Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tirar Dinero a la Basura
Eduardo García Gaspar
25 noviembre 2002
Sección: NEGOCIOS, Sección: Asuntos
Catalogado en:


En opinión de un español, México está desperdiciando capital de consideración por causa de una de nuestras obsesiones culturales. Y creo que tiene razón.

Todo empezó con una necesidad de contratación de personal para un puesto clave de una empresa española recién establecida en el país.

Esa empresa necesitaba una persona para un puesto clave y un amigo que es headhunter asumió la búsqueda de ella.

De los varios candidatos, el español expresó preferencia hacia el cincuentón que todos los involucrados locales daban por desechado debido a su edad. El español, por el contrario, lo prefirió y eso sorprendió a todos.

Lo interesante del caso no es la sorpresa, sino las razones del español.

Según él, quien está en los cincuenta tiene una cantidad acumulada de experiencia que vale mucho, especialmente si se le compara contra los jóvenes que tendrían unos diez años o algo más, si es que andan por los treinta.

Más aún, los cincuentones tienen visiones muy claras de lo que quieren, saben tratar a sus subordinados y causan menos política interna de empresa, además de ser menos inquietos para cambiar de trabajo.

Todos los cincuentones que nos enteramos de este caso, desde luego, nos sentimos muy bien al escuchar esas razones. Y un pequeño grupo de ellos nos pusimos a reflexionar sobre eso.

Uno de nosotros dijo que en su experiencia, los orientales son los que más valoran a los ejecutivos experimentados, con consejeros que fácilmente tienen 70 años. Les siguen los europeos con gente de unos 60 años en los puestos claves. Los americanos van después con gente que va de los 40 a los 50 años.

Y los mexicanos estamos en la parte más baja, con puestos claves ocupados por personas que van de los 30 a los 40 años.

Aunque lo anterior no es sino una simplificación, la verdad es que sí llama la obsesión mexicana con la juventud. Somos un país que se ha enorgullecido siempre al auto proclamarse “país joven” y desarrollar un culto abierto y descarado hacia los jóvenes.

Usted y todos hemos sido testigos de situaciones en las que la gente de Recursos Humanos expresa un sesgo descarado hacia los candidatos más jóvenes. El asunto es importante, pues existe una relación inversa entre edad y experiencia.

Si usted selecciona a personas de edades menores, obligadamente está haciendo de menos a la experiencia.

Ese español piensa exactamente lo contrario: por un sueldo similar al del joven ejecutivo en un puesto importante se puede tener el doble o más de experiencia.

En cuestiones de marketing el asunto tiene sus fuertes implicaciones. No sé de una función en la que tenga más impacto la experiencia que en éste. Hay un mundo de diferencia entre el joven ejecutivo y el maduro experimentado, especialmente en un campo tan lleno de subjetividad y colmillo.

La lección que el español nos dio es valiosa: seguramente el obsesivo culto mexicano a la juventud esté mandando a la guerra sin fusil a muchas personas, lo que es injusto para ellas.

Peor aún, la experiencia acumulada de esos cincuentones está siendo desaprovechada en la administración de las empresas mexicanas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras