Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Artículo Fregón
Eduardo García Gaspar
12 abril 2002
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


De seguro a usted le pasa, igual que a mí. Una misma palabra es entendida de manera totalmente diferente dependiendo de su contexto y entonación.

Esto no es nuevo, desde luego, pero resulta muy ilustrativo señalarlo junto con un verbo muy mexicano, que cambiaré por el de “fregar”, que es publicable y no produce escozor.

Sí, ese verbo tiene una infinidad de connotaciones, como las siguientes.

ALABANZA. Es la clásica calificación dada a una persona como alguien excelente y fuera de lo común, como en “el comandante es un gran fregón, ve cómo engañó a todos con su salida teatral de la cumbre de la ONU”. Se usa para distinguir a alguna persona que es digna de admiración por algún motivo.

MOLESTIA. Aquí la adaptación de la palabra la hace equivaler a fastidio e incomodidad mayúsculas, como en “y ese subcomandante allá escondido, lo único que hace es fregar a los demás”. O bien en “¡qué fregadera en verdad es trabajar con diputados de otros partidos!”

DUDA. En esto, el gran verbo se torna una expresión de sospecha, desconfianza, suspicacia y recelo, como en “oiga, comadre, y para qué fregados invitó el otro día a mi marido a comer”. También la frase siguiente es representativa de este significado, “¿y ahora qué fregados pasará con lo de Israel y Palestina?”.

ENEMISTAD. Su connotación es de clara animadversión hacia otras personas, como por ejemplo “aquí la cuestión es fregar la iniciativa de ley de ingresos y que no pase” o bien ” esos fregados diputados que cobran un friego y no hacen nada”. Nótese como en esta última frase la palabra “un friego” denota una gran cantidad, con lo que se demuestra la gran flexibilidad del verbo.

ENGAÑO. Se usa en la frase “ya fregué a los opositores con los votos de más y salí electo presidente del partido”. Significa eso, mentiras y fraudes intencionales, como en “ya fregué vendiendo el carro en el estado que está y a ese precio”.

IGNORANCIA. Es común esta connotación en frases como “no sé como fregados pudieron perder los idiotas de la selección de fútbol”. Su uso en este sentido revela una posición de desconocimiento y falta de entendimiento de alguna situación a la que se califica de inexplicable. Por ejemplo en “no entiendo a qué fregados van nuestros diputados a Cuba”.

DESINTERES. Aquí ese famoso verbo se usa para expresar falta de preocupación, como en la frase “me interesa una fregada lo que dice Castro de mí”. O también en la frase “lo que diga mi vieja me vale una fregada, hoy llego tarde”.

DESILUSION. La riqueza del verbo muestra aquí significados de desengaño, fiasco, chasco y decepción, como en “después de más de un año de gobierno y no ha hecho una fregada que valga la pena”. O como en “por más que hacen su fregado esfuerzo, la criminalidad sigue igual o peor” y en “fue una fregadera lo que hicieron con las tarifas de luz”.

DISFRUTE. Bajo este significado el verbo fregar adquiere connotaciones de extrema alegría y regocijo, por ejemplo en “¡qué fregón estuvo lo que dije en la Cumbre, todos se pusieron a hablar de mí!”. O bien en la frase “compadre que fregona es su vieja, lo que ella cocinó estuvo delicioso, y no como las porquerías que hace mi vieja”.

TRIUNFO. Aquí el verbo se usa para demostrar connotaciones de victoria, éxito y laureles ganados y merecidos, como en “eso de los Tomateros fue una fregadera fuera de serie”. O bien en, “ya fregué con la licitación de la obra y todo por el arreglo al que llegué con mi compadre”.

ESFUERZO. La riqueza en significados también lleva a expresar sentimientos de trabajos y faenas arduas, como en “hay que fregarse hacer una labor muy fregona si queremos que baje la criminalidad”, o bien “hay que fregarse todos los días para mantener la popularidad que el puesto me demanda”.

COLERA. Este sentimiento está magistralmente expresado en la frase “¡y cómo fregados se atreve un fregado editorialista a escribir estas fregaderas!”.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras