Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Ser Humano
Eduardo García Gaspar
27 mayo 2002
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


En mis clases, que están dirigidas a estudiantes universitarios de muy diversas carreras, trato de darles un pequeño barniz de conocimientos mínimos necesarios sobre la vida en sociedad.

Tomando como eje a la historia mexicana, especialmente la reciente, analizamos fenómenos económicos y políticos con fuerte énfasis en principios y criterios que les serán de ayuda para entender mejor el mundo que les rodea.

El propósito del curso es muy loable a mi entender. El estudiante universitario ha seleccionado ya una especialidad de estudio y decidido convertirse en abogado, ingeniero civil, químico o lo que sea.

Esa decisión implica varios riesgos, pero me ocuparé de uno solo en esta segundo opinión, el riesgo de perder la perspectiva del mundo. Me explico.

Cuando un estudiante no sale de la parte del mundo que es su especialidad, su vida se reduce a una pequeña porción de la existencia.

Una persona de Marketing, por ejemplo, corre el riesgo de saber todo de investigación de mercados, de agencias de publicidad y de áreas relacionadas con su especialidad.

Y él corre el riesgo de olvidarse del resto del mundo, incluso de la ética, de la política, de la cultura, de muchas otras áreas humanas… para terminar siendo un ser humano incompleto, inteligente en su área y bobo en el resto de los campos.

Sin interesarse en la política, sin exponerse al arte, sin saber de historia, sin leer sobre los sucesos mundiales, esos estudiantes y especialistas acaban siendo víctimas de su ignorancia, expertos en su especialidad e ingenuos en la sabiduría del mundo.

Pueden calcular una fórmula estadística, pero ignoran las más elementales reglas de sentido común. Cualquiera les toma el pelo, engañándolos con mentiras políticas y falsos razonamientos económicos.

Pueden resolver una ecuación, pero ignoran cómo funciona la sociedad.

Un ser humano que no goza siquiera un poco del arte, que no tiene mínimos conocimientos de historia, que no lee nada más allá que los best-sellers momentáneos, que hace a un lado el periódico, que ignora siquiera los principales sucesos mundiales, no es un ser humanos completo y difícilmente será un gran contribuyente a la sociedad en la que vive.

Ese ser humano incompleto será fácil víctima de políticos populistas, de defraudadores morales y de malvivientes que promueven las más idiotas ideas.

Porque todo es una cuestión de ideas a mi entender. Lo que nos caracteriza como humanos es el tener ideas, que es en realidad todo lo que hacemos en el fondo.

Y un ser humano sin ideas es una persona incompleta. La vida no puede ser simplemente el pequeño mundo de nuestra profesión y trabajo. Tenemos que abrirnos a lo que nos rodea y entenderlo, aunque en ello no seamos expertos.

Unas pocas ideas bastan para comprender al mundo que nos rodea y que sobre nosotros ejerce una influencia absoluta.

Suceden muchas más cosas fuera de nuestro mundo profesional que dentro de él. Estamos más influidos por lo que sucede en el medio ambiente que nos rodea que por los sucesos de nuestra especialidad.

Y tenemos la obligación esencial humana de echar un ojo a ese mundo fuera de nuestra especialidad… para gozar con un buen libro, para admirar una pintura, para criticar una postura gubernamental.

Porque en el fondo, quienes se limitan a vivir dentro de su esfera profesional son muy egoístas y terminan siendo veletas ante sucesos que no entienden ni quieren comprender.

En mis clases, no tengo panorama más triste que el de los alumnos que, siendo jóvenes, tienen mentalidades ancianas y renuncian a la curiosidad de entender lo que sucede a nuestro alrededor.

Son jóvenes de edad y seniles en su mente. No quieren ni les interesa nada fuera de su especialidad. Buscan simplificarse la vida a extremos que son mera ignorancia disfrazada de decisiones racionales.

En cambio, nada causa tanto gusto como el estudiante que tiene la reacción opuesta y descubre al mundo fuera de su pequeña esfera profesional.

Ese alumno es distinguido por uno de los rasgos humanos más esenciales, la curiosidad… especialmente cuando descubre que las ideas que él cree modernas ya tienen siglos de hacer sido desarrolladas. Este alumnos seguramente será un ser humano completo… el otro no.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras