Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Pequeño Cristal Que Engaña
Eduardo García Gaspar
6 febrero 2003
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Uno de los más grandes deberes de las personas es el intentar, al menos, ver los dos lados de la historia. Sí, escuchar, entender y ver la realidad.

Ya no le hablo de los medios de comunicación como instituciones con esa obligación como la más alta de todas. El problema es que en la realidad no sucede tantas veces como quisiéramos esa búsqueda de la verdad.

Un ejemplo de esto lo citó el Wall Street Journal la semana pasada haciendo referencia al voto del parlamento británico en la cuestión de Irak. La cosa estuvo así según ese periódico.

Primero, los medios reportaron a la votación inglesa como un revés para Blair. Por ejemplo, Reuters dijo que Blair sufre una revuelta en la cuestión de Irak, CNN reportó casi las mismas palabras, “Blair sufre gran revés sobre Irak”.

Otros diarios ingleses dieron más o menos la misma versión y el resto del mundo debió haberse llevado el mismo sentido dado a la noticia: el gobierno inglés no apoya a Blair en su política hacia Irak.

Pero, y éste es un gran pero, la realidad de lo sucedido en el parlamento británico no fue eso. De hecho los legisladores ingleses votaron a favor de la política de Blair 434 a 24 votos.

Esa clara votación a favor apoyó la noción de que Irak debe reconocer que ésta es la última oportunidad para desarmarse. Más aún, se votó sobre la propuesta de que no existe evidencia que justifique la acción militar y esa medida fue derrotada 393 contra 199 votos. Vayamos a los porcentajes.

En la primera propuesta se votó a favor de Blair con un 78 por ciento de apoyo. Y en la segunda, el voto a favor de Blair fue de 66 por ciento.

Ahora usted dice si lo que reportaron los medios es cierto o ellos le dieron otro giro a la realidad. Como referencia, dice el Wall Street, el congreso americano pasó la resolución de octubre del año pasado en el asunto de la guerra contra Irak, la votación de los senadores fue 77 por ciento favorable a Bush y la de los diputados fue de 69 por ciento en sentido favorable.

Nadie reportó que Bush había sufrido un revés en las votaciones de su congreso.

La lección es bastante clara. El lector juega un papel importante en la asimilación de las noticias y debe ponerle su dosis de escepticismo a lo que escucha y lee. Pongo un ejemplo más cercano.

En una plática reciente, con algunas personas a las que yo desconocía, una de ellas se manifestó totalmente contra la guerra de Irak.

Para justificar esa posición, esa persona dijo que si había guerra lo que los norteamericanos harían sería reclutar mexicanos para ir a pelear al desierto y que sus hijos podrían morir. Aunque se le explicó que sería muy difícil que la policía americana entrara a territorio nacional a llevarse por la fuerza a ciudadanos mexicanos, la persona mencionó que ella creía que sí era posible eso.

La falla es la misma en esta persona y en los medios que reportaron de manera distorsionada la información del parlamento británico. Ninguno vio la realidad.

Eso le puede pasar a cualquiera, porque después de todo somos humanos. Pero puede haber otro problema, mucho más serio, que es el de negarse a ver la realidad y sostenerse en una posición artificial y fantasiosa.

Y es que todos tenemos un pequeño gran cristal delante de nuestros ojos, el que nos hace ver lo que queremos ver y rechazar lo que no nos gusta.

Otro ejemplo de esto. En los Estados Unidos, varios hijos de soldados americanos han sido asediados por sus profesores, mencionando que sus padres están haciendo cosas inmorales al prestar sus servicios en el ejército americano.

La noticia no ha recibido difusión a pesar de tratarse de un hostigamiento severo a niños indefensos. En fin, los lectores debemos hacer nuestros propios ejercicios y sacar nuestras propias conclusiones, incluso a pesar de estar en contra de las ideas que más arrastran a las personas.

Cada noticia, cada comentario, incluyendo éste, no deben estar exentos de un buen baño de escepticismo por parte de los lectores. Nadie, excepto Dios, posee la verdad absoluta.

En casi todas las opiniones existe alguna dosis de verdad. La gracia de todo el asunto está en descubrir las opiniones que tienen más sentido, más razonamiento y mayores pruebas reales, como esos porcentajes del parlamento inglés.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras