Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Impuestos, la Idea Obvia
Eduardo García Gaspar
8 septiembre 2003
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Escuché el otro día una entrevista en la radio. Bueno, más que entrevista fue darle el micrófono a Cuautémoc Cárdenas Solórzano para que hablara de lo que él quisiera.

(¿No le sorprende a usted la incapacidad de los lectores de noticias para hacer preguntas que profundicen en lo que los entrevistados dicen? Los dejan hablar dándoles una tribuna libre sin que sean cuestionados en lo que ellos hablan. En fin).

Pues bien, el eterno Cárdenas Solórzano tomó el micrófono para decir lo predecible: una serie de aburridas consideraciones de su imaginación en contra de Fox, sin que el entrevistador se atreviera a cuestionarlo, vaya ni con el pétalo de una rosa.

En la retahíla de declaraciones de Cárdenas, sin embargo, emergió una que me llamó la atención.

Fueron sus ideas acerca de lo que debe hacerse en el terreno de los impuestos. Se refería a la reforma fiscal, la que basó en la idea desgastada de que “deben pagar más los que ganan más”.

La idea, desde luego, es primitiva y vieja, ha sido repetida hasta el cansancio y aplicada también. Se sostiene en un razonamiento sencillo, que es el de que tienen obligación de pagar más, bastante más, los que ganan más que los que ganan menos, siguiendo tasas progresivas.

Por ejemplo, pagarían 50 por ciento de impuestos los de mayores ingresos y 10 por ciento o nada, los de menores ingresos. Esa justificación suena bien en la superficie, excepto por una pequeña cuestión.

Los que ganan más son los que han hecho más, es decir, los impuestos penalizan a los que más hacen.

Lo que eso crea es un desincentivo para los que más se esfuerzan con su lógico efecto, harán menos y todos padecerán la falta de acción de quienes quieren ganar más, pues ya no lo podrán hacer.

El resultado será una sociedad con menos bienestar. Esto es sencillo de comprender para casi todos, aunque no es causa para que se deje de proponer eso de “deben pagar más impuestos los que ganan más”, porque su propuesta no se sostiene en razonamientos, ni en experiencias, sino en pasiones turbadas.

Desde luego, hay más sobre los impuestos, pues toda política fiscal descansa sobre la premisa de que los impuestos son buenos, lo que es algo no demostrable.

Si los impuestos fueran buenos, resultaría que el pagar el 100 por ciento de los ingresos como impuestos sería cuatro veces mejor que pagar 25 por ciento.

Es decir, cuanta mayor sea la carga fiscal más progresará el país. La verdad de hecho es la contraria de eso. Los impuestos son una carga, un gasto para la persona, tanto que se convierten esclavitud temporal. Si usted paga, por ejemplo, 25 por ciento de impuestos, en realidad está trabajando tres meses al año como esclavo del gobierno. Esto es literal.

Los gobiernos, además, son bastante miopes en estas cuestiones, pues se empeñan en ver sólo una parte de este asunto. Digamos que un gobierno recolecta al año 1,000 millones de pesos en impuestos al año. Lo que se va a ver es ese monto recolectado y lo que la autoridad hace con ese dinero.

Pero hay cosas que no se van a ver.

Eso que no se va a ver es lo que los ciudadanos de ese país hubieran hecho de quedarse con ese dinero. Habrían quizá invertido en más plantas, habrían comprado más productos, habrían viajado más, habrían ahorrado más; nunca lo sabremos.

Esta idea es conocida desde hace un siglo y medio al menos, así que no pueden las autoridades reclamar ignorancia.

La correcta concepción de los impuestos es otra totalmente y es negativa: los impuestos son el costo de mantener algunos servicios como policía, tribunales, embajadores, burócratas y demás, incluyendo algunos pocos servicios que no produjeran los particulares.

Así que, por mi parte, digo que no le vendría mal una buena actualización a Cárdenas Solórzano, con más uso de la razón y menos sentimientos. Tan sólo es cuestión de entender que los impuestos son costos y como todos los costos, cuanto más bajos sean, mejor. No se requiere mucho esfuerzo para entender algo que es tan sencillo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Impuestos, la Idea Obvia”
  1. Internacionalizar Bobadas | Contrapeso




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras