Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
México y España
Eduardo García Gaspar
31 enero 2002
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


¿Cuál cultura era superior en los tiempos de la conquista europea en América, la cultura azteca o la cultura española?

En mi experiencia ésa es una pregunta que produce fuertes emociones entre caso todos a quienes se la he hecho.

La mayoría responde que la azteca y esa respuesta es más marcada en el sur del país que en el norte.

No, no es ninguna investigación formal, sino un recuento de lo que me ha sucedido cada vez que la hago. Es casi un signo de la cultura mexicana el odio al español, incubado en las escuelas primarias desde la Revolución para acá y con antecedentes que se remontan a la Independencia.

Es muy similar a otro rasgo mexicano, el del odio a los Estados Unidos.

Permítame, por el momento, proponerle que uno de los variados rasgos de la forma de ser de los mexicanos es el odio hacia España y hacia los norteamericanos. Y si odio es una palabra muy fuerte, podemos sustituirla por otra algo más suave.

Pero el hecho es ése, vemos a esos dos países como enemigos. Los acusamos de saquearnos, de robarnos, de explotarnos y de otras cosas, incluso de desviar huracanes para que lloviera en EEUU y no en México.

Los criticamos, los acusamos, los señalamos como causas de nuestras desdichas. No es poco frecuente encontrarnos con libros, artículos en revistas y editoriales en periódicos en los que la idea central sea el señalar a esos enemigos.

Se acude a la historia, reciente y pasada, para sustentar esa animadversión hacia los dos países. Se citan con certeza hechos reales, pero también se acude a especulaciones gratuitas. Este terreno de ideas es muy fértil para dar una segunda opinión. Allí va.

Cuando en una sociedad, como la nuestra, se tiene ese resentimiento hacia otros países por lo que ellos hicieron en el pasado, eso es un indicativo muy interesante de la forma de ser de la sociedad. Y esa forma de ser tiene dos facetas a examinar.

Primero, es una sociedad que mira más al pasado que al futuro. Y, mucho me temo, ese rasgo contribuye a lograr menos bienestar del posible. Es una consecuencia lógica que quien se preocupa más sobre el pasado logre menos en el futuro.

La tendencia será a culpar de los fracasos presentes al pasado, sin que haya mucho más que hacer que conformarse con la vida.

Segundo, una sociedad que busca enemigos se torna una sociedad irresponsable. De todos sus fracasos culpará a sus enemigos y eso crea un sentido de irresponsabilidad conformista. Si el que determina mis éxitos es mi enemigo, eso me coloca en sus manos y yo ya no tengo nada que hacer.

Una sociedad en la que predomine ese sentimiento tenderá a progresar a tasas más lentas.

En fin, a lo que voy es a proponer una idea, la de que más nos conviene voltear la mira, dejar de ver hacia el pasado y volver la cabeza hacia el futuro. Suena bien la idea ésta y supongo que casi todas las personas estén de acuerdo con ella.

Pero esta idea tienen dos consecuencias que ya no son tan sencillas de realizar. Una, replantear nuestra herencia histórica y reconocer que México es el producto conjunto de las culturas indígenas y de España, que somos tan españoles como indígenas, y que a ambas culturas debemos respeto y amor.

Uno de los signos de este replanteamiento, entre muchos otros, sería la erección de algunas estatuas y monumentos a Hernán Cortés, a Cristóbal Colón y a algún otro.

Otra, replantear nuestra relación con los EEUU y aceptar lo obvio, es nuestro vecino y debe ser nuestro aliado. No importa lo sucedido antes en la historia porque ya nada hay que hacer, y ver hacia el futuro entendiendo que no tenemos mucho más que hacer.

Uno de los signos de este replanteamiento se hubiera dado hace meses, con una declaración mexicana de total apoyo a EEUU contra el terrorismo, y ponernos al mismo nivel que Tony Blair.

Repito, no me imagino que esas cosas sucedan. Nos gusta más andar viendo el pasado y culpando a otros, que ver hacia el futuro y ser nosotros los responsables. Pero la esperanza no se pierde, jamás.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras