Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Oasis de Sentido Común
Eduardo García Gaspar
23 agosto 2002
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No es frecuente, pero sucede que allá de vez en cuando, que se encuentra uno con casos de independencia de pensamiento y de sentido común.

Eso me sucedió en el caso de la Universidad Francisco Marroquín, en Guatemala. Ni usted ni yo habíamos oído hablar de esa institución privada… y quiero compartir con usted algunas de sus ideas.

Digo, para hablar de originalidad, imaginación y talento…. que tanto nos faltan por acá.

Uno de sus puntos dice que la universidad

“pondrá énfasis en la buena formación teórica para asegurar una mayor efectividad práctica. Es un error pensar que la forma más adecuada de lograr la eficacia profesional consiste en hacer de lado la teoría y concentrar los esfuerzos en la enseñanza de técnicas específicas.

“Teoría y práctica son dos aspectos de la misma realidad: la acción humana, y se complementan en vez de estar en conflicto. Quien sabe hacer algo y no sabe por qué lo hace está en desventaja respecto de quien sí sabe por qué hace lo que hace. El primero no posee la teoría pertinente; el segundo sí”.

Otro de los textos de la Marroquín, establece que

“uno de los resultados más importantes de la educación es que quienes se educan o, lo que es lo mismo, quienes logran desarrollar sus capacidades racionales positivas, son tolerantes de las ideas y de los derechos de los demás.

“Se sugiere que la violencia en el mundo contemporáneo es, al menos en parte, resultado de la intolerancia y, por consiguiente, una señal inequívoca del fracaso universal de la educación en el logro de su más básica finalidad. También se afirma que el rechazo irreflexivo de algunos de los valores fundamentales de nuestra civilización es parte de la misma crisis cultural de nuestro tiempo”.

Y continúa esa idea, diciendo que

“si, como hemos apuntado, la crisis de la razón en nuestro tiempo es resultado de una educación defectuosa, la forma más efectiva de hacerle frente a la crisis es ofrecer una mejor educación superior. Los jóvenes necesitan orientación para que su entusiasmo y su vigor sean benéficos para ellos mismos y para la sociedad.

“Es, pues, urgente hacer ver a la juventud que la búsqueda de su propio perfeccionamiento es lo único que está bajo su control efectivo y que dicha búsqueda no puede menos que redundar en beneficio propio y de los demás”.

Donde brilla aún más esta universidad es al decir que

“el creer que a las Universidades compete preocuparse por la solución de los problemas sociales descansa sobre dos ideas equivocadas:

a) que la misión de las Universidades es, al menos en parte, política;

b) que las Universidades son centros de servicio social… (la politización de las universidades) obstaculiza la docencia y la investigación, que son las actividades universitarias que redundan en beneficio colectivo”.

¿Cree usted que las universidades sean instituciones de servicio social? Si usted lo cree así, vea lo que dice esta universidad:

“la eficacia social o el servicio social efectivo de las Universidades depende de la calidad de la docencia y de la investigación que en ellas se realicen y esa calidad se ve disminuida cuando las Universidades se organizan y funcionan tomando como modelo lo que debe ser un centro de servicio social”.

Le digo, para hablar así, con esa claridad se necesita tener una mente racional, pero sobre todo una mente independiente que no cede a presiones ni a modas.

J. S. Mill hace muchas décadas nos previno de la posibilidad del aplastamiento de la individualidad por parte de la opinión mayoritaria que considera a ciertas ideas como valores ciertos no sujetos a discusión.

No creo que muchos tengan los pantalones para decir que ver a las universidades como instituciones de servicio social es erróneo. Igualmente, hay que aplaudir la independencia para sostener que la politización universitaria es un error y que ella no debe entrometerse en esas cuestiones.

Bueno, pues no sé si a usted le pasa, pero cuando descubro algo que me entusiasma siento una necesidad irrefrenable de compartirlo con los demás.

Y en un medio ambiente intelectual tan lleno de modas y conceptos vacíos que ignoran la razón, esa universidad me parece un oasis de sentido común, y su antecedente más valioso la libertad unida a la pasión por la razón.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras