Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Las Amas de Casa
Eduardo García Gaspar
18 noviembre 2002
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIEDAD
Catalogado en:


Nuestra época lleva un buen tiempo presentando al ama de casa en un papel de inferioridad que le hace avergonzarse de sus funciones y responsabilidades.

La consecuencia es una generación de mujeres con complejo de inferioridad que ansían salir de su papel y eso tiene efectos graves.

La manera ortodoxa en la que se maneja la contabilidad de la economía no considera la contribución de la función de ama de casa, sea realizada por mujeres o por hombres. El producto interno de los países sencillamente no toma en cuenta esas funciones, aunque lo pudiera hacer con un cálculo relativamente sencillo.

Digo, porque es posible estimar los costos de empleo de una persona que realizara los trabajos de atención de una casa y la familia que en ella habita.

Todo sería cuestión de calcular los sueldos de las funciones de cocina, igual que en un restaurante; de atención a niños pequeños, como en una guardería; de chofer, como en un transporte escolar; de personal de limpieza, como en las empresas que contratan esos servicios; de profesores en escuelas, para esas labores de ayudas en las tareas.

Los costos de esas funciones son posibles de calcular. Si tuviéramos una cifra, podríamos por tanto, saber el monto monetario de la contribución de las amas de casa.

El algún lugar que no recuerdo, leí que esa cifra llega al 20 por ciento de todos los bienes y servicios producidos en una nación.

Aceptemos esa cifra simplemente para ver que las amas de casa, las madres de familia, sí tienen una contribución real a la economía del país. El único problema es que esa contribución no está contabilizada en la economía. Muchos dirán que existe otro problema, el de que la madre de familia no recibe un sueldo formal.

Es cierto, pero hay otra manera de ver esto. Si consideramos a cada familia como una pequeña empresa, veremos que los ingresos provienen del padre en el caso más general y que esos ingresos sostienen a la familia dentro de la que se tienen costos como las colegiaturas, la comida, la electricidad, otras cosas, y los trabajos del ama de casa.

Sin esos trabajos de ella no podría haber familia, o bien tendrían que contratarse por fuera a un costo. Es decir, las labores de ama de casa sí añaden valor a la familia y hacen posible que la familia funcione.

Por tanto, si el ama de casa decide salir a trabajar eso no permite la realización de parte de sus trabajos de familia y ellos deben adquirirse por fuera, como guarderías, comida preparada, servicio doméstico adicional, y otras cosas.

Su contribución a la familia se traslada a otro lugar simplemente. Pero los costos de ese traslado de funciones, de la familia al lugar de trabajo, no son sólo económicos, expresados en dinero.

También hay costos de otro tipo. Los efectos en los niños de una menor atención por parte de los padres, por ejemplo, han sido reconocidos ampliamente. Quienes crecen en hogares integrados, con atención de sus padres, suelen ser mejores adultos que quienes crecen en hogares con escasa atención familiar.

Los hogares de madres solteras que deben trabajar reduciendo el tiempo de atención a sus hijos, tienen un mayor índice de menores con problemas y delincuencia.

Lo que en esta segunda opinión he tratado de hacer es revisar de nuevo el papel de la mujer en la familia tradicional.

Su contribución a la economía no está contabilizada, tampoco tiene un sueldo formal, pero eso no cancela la realidad de una función vital que puede contabilizarse si se desea y que tiene costos y beneficios que van más allá de lo económico.

Ellas sostienen la operación diaria de una empresa familiar real y son en buena parte responsables de la capacitación y educación de los pequeños “trabajadores” que a ella han llegado desde recién nacidos.

No es esto ir en contra del feminismo, sino darle un papel aún mayor del que ha recibido por quienes menosprecian las labores de una ama de casa que sí cumple con sus responsabilidades.

Una buena familia produce generaciones futuras de personas más capaces de crear progreso y ésa es una contribución que no puede ignorarse.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Boletín diario
Boletín diario
RSS Facebook
Nosotros
Escríbanos
Extras

Aviso Suscriptores

Siguen los problemas con el servicio de envíos de boletines. Lo sentimos y estamos trabajando en la solución. Por favor, use el RSS como sustituto.