Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Esas Mentes Opacas
Eduardo García Gaspar
5 diciembre 2003
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No es una misión imposible encontrar las causas del subdesarrollo. Ellas no se encuentran fuera de los países.

Las causas del subdesarrollo están dentro de los países que lo sufren. Y esas causas son, por lo general, ideas malas, que no funcionan para crear progreso.

Pongo un ejemplo brillante. Hace unos días habló el dirigente de la UNT, en México, Francisco Hernández Juárez.

El líder sindicalista dictó la siguiente sentencia bajo amenaza de uso de violencia. Dijo que en caso de ser aprobada la propuesta de reforma fiscal que fue elaborada por la Comisión de Hacienda, sus huestes perseguirán con protestas, marchas y plantones las casas particulares de los diputados que voten a favor de esa propuesta.

Peor aún, dictó que en caso de ser aprobada la propuesta, los trabajadores harán un paro nacional. Aclaró finalmente, que su lucha es contra el presidente Fox y la profesora Elba.

Lo dicho por Hernández Juárez es serio y grave, pues se trata de una amenaza contra el orden político mexicano y un gobierno legítimo votado en elecciones válidas. Por malos que sean los legisladores, como lo han demostrado varias veces, eso no puede ser excusa para amenazar con el uso de la violencia si no hacen lo que desea Hernández Juárez.

Más aún, la intimidación lanzada supone que este líder sindical tiene un mando superior al del mismo presidente elegido. De inmediato surgen dos preguntas.

¿Cómo es posible que alguien exprese una sentencia que implica el uso de la violencia en contra de una sociedad y su gobierno? Y la otra es aún más seria, ¿cómo es posible que esa noticia pase a niveles de segundo o tercer plano en los medios, cuando debería estar en primer lugar?

Hernández Juárez es una herencia del corporativismo anticuado que gobernaba a México cuando aquí existía una dictadura de partido.

Puesto de otra manera, Hernández Juárez es un remanente de la historia, igual que muchos otros, cuya mente no entiende los nuevos tiempos y hace lo único que puede hacer, coaccionar e intimar con el uso de sus agremiados, a quienes usa como propiedad personal.

Por eso es que puede amenazar con hacer plantones en las casas de los legisladores que voten contra los deseos del líder. Buscándole un poco, ese ultimátum podría ser perseguido por la ley.

Digamos que la mente de Hernández Juárez es opaca, que no funciona bien, que no entiende lo que sucede en la realidad. Los legisladores pueden ser una punta de inútiles, pero no pueden ser sustituidos por un líder sindical con mente torcida y dictatorial. Esos tiempos ya pasaron.

El corporativismo está desapareciendo de la realidad, con apariciones repentinas, como ésta del líder de la UNT. La segunda pregunta plantea una duda curiosa.

La declaración de este personaje del pasado simplemente no llama la atención, es una de esas declaraciones que forman parte del paisaje político de México. Los medios no le ponen atención, como tampoco los ciudadanos.

Esto tiene dos explicaciones posibles. Una de ellas es positiva: las personas no le dan importancia porque saben que es otra de esas declaraciones tontas de otro tonto líder sindical que habla de tonterías.

Pero la otra explicación es grave y significaría que los ciudadanos tomamos esa declaración sin medir sus consecuencias, que no entendemos la dimensión de lo que ha dicho Hernández Juárez. Porque, al fin y al cabo, este líder sindical ha amenazado públicamente a los legisladores mexicanos, elegidos por nosotros.

Les ha dicho que usará la intimidación y la violencia contra ellos, incluso en sus casas, si es que se les ocurre votar diferente a lo que les dicta el líder.

Hernández Juárez quiere imponerse sobre los legisladores para que hagan lo que él dicta. Visto esto sin pasiones, resulta ser una de las peores situaciones que ha vivido la presente administración. Al final, en esta segunda opinión, ofrezco una ubicación de la postura del personaje en cuestión.

Hernández Juárez pertenece claramente a las posiciones mentales de personas que defienden el autoritarismo, el centralismo, la concentración del poder y los gobiernos formados por elites privilegiadas, integrados por personas iluminadas como él, para guiar los destinos de los pobres ignorantes ciudadanos. En otras palabras, Hernández Juárez y personas como él son reales causas de nuestro subdesarrollo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras