Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Filosofía de Trabajo
Eduardo García Gaspar
23 junio 2003
Sección: NEGOCIOS, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Una de las caricaturas más famosas de Mafalda es aquella en la que aparece el papá de la niña, entre libros, leyendo, con cara de preocupación.

Mafalda dice a uno de sus amigos, el que ha visto al papá en esa situación, “Sólo le pregunté qué era filosofía”.

Demos una definición de ella, como algo sencillo, una manera de entender la vida.

No nada más las personas tienen una filosofía, también los grupos de personas la tienen y, por eso, las empresas también poseen su manera de entender la vida, es decir, su negocio. Lo que sigue es una filosofía de empresa, la de Procter & Gamble, extractada de su reporte anual pasado.

Me parece que es extraordinaria. Esa filosofía está basada en varios principios. El primero es el consumidor como foco central. Dice esa empresa,

“ponemos al consumidor en el corazón de todo lo que hacemos…ofreciendo innovación superior, importante para el consumidor…salimos de la oficina… para hablar directamente con la gente…”

Otro principio es el de las opciones estratégicas. Afirma P&G que se concentra en categorías básicas, marcas líderes, invirtiendo en negocios de rápido crecimiento, con alto margen y activos usados con eficiencia.

Sigue el principio de excelencia operacional, bajo la simple idea de que la ejecución determina el éxito, una idea que mucho me temo es con gran frecuencia descuidada.

Sigue, en esa especie de credo de P&G, otro principio, el de la disciplina financiera, en el sentido tradicional que sabemos, pero también en el sentido ético, lo que es especialmente importante dados los escándalos financieros que se han descubierto uno detrás de otro.

Otro de los pilares de su filosofía es la organización de la empresa, modificada en 1999 consolidando categorías y marcas dentro de unidades que pueden dar servicio global.

No podía faltar en ese negocio, el principio de la construcción de marcas. Esto es algo que P&G justifica dada la cantidad impresionante de opciones de compra, lo que crea confusión y da pie a marcas reconocidas y confiables.

Esto fue un resumen de la filosofía de una empresa considerada mundialmente una muestra de éxito.

Pero también, eso fue un ejemplo a seguir. Y es que sin una filosofía no se puede vivir.

El cerrar el objetivo de una empresa a lograr utilidades es un error serio, que se traduce en desventajas competitivas serias. Sí, la empresa debe tener utilidades, de eso no hay duda alguna.

Lo que la filosofía de empresa hace es definir cómo lograr esas utilidades, cómo actuar para lograrlas. Porque, después de todo, si la empresa se define como un centro de utilidades y nada más, ella tendría poco que la distinguiera de un ladrón.

Lo que el papá de Mafalda tanto buscaba con desesperación es simplemente una manera de entender la vida y así derivar de ella principios que guíen la conducta de la empresa. Sin eso, la empresa es un barco que sin dirección navega intentando llegar a donde están los bancos de pescados. Si llega a ellos será una mera casualidad.

Muy distinto a la empresa que navega con brújula e instrumentos, porque eso es precisamente la filosofía, una brújula que guía en medio de un mar de opciones.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras