Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Mercadotecnia Política
Eduardo García Gaspar
13 septiembre 2002
Sección: LIBERTAD POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La mercadotecnia, en el sentido que la conocemos ahora, el de una herramienta técnica de comunicación para elevar la demanda de un producto, tiene muchos años.

Quizá nació con el primer uso intencional de los datos del censo americano a principios del siglo 20.

En México la aplicación de la Mercadotecnia a los terrenos de la política es mucho más reciente que su aplicación a terrenos comerciales.

Por eso es que la Mercadotecnia Política posee los defectos de una juventud que tiene a su disposición las más modernas herramientas pero que no tiene la experiencia acumulada de la Mercadotecnia Comercial.

Por eso es que usted puede encontrar muchas personas de gran experiencia en Mercadotecnia Comercial, pero sólo unas pocas conocedoras de Mercadotecnia Política.

Los pocos expertos en Mercadotecnia Política defienden su especialidad de sus posibles competidores argumentando que el suyo es un terreno diferente en el que no aplican las mismas reglas.

Y hacen eso al mismo tiempo que “roban” de la Mercadotecnia Comercial cuanta herramienta pueden. Lo que argumentan los técnicos de la Mercadotecnia Política es que su terreno es diferente porque en política sólo hay un vencedor.

Allí no sucede lo que en la Mercadotecnia Comercial, donde diferentes marcas se disputan partes de un mercado.

En política no hay partes de victoria, pues allí se gana o se pierde. Un segundo lugar en participación de mercado puede ser una gran victoria para una empresa, pero un segundo lugar en número de votos en la política significa haber perdido la elección.

Y es cierto eso que dicen. Ésta es la razón por la que en Mercadotecnia Política se sufre un verdadero ambiente de guerra.

Allí se gana o se pierde. Nada vale excepto el tener el primer lugar el día de la votación. Eso es lo que crea ese ambiente bélico, el que es alimentado con fuerza al saberse que literalmente existen personas que trabajan para hacer que el candidato de uno pierda.

Es cierto esto que afirman los expertos en Mercadotecnia Política, pero aún hay más diferencias.

Quizá por su juventud, la Mercadotecnia Política aún no se da cuenta de otras diferencias entre ella y la Mercadotecnia Comercial. Una de esas diferencias es que en Mercadotecnia Política el resultado se logra en un solo día, mientras que en la Comercial la competencia se extiende en el tiempo.

Esto exacerba los ánimos de las campañas políticas aún más, pues los esfuerzos de meses se resumen en lo que sucede dentro de las escasas horas del día de la votación y hay un ganador único.

Otra diferencia es la de la gran tradición de uso de herramientas estadísticas en Mercadotecnia Comercial. Ella lleva al menos unos treinta años de usar en México cosas como mapas multidimensionales e investigaciones psicográficas, lo que es mucho más reciente para la Mercadotecnia Política.

Pero hay una diferencia crucial, que nunca he oído mencionada y que es fuente de serios problemas morales.

En Mercadotecnia Comercial siempre existe la preocupación acerca de la calidad del producto y su capacidad para cumplir con lo prometido.

Esto se debe a que la frecuencia de compra es en lo general una variable vital, por ejemplo, comprando una marca de cerveza repetidamente usted muestra que esa marca les es satisfactoria.

Pero votando cada tres o seis años, las cosas cambian y la gente de Mercadotecnia Política no necesita preocuparse por la calidad de su candidato, que es el producto que está vendiendo. Esto es verdaderamente preocupante y coloca en posición de ventaja al candidato que mejor mercadotecnia tiene y no al de mayor calidad.

Le repito la razón de esto: en política usted “compra” una vez cada tres o seis años y si el producto le sale malo, usted no puede devolverlo.

Peor aún, la Mercadotecnia Política “vende” un producto colectivo, que sería lo mismo que hacer obligatorio el consumo de una marca de cerveza para todos durante seis años.

Esta es esa diferencia verdaderamente real, en la que pocos o nadie ha pensado y que coloca a la Mercadotecnia Política es un papel que llama a la conciencia moral de sus expertos los que deben examinar la calidad de sus “productos”, lo que me temo sucede muy pocas veces.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.



1 comentario en “Mercadotecnia Política”
  1. gumercindo Dijo:

    Hola Contrapeso.info

    Estoy por iniciar un curso titulado "comunicacion politica y mercadotecnia electoral", las notas de Eduardo Garcia Gaspar sobre el particular son de mucha ayuda para mi. Gracias por apoyar a los pobladores de esta aldea





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras