas han perdido el autobús y el siguiente no pasa hasta el día siguiente.

Usted explica que no puede llevarlas porque su auto es un deportivo que sólo tiene espacio para un pasajero más. Simplemente no hay manera de llevar más de una persona adicional a usted. Mientras carga combustible, usted conoce mejor a cada una de esas tres personas.

Una de ellas es una anciana que tiene una emergencia pues quiere ver a su hermano que ha tenido un fuerte accidente y está en el hospital. La otra persona es un amigo suyo, a quien no veía desde hacía varios años.

Él necesita llegar a la siguiente ciudad lo más pronto posible para cerrar un negocio muy importante y urgente. Más aún, ese amigo es uno de quien usted recibió un gran favor hace ya tiempo, cuando él le salvo su vida durante el incendio del edificio en el que usted trabajaba.

La tercera persona es una mujer. Y, al conocerla, usted se da cuenta total de que ella es la mujer de su vida (u hombre si es que usted es mujer).

Es guapa, atractiva, simpática, tienen sus mismas aficiones, es inteligente y usted sabe que sin duda es la mujer de sus sueños. Esta mujer no tiene gran urgencia en llegar a la ciudad, pero usted tiene la certeza de que de no llevarla a ella, jamás la volverá a encontrar.

Ahora usted debe resolver esa situación.

Este problema se parece mucho al de los nueve puntos que expliqué antes. ¿Qué hace usted para unir esos puntos con cuatro líneas rectas sin despegar el lápiz del papel y pasando una sola vez por cada punto? ¿Cómo resolver el problema de las personas en la gasolinera?

La solución con cuatro líneas de los nueve puntos existe. Más aún, ahora intente unir todos esos puntos con una sola línea recta.

También existe la solución. Pero encontrarlas requiere salirse del pensamiento tradicional. Por ejemplo, si usted piensa que tiene que seleccionar a una de esas tres personas, usted puede estar cometiendo un error de análisis.

No es un problema de selección de personas por sus prioridades sino uno de transportación de personas y si usted piensa así, la solución se vuelve más fácil.

La anciana tiene que llegar con el hermano, su amigo tiene que llegar con el cliente y usted tiene que llegarle a la mujer. Por consecuencia, usted le da las llaves a su amigo y le dice que lleve con él a la anciana. Usted permanece en el lugar y hace compañía a la sensacional mujer y así todos quedan satisfechos.

La clave está en pensar fuera de las reglas tradicionales. No es un problema de selección, sino uno de transportación. Lo mismo para la solución de esos nueve puntos unidos por una sola línea. Si usted piensa en alterar el grosor de la línea lo suficiente, puede lograrlo.

El problema no era unir los puntos, sino el grosor de la línea. Supongo que otra forma de hacerlo sea doblando el papel para unir los puntos. Y, al final, quizá usted esté de acuerdo conmigo.

Lo que vemos en el gobierno mexicano, el problema que tiene, de seguro merece ser enfrentado de otra manera, con pensamientos no tradicionales que no se encierran en reglas que no necesariamente deban seguirse.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras