Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Secretos empresariales
Eduardo García Gaspar
23 mayo 2002
Sección: Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No pretendo tener la verdad revelada, pero sí algunas pistas sobre lo que hace a una empresa exitosa… para lo que antes que nada debo definir qué demonios es el éxito. De manera muy sencilla, él es la sobrevivencia de la empresa en el largo plazo, muy largo plazo. Si ella se mantiene viva, en un mercado libre, es que está haciendo bien las cosas.

El sobrevivir en un mercado no libre es más obra de la artificialidad. Después de más de treinta años de tratar como una buena cantidad de empresas de todos tipos, aquí y en otros países, allí va una segunda opinión sobre los secretos empresariales que son clave para el éxito consistente de una empresa. Uno de los más importantes secretos es el buen manejo de sus finanzas, yo diría una administración conservadora de sus recursos.

En otras áreas se pueden tomar riesgos grandes, pero no en este campo. Esto es decir no al endeudamiento grande y no a las presiones de resultados inmediatos de los accionistas, sean fondos de inversión o accionistas individuales. El manejo conservador de las finanzas da independencia a la empresa y esa independencia es otra clave del éxito. También es un no a los gastos fastuosos y a los innecesarios e improductivos: no a los carros lujosos de ejecutivos, no a las oficinas de lujo oriental, no a los viajes dispendiosos. Otra clave del éxito es el respeto a la moral y a la ética.

Esos principios son las guías ya escritas de comportamiento, que dicen que la empresa no debe mentir, no debe lastimar a nadie… en el fondo son los Diez Mandamientos. Los beneficios económicos de la moral son impresionantes. Una tercera clave son las virtudes y el respeto a ellas. Pongo como ejemplo a la humildad y su extraordinario impacto positivo en las finanzas. Por otro lado, una empresa soberbia tendrá ejecutivos ciegos ante el medio ambiente, que se nieguen a aceptar la realidad y por ello caigan en errores graves de sus decisiones.

La soberbia es veneno puro para las empresas, especialmente para las exitosas que sienten que todos sus competidores son una bola de imbéciles y que ellos son los mejores del mundo… a la larga no lo serán. Las tres anteriores son las claves del éxito más esencial, pero hay unas pocas más, ya referidas a la forma de trabajar. Por ejemplo, el secreto empresarial de estar siempre pendientes del medio ambiente y lo que en él sucede para anticiparse a los competidores y tener mejores productos que ellos.

Esto es básico, especialmente en estos tiempos de cambio acelerado: el medio ambiente cambia a diario y es necesario tener la mente abierta para actuar antes que los demás. En otras palabras se trata de reconocer que siempre se está aprendiendo, para lo que se necesita ser humilde. Hay otra clave que es muy difícil de explicar. Al menos yo no he encontrado una regla exacta para explicarla. Se trata de tener una combinación entre la centralización y la descentralización.

Se debe ser lo suficientemente descentralizado para dejar que existan contribuciones individuales de quienes allí trabajan. Si a ellos se les quita la oportunidad de tener ideas, la empresa entera sufre la falta de aportaciones. Si a los empleados no se les tiene confianza, los costos suben por los gastos de supervisión que obligadamente se tienen. Pero se debe ser lo suficientemente centralizado como para crear una mentalidad común en las personas que allí trabajan, una especie de sentido de pertenencia basado en valores comunes que son compartidos para crear una filosofía que permita mover a la empresa con facilidad.

¡Por favor, no es una misión de empresa! Ellas por lo general sirven de muy poco. Se trata de una filosofía compartida que señala una dirección no errática. Hay otra clave que es la de permitir el "juego" con nuevas ideas, por alocadas que parezcan y que busquen innovaciones importantes.

Esto equivale a tolerancia y sentido de aventura, si se hace en escalas experimentales al principio. Burlarse de las nuevas ideas es equivalente a retrasarse. No es entrar con todos los huevos en la canasta de un negocio de oportunidad, sino experimentar con costos manejables ideas que otros no han tenido aún. Y, desde luego, cuando es posible, participar en proyectos comunitarios, como el otorgar becas, el financiar teatros, o lo que sea, sin lastimar las finanzas de la empresa.



No hay comentarios en “Secretos empresariales”
  1. Bere Dijo:

    te puede servir para la exposicion de tu clase





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras