Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Encuestas de Risa
Eduardo García Gaspar
6 octubre 2003
Sección: EDUCACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Tengo amigos economistas que se ríen de la ignorancia de quienes toman decisiones de política económica desafiando el más mínimo de los sentidos comunes.

También tengo amigos que saben de investigaciones de mercado y que se ríen de las encuestas que hacen algunos medios noticiosos.

Sí, esas encuestas de los noticieros que piden que el público llame para decir sí o no ante una cierta pregunta,

En palabras llanas y directas, esas encuestas sirven para nada. No tienen sentido, ni aplicabilidad y sus resultados son ficción pura.

Hay una razón poderosa para asegurar eso y es la falta de representatividad de las llamadas recibidas para opinar. Esas llamadas sólo pueden venir de las personas que oyen o escuchan el programa específico, una parte de la población que por definición no es representativo de nada más que de ellos mismos.

Peor aún, los que llaman para contestar la encuesta no son iguales a los que no llaman. Los que llaman son diferentes precisamente por eso, por realizar el esfuerzo de llamar y poder hacerlo.

Posiblemente tengan interés personal en el tema de la encuesta y, además, estén en una posición física en la que esa llamada pueda realizarse. Le digo, los resultados no pueden representar a nada, ni es posible proyectarlos a ninguna población.

Este es un error serio, tanto, que los resultados de esas encuestas son absolutamente inútiles.

Aunque sí puedan ser aceptados como una curiosidad, pero nada más allá de eso. La cosa empeora porque la redacción de las preguntas es de tan baja calidad que causa sesgos imposibles de evitar. Muchas de las preguntas que he escuchado están mal hechas, tan mal hechas que si un alumno mío las hiciera igual, yo lo reprobaría por tonto.

Por ejemplo, esta pregunta, “Los diputados de la recién elegida legislatura han tenido numerosas faltas a las sesiones, ¿cree usted que esos diputados faltistas estén haciendo un buen trabajo?”.

Muy pocas personas podrían contestar que sí están haciendo un buen trabajo porque la pregunta contiene un sesgo que orienta la respuesta, lo que es un defecto serio de redacción.

Tanto que anula cualquier posible resultado obtenido. La conclusión es muy clara. Las encuestas hechas por esos medios noticiosos son de nulo valor. Sin embargo, tienen utilidad en el sentido que ellas pueden ser usadas en clases de investigación de mercados para mostrar a los alumnos como no hacer encuestas, como no seleccionar personas en muestras y como no redactar preguntas.

Fuera de esos usos no veo gran utilidad en esas encuestas. Queda, desde luego, por explorar la razón por la que esos programas las continúan haciendo sin la menor de las vergüenzas. No lo sé, pero puedo pensar que no tienen idea de lo que hacen, lo que me llena de dudas acerca de si tampoco saben hacer el resto de sus tareas.

La cosa no pasaría de allí si no tuvieran esas encuestas un defecto serio, que es el de llevar información errónea hasta el televidente o radioescucha. Sí, porque los resultados de esas encuestas son falsos y carecen de validez por usar metodologías erróneas.

Y la cosa tiene su gracia, porque muy cerca de esas personas existen otras que son reales expertos en realizar encuestas que sí son válidas.

En fin, ponga usted atención en esas encuestas y aprenderá con casos reales cómo no realizar investigaciones de opinión.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras