Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ya Nos Avisaron
Eduardo García Gaspar
30 mayo 2002
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Cuando dentro de unos años, si sucede, nos demos cuenta de la oportunidad que hemos perdido con el cambio democrático de este país, no vamos a poder alegar que no lo sabíamos.

Lo hemos escuchado hasta el cansancio por parte de personas como Felipe González, de España, en una visita reciente.

Pero también lo oímos hace un mes o poco más de boca de Miguel Mancera, el que fue gobernador del Banco de México.

Lo que dijo Mancera fue bastante claro y de mucho sentido común. En pocas palabras, lo que México debe cuidar son dos cosas esenciales.

Una es la de las finanzas públicas y la otra es la de las reformas de fondo. Si hacemos eso, creo, casi tenemos el éxito nacional garantizado en el mediano plazo… aunque en lo personal me gustaría añadir explícitamente a la seguridad.

La tesis de Mancera, que si no recuerdo mal fue reportada a finales de abril, es un aviso serio y hasta desesperado: si seguimos dándole largas a las reformas y cambios de fondo en el país, vamos a sufrir consecuencias graves.

Puedo anticipar un resultado claro, la desigualdad del ingreso podrá agravarse y la miseria también.

Esas reformas o grandes cambios a realizar se concentran en áreas muy determinadas. Una de ellas es la de los aspectos laborales, con la meta de tener una legislación laboral nueva, más flexible que beneficie más a la población y menos a los sindicatos.

El enemigo de esa reforma es el grupo de sindicatos y personas que derivan su poder de esa legislación, pues sin ella su forma de vida desaparece. Una legislación nacida del proteccionismo industrial sencillamente no opera en la época de la libertad de comercio y es un freno a la solución de la pobreza.

Lo mismo para la reforma de los energéticos, cuyo principal enemigo es el principal actual dueño de esa industria, su sindicato, más el resto de las personas que de esa estructura derivan su poder.

Estos enemigos lucharán con todas sus armas, todas, antes de aceptar esa reforma, aunque en ello vaya el futuro del país. Estas reformas, además, no son nuevos temas, llevan al menos diez años de ir y venir en las discusiones públicas.

Y, efectivamente, no podremos decir que no nos avisaron de las consecuencias en caso de no realizar esas reformas. Igualmente, no podremos clamar ignorancia en caso de descuidar las finanzas públicas, que deben estar bajo férrea disciplina, pues de lo contrario sucedería lo mismo que en Argentina ahora o lo de 1982 en México.

Claro, en estas reformas estaremos corriendo un grave riesgo. Si las reformas se hacen para dar gusto a todos, entonces no se dará gusto a nadie y posiblemente terminaremos con engendros legales peores que los anteriores.

El criterio sustancial de esas reformas es el de claridad, sencillez y estabilidad de posturas flexibles y abiertas de inversión, lo que en una palabra se traduce como seguridad. En esto también Mancera nos previno.

Las reformas deben dar flexibilidades de acción y citó el caso de las legislaciones laborales de otros países. En Europa la flexibilidad laboral es mínima y tienen un desempleo mayor que en los Estados Unidos, donde la flexibilidad de la legislación laboral es más grande.

Nosotros, en México, creo, seguimos pensando que leyes que dan protección al trabajador, como la de un alto costo por despido para protegerlo, cuando la realidad es que causan un mayor desempleo. Visto de otra manera, se necesita cierto refinamiento intelectual para conocer lo que no se ve de las medidas legales.

Los efectos visibles de leyes demasiado protectoras del trabajo son fáciles de percibir. Usted ve un cheque con una gran cantidad de dinero en cada despido…. pero requiera una mente más conocedora el ver que ese gran despido ha elevado en alguna proporción el desempleo.

En Economía hay cosas que se ven y cosas que no se ven. Los buenos gobernantes son los que pueden pensar en ambas…. lo que dijo F. Bastiat en el siglo XIX… otro de los que nos ha avisado con anticipación.

En fin, esta segunda opinión es sencilla. Sobre aviso no hay engaño.

Sabemos lo que está en riesgo, conocemos lo que tenemos que hacer y si no lo hacemos bien, no vamos a poder usar la excusa de siempre, culpar a otros de nuestras propias fallas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras