Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Error de Los Noticieros
Eduardo García Gaspar
9 mayo 2003
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Los medios noticiosos en televisión están cometiendo un serio error en el tratamiento de los sucesos que reportan, Y ese error tiene consecuencias negativas en el país.

Es un descuido grave y, peor aún, no creo que se hayan dado cuenta de ello. El error puede ser definido como la equivocación en la selección de la noticia prefiriendo la forma al fondo.

El siguiente es un ejemplo de la falta de sentido de los noticieros televisivos. No hace mucho en uno de ellos, se dedicó una gran cantidad de tiempo a reportar el conflicto que tienen dos políticos muy conocidos.

Sus nombres no importan porque la situación que viven tampoco importa. Aún así, el noticiero dedicó un gran tiempo a reportar ese trance entre ambos: lo que uno dijo del otro, lo que el otro le contestó, lo que a su vez el primero reportó.

Había en esa nota televisiva verdadero morbo e ignorancia. El error de esos medios es claro.

Lo que logran es hacer importante lo que es irrelevante, dar tiempo de aire a lo que no tiene efectos. Y, la consecuencia de esto es lógica: los noticieros se olvidan de lo que es en verdad importante.

Otro ejemplo, un reportaje de otro de esos noticieros en el que el conductor dedicó tiempo a pasearse por uno de los palacios de Sadam dando sus impresiones sobre los materiales de construcción. Nada del análisis de ese conflicto, de sus causas, de sus efectos, porque era más importante ver el mármol de una de las paredes.

Neto, neto, tenemos que los noticieros están cometiendo una equivocación seria, que es el dar la prioridad alta a la noticia de baja importancia, lo que ocasiona el olvido de lo que en realidad es serio para el futuro del país.

Por ejemplo, en esos noticieros usted verá con lujo de detalles la última confrontación de López Obrador, la manifestación que bloquea una calle en el DF y cosas por el estilo, como la decoración de las bases de los excusados de Sadam, pero no va a ver nada que reporte temas como la aprobación de leyes de patentes medicinales, de reforma fiscal, de presupuesto federal.

En la televisión, sus noticieros han reemplazado a lo importante con lo banal, a lo profundo con lo superficial. Creo que eso es fácilmente demostrable en cualquiera de sus ediciones.

Una vez establecido eso, suena razonable tratar de explicar las razones de ese error de los noticieros. Debe haber muchas, pero lo que me atrevo a sugerir es lo siguiente como principal causa.

Los noticieros de televisión están hechos por personas que en su mayoría tienen un horizonte muy limitado en sus mentes y creen que el resto de la población tiene esas mismas limitaciones.

Si, por lo que se ve, no saben de política ni de economía, pero tienen que reportar de política y de economía, lo lógico es que lo hagan mal.

Imagine usted a alguien que reporta una discusión sobre la ley de patentes de medicinas, pero que no sabe de leyes, ni de patentes, ni de medicinas. Lo que esa persona va a reportar será sólo lo que ella entiende, y como no sabe de esas cosas, va a reportar sólo lo que comprende, que serán las peleas, los conflictos y similares.

Reportará la forma, pero no el fondo. Un recordatorio maternal de un legislador a otro recibirá más atención que el tema profundo que sí la merece.

La consecuencia funesta de esto es una opinión pública alimentada por lo superficial y lo banal, a quien no se ofrece el punto importante. Es un enfoque noticioso al estilo de las telenovelas.

Véalo usted para convencerse. La televisión ofrece ese triste espectáculo todos los días casi todas horas. También, ese error de los noticieros alimenta el conflicto entre los poderes, que se paralizan en ataques mutuos, pues los medios es eso lo que reportan, los ataques entre sí y no los asuntos de fondo.

Desde luego debe haber otras explicaciones, pero insisto en la mía.

Cuando el reportero y el conductor no saben del asunto que reportan necesariamente van a reportar lo que sí entienden y eso que únicamente comprenden es la superficie del evento, es decir, el conflicto, el insulto, el rechazo, el recordatorio maternal y todo eso que no tiene real importancia.

El tiempo remediará esto, cuando las siguientes generaciones saquen a los viejos que hoy dominan a los noticieros de televisión.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras