Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Las Brechas Crecen
Eduardo García Gaspar
1 octubre 2003
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Nuestro mundo no es igual en todas partes. Hay en la tierra diferentes climas y condiciones de suelo y subsuelo que hacen muy diferentes a las regiones de nuestro planeta.

Sería una tarea imposible el intentar igualar las condiciones climáticas y geográficas de, por ejemplo, Vancouver en Canadá con las de Cairo en Egipto.

De esto, muy escasas dudas puede haber. Pero hay otras brechas o diferencias en nuestro mundo.

Una de ellas es la educacional, pues es obvio que hay regiones en el mundo en las que se tienen altos niveles de escolaridad y otras en las que se tienen niveles muy bajos. El campo de la educación permite examinar las enormes repercusiones de las acciones humanas.

Supongamos que en el mundo sólo hay dos regiones, A y B, y que en cada una de ellas se aplican políticas educativas diferentes.

En la región A, se siguen los sistemas escolares de Corea, Japón y otros países asiáticos, que según se sabe desarrollan fuertes habilidades en los estudiantes, especialmente en matemáticas, ciencias y análisis.

En la región B, por el contrario, se aplican los sistemas educativos mexicanos que, por lo que sabemos, no desarrollan esas habilidades en los estudiantes, pero sí logran beneficios para los miembros del sindicato.

Tiempo después, es lógico, los de la región A tienen una población con grandes capacidades, pero no los de la región B. Si se pudiera determinar la primera fase de esto, veríamos que existen esas diferencias en educación y diríamos que eso es un problema grande.

Pero en los períodos siguientes, el problema se agranda aún más, la brecha educativa crece y se amplía sin remedio pues la región A, con gente muy preparada, eleva su potencial más que proporcionalmente.

Con más científicos y técnicos, sus innovaciones y adelantos crecerían, insisto, más que proporcionalmente. En la región B no sucedería eso, pues en el mejor de los casos, si se mantienen sus políticas educativas, se quedarían estáticos, lo que significa ese agrandamiento de la brecha entre las dos regiones.

Lo que quiero mencionar es que las diferencias se hacen mayores en el tiempo, sin remedio en caso de no corregirlas. Lo mismo puede proyectarse sencillamente a otras áreas, por ejemplo, la de política económica.

Si en la región A se aplican políticas de mercados libres, respeto a la propiedad personal y razonable aplicación de las leyes, esa región progresará más que la región B en la que se apliquen políticas contrarias.

Conforme avance el tiempo, la brecha de crecimiento se hará cada vez más grande y, desde luego, las dos regiones se polarizarán. La diferencia entre la igualación de las condiciones climáticas y la igualación de las condiciones sociales debe ser muy clara.

No podemos emparejar las condiciones geográficas, pero sí podemos igualar las condiciones sociales porque éstas últimas son resultado de la acción humana. Ellas obedecen a decisiones humanas. Es decir, sí está en nuestro poder cerrar las brechas educativas y económicas.

¿Sabemos cómo hacerlo? Sin duda, lo sabemos muy bien.

Tenemos una buena cantidad de conocimientos acumulados que indican la conveniencia de aplicar medidas liberales de comercio y de economía, sabemos que la libertad produce progreso, que el respeto a la propiedad personal genera incentivos de creación y otras cosas más.

Esto significa que el problema de brechas crecientes no es uno de conocimiento, ni de saber qué es lo que se debe hacer. El nuestro es un problema de implantación, es decir, de superar obstáculos para hacer lo que debe hacerse.

Y son tres obstáculos principales.

Uno de ellos es el de la izquierda atrasada que sigue creyendo que la solución a todo está en la intervención gubernamental al estilo socialista de hace años, por ejemplo el PRD, algunas facciones del PRI y del PAN.

El otro obstáculo es el de los intereses lastimados. Los sindicatos y todo aquel que se beneficia del estado actual de cosas va a oponerse a la aplicación de las medidas que sabemos que funcionan.

El tercero de los obstáculos es el de la resistencia intelectual de quienes aún no entienden que el problema de las brechas es en verdad grave.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras