Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Los Partidos y el Oso
Eduardo García Gaspar
11 febrero 2002
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, Y FABULAS E HISTORIAS
Catalogado en:


Nuestros partidos políticos recuerdan la historia de los exploradores que son enviados a encontrar un sitio propicio al establecimiento de un poblado y que termina con un fracaso total.

Cuentan que hace ya tiempo una comunidad de personas deciden encontrar un mejor sitio en el que vivir y por ello seleccionan a un grupo de representantes, a los que hacen un encargo muy específico.

Esos representantes de la comunidad tienen la misión de internarse en territorios aún no conocidos para encontrar un sitio en el que esa comunidad pueda establecerse y vivir mejor que donde ahora lo hacen.

Parten los exploradores entre vítores de las personas y durante muchos días caminan entre montañas, llanos y ríos hasta llegar cerca de un bosque en el que el clima parece benigno y la cercanía de un lago hace de ese lugar algo maravilloso.

Para tomar una decisión mejor, esos exploradores acuerdan vivir en ese sitio durante varias semanas, juntos, de manera que puedan ellos sentir de primera mano el clima, la vegetación, las aguas del lago y la cercanía del hermoso bosque.

Así pasan los días sin que nada digno de narrar suceda.

Todo va bien hasta que un día, uno de los exploradores llega corriendo y asustado al campamento donde están los demás. Entre fuertes respiros debido a la carrera que hizo y muy asustado, este explorador cuenta a sus compañeros que mientras caminaba por el bosque le sucedió algo terrible.

De repente, sin el más mínimo aviso, frente a él apareció un oso enorme, adulto, macho, que se erguió amenazándolo. Inmediatamente salió él corriendo de ese lugar. Así, corriendo llegó hasta el campamento para avisarles que el oso venía detrás de él hacia ese lugar.

Mientras esto contaba, los exploradores, presas, del pánico, ven que del bosque sale el enorme y feroz animal dirigiéndose hacia ellos. Inmediatamente, todos echan a correr huyendo del oso.

Mientras corrían, casi sin vestir y sin calzar, pues esto sucedió temprano por la mañana, uno de ellos se detiene. El hecho de que uno de ellos se hubiera detenido, les causa sorpresa y al principio creen que eso es un acto de valentía, pues suponen que el explorador que se había parado pensaba defenderlos.

Pero no, el explorador que se detuvo, simplemente tomó unos zapatos tenis que estaban en el suelo y con calma se los ponía mientras lo miraban los demás con sorpresa.

“¿Acaso no sabes que los osos corren más que los humanos y que con zapatos o sin zapatos la bestia nos matará?”, le preguntaron sus compañeros mientras él seguía amarrando las agujetas de los zapatos tenis.

Levantando la cabeza, este explorador les respondió con calma, “Eso ya lo sé yo. A mí no me interesa ganarle la carrera al oso para evitar caer en sus terribles garras. Lo único que me interesa es ganarle la carrera a ustedes, que es lo que de seguro me evitará ser atacado por esa bestia”.

El cuento, ya conocido, recuerda el desempeño de nuestros partidos políticos. Esos exploradores, desde luego, son nuestros partidos políticos en los que la nosotros hemos confiado para ser representados por ellos.

El nuevo lugar buscado para vivir mejor es la democracia a la que nos estamos dirigiendo.

El oso representa los problemas que enfrenta la sociedad. La huida de los exploradores sin duda es la actuación de esos partidos cuando perciben que un problema debe ser enfrentado.

Los tenis son las declaraciones y pretextos que esos partidos usan para salvarse a sí mismos, con visión corta, sin importar que los demás salgan lastimados y la comunidad no encuentre el nuevo sitio para vivir mejor.

Y la huída de los exploradores es la falta de sentido de equipo que esos partidos tienen.

En vez de formar un equipo para enfrentar al problema con inteligencia, deciden evadirse y salvarse. No optan por enfrentar al oso a pesar de ser ellos más inteligentes y numerosos.

O, puesto de otra forma, en una segunda opinión, los partidos políticos mexicanos tienen como principio de acción anteponer los intereses de corto plazo su partido a los beneficios de largo plazo de la sociedad.

No nos debe extrañar que eso suceda, pues ése era el modelo mental en los períodos anteriores de gobierno. Pero más nos vale que eso no dure, pues sí lo hace nuestra naciente democracia será la que no durará.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras