Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Comienza a Surgir
Eduardo García Gaspar
26 agosto 2003
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Detrás de casi todo suceso hay cosas notables. Hay una frase que explica bien eso.

Dice que las mentes pequeñas de preocupan por conocer a las personas y a los sucesos, pero las mentes grandes se ocupan de las ideas que explican a esas personas y a esos sucesos.

Tomemos el ejemplo reciente más obvio, eso del guardaespaldas de Lucero y las declaraciones de la cantante.

Uno se puede quedar al nivel del comentario de esos sucesos: la pistola, los golpes, el enojo, las declaraciones, el otro guardaespaldas que daba patadas, y las demás cosas que pasaron y se dijeron. Pero también uno puede ir algo más a fondo e intentar ver qué está pasando por debajo de todo eso.

Es decir, intentar explicar y no solamente ver. Me parece que el asunto central es bastante más que lo que un guardaespaldas debe o no debe hacer.

El asunto es, literalmente, el papel de los medios al menos en los terrenos de las celebridades artísticas. No es un asunto nuevo. Tuvo su gran relevancia en la muerte de Lady Di, con los paparazzi jugando el papel de causantes según varios.

No hace mucho Ewan McGregor, el de Moulin Rouge, recibió una pregunta de una reportera de cine, cuestionando sobre su posible relación íntima con su compañera de esa película, Nicole Kidman. Encrespado, McGregor respondió que eso significaba un acto de infidelidad hacia su esposa en la vida real y que era una pregunta indeseable.

No, lo de Lucero, no es un caso aislado de reacción negativa hacia los medios de la farándula. Los hay en muchas partes, incluso con demandas legales. Y esto es lo importante de ese suceso del guardaespaldas que hizo lo que no debía.

Entremos, pues, a ese terreno de los medios de comunicación para tratar de entender lo que está pasando. Nuestro primer paso es el reconocer que los medios tienen la función de llevar conocimiento de un sitio a otro.

Eso es lo que venden, eso es lo que se espera de ellos. Son los medios una especie de representante de las personas comunes, un tipo de testigos que reportan lo que ha pasado a quien tiene deseos de saberlo.

No importa si se trata de asuntos políticos vitales o de banales cuestiones del espectáculo, los medios son literalmente transportadores de información no muy diferentes en esencia a un barco de carga o a la carreta de un campesino.

Vayamos ahora a lo que transportan los medios y que claramente es información de muy diversos tipos, según su especialidad. Hay medios especializados en sucesos políticos, otros en sucesos artísticos, otros en arte. Hay cientos de áreas posibles de especialización, como la de las publicaciones que tratan de computadoras. Me estoy refiriendo sólo a cuestiones de información noticiosa.

Y dentro de esas áreas hay enfoques diferentes, pues se puede tener un medio que critica profesionalmente películas y otro que sobre el mismo tema lleva información sobre los romances de los artistas.

De todos ellos, las personas consumidoras de información seleccionan los que les satisfagan más.

Hasta aquí no hay problemas serios, los que sí surgen cuando los medios pasan la muy fina línea de su desempeño como observadores e intencionalmente intentan crear sucesos. Lo que estoy defendiendo es la idea de los medios como observadores de los sucesos y no como creadores de noticias.

No propongo su pasividad, sino su misión de llevar información que no ha sido creada por ellos.

De hecho deben ser medios activos, investigadores de la verdad, pero no creadores de sucesos. Esto manda al terreno de lo indebido, por ejemplo, preguntas como la que le hicieron a McGregor, que es algo que los medios deben comprender por sí mismos en sus propias decisiones.

Las cosas, desde luego, se complican por una realidad: la soberbia de muchos medios y reporteros.

En fin, mi punto en esta segunda opinión es sencillo. Se está dando entre muchas personas una reacción ante lo que ellas juzgan una actuación irresponsable de los medios, especialmente los dedicados a los temas de los artistas… definiendo irresponsabilidad como la creación deliberada de noticias por parte de esos medios y, mucho me temo, la exageración de las notas.

Un tema complicado, pero que comienza a salir con lo de Lucero y, más aún, con los escándalos de CNN, The New York Times, BBC y otros más.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras