Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Miles de Años en un Mes
Eduardo García Gaspar
21 agosto 2002
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Las cuestiones de gobierno son cosas de sentido común, lo mismo que en el resto de nuestras vidas.

El problema es que los gobiernos son comunes, pero no tienen sentido, y por eso es que hacen cosas que son verdaderamente errores de niño muy bruto en primero de primaria.

Déjeme darle unos datos muy sencillos.

En estas cuestiones de los cambios en el pago de los impuestos que recientemente se han dado, yo en lo personal he dedicado, contadas, 20 horas, sin considerar las de mi esposa que me ha ayudado y las del contador. No soy un causante grande, sino simplemente promedio.

El dato que quiero que recuerde es el de esas 20 horas. El otro dato que quiero que usted vea es el del estimado de un millón de personas en México ocupadas en estos mismos menesteres, el del pago de impuestos en agosto.

Ese millón de personas es un cálculo conservador y representa sólo el uno por ciento de la población mexicana destinando tiempo a esos nuevos trámites que nos exigen nuestras autoridades. Por simple multiplicación, tenemos una cifra conservadora de veinte millones de horas que en México se han dedicado a esos trámites.

Usemos, usted y yo esa cifra y veamos lo que ella significa en sus dimensiones totales. Veinte millones de horas-hombre es igual a más de ochocientos mil días, lo que equivale a casi dos mil trescientos años.

Es decir, si usted hubiera encargado esos trámites a una sola persona en el año del nacimiento de Cristo aún le faltarían unos doscientos ochenta años para terminar. Y eso es trabajando las 24 horas del día y los fines de semana, sin vacaciones.

Tomemos a una empresa de 100 empleados, cada uno de ellos trabajando ocho horas diarias durante 260 días. Eso nos da 26 mil días de trabajo, o sea, más de 200 mil horas-hombre al año.

Si dividimos eso entre los 20 millones de horas dedicadas a atender los trámites requeridos por la autoridad, eso quiere decir que Hacienda ha pedido para sí el equivalente del trabajo de casi 100 empresas cada una con 100 trabajadores durante un año entero.

Y eso sólo para pagar los impuestos en uno de los meses del año. Con doce pagos anuales de impuestos, más aclaraciones, correcciones y demás, usted se puede imaginar la cifra de horas-hombre dedicada a satisfacer los trámites que el gobierno pide.

La palabra estupidez se queda corta para describir este fenómeno. ¿Por qué sucede esto?

No lo sé exactamente. Una explicación podría ser la completa estulticia de quienes crean los impuestos y sus sistemas de pago. No es una explicación que puede descartarse fácilmente. De hecho puede ser la más satisfactoria de las explicaciones.

Otra razón por la que eso sucede puede ser la del síndrome conocido ampliamente: ninguno de quienes hacen esos trámites ha trabajado en una empresa. No saben lo que es producir, fabricar, dar servicio, cobrar a clientes, pagar a proveedores, pagar nóminas.

Suponen que eso es sencillo y que cualquiera lo puede hacer, que las empresas y persona aguantan todo. Otra causa por la que los burócratas hacen estas tonterías puede ser la de ignorar el significado de palabras como productividad, trabajo, eficiencia, calidad, tiempo, dinero, sumar, restar, arriba, abajo, reloj y otras que desde primaria aprendemos la gente que trabajamos.

Ahora vayamos a la solución real de esto y que puede ser el establecimiento de un impuesto parejo, igual para todos, en porcentaje sobre los ingresos, sin deducciones. La forma para pagar este impuesto puede tener dos renglones, el de ingresos totales y el del impuesto a pagar, digamos cinco por ciento. Y ya.

Así liberamos tiempo de los mexicanos para trabajar y de seguro acabamos con más impuestos cobrados. El problema de esta buena solución es el de dejar sin trabajo a unos pocos burócratas, diputados y senadores, quienes dejarán de tener una razón para existir y cobrar sus sueldos.

Pero sin duda esto es mejor que desperdiciar el tiempo de cien empresas con cien empleados cada una durante un año… y eso solo para pagar los impuestos en agosto.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Miles de Años en un Mes”
  1. Contrapeso » Tiempo Desperdiciado




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras