Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Leyendas Urbanas
Eduardo García Gaspar
16 enero 2003
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, Y FABULAS E HISTORIAS
Catalogado en:


Una guapa mujer, soltera, buscaba marido sin tener éxito, hasta que encontró a un hombre con el que conversó acabando convencida de que era el hombre de su vida.

Desafortunadamente no pudo saber su nombre, ni su teléfono, pues lo conoció durante el funeral de la madre de la mujer.

Desesperada por volverlo a ver, la mujer asesinó a su padre, pensando que este hombre soñado iría de nuevo a un funeral de su familia.

Las siguientes son algunas otras de esas historias que suelen ser tomadas como ciertas, sucedidas a alguien cercano y que se difunden espontáneamente sin que existan filtros que las evalúen.

Somos nosotros mismos quienes las tomamos y repetimos, creyendo siempre que son ciertas y sin pasar por filtro alguno de credibilidad.

Me juran que es cierto que un estudiante entrenándose para las competencias deportivas nacionales solía nadar por las noches en la alberca de la universidad.

Una noche, a oscuras, mientras encendían las luces, el joven vio una cruz formada por sombras en la piscina y no se tiró el clavado con el que solía iniciar sus entrenamientos. Una vez que las luces fueron encendidas totalmente, vio que la piscina estaba vacía.

También, se ha escuchado a gente que cuenta lo siguiente como sucedido realmente.

Una jovencita tenía un perro que la acompañaba a todas partes. Incluso dormía con ella, bajo su cama. Si ella se despertaba por la noche, bajaba su mano y el perro la lamía, lo que la calmaba y le permitía conciliar el sueño con más facilidad.

Una noche, ella se encontraba particularmente nerviosa y se despertó varias veces por la noche.

Como acostumbraba, bajó la mano y el perro la lamió. Ya de mañana, salió al jardín y encontró a su perro atado con una correa que no era de ella. Subió a su recámara y bajo la cama encontró una nota que decía, “Los humanos sabemos lamer como perros”.

Bueno, y quién no ha oído la historia de la viejecita que tenía un gato al que bañó.

Sí, un gato al que la anciana bañaba y que secaba con gran cariño. Bueno, pues un día de prisa, la mujer no tenía tiempo de secar al gato y se le ocurrió que meterlo al horno a una temperatura muy baja ayudaría. Como no pudo encender el horno de gas, lo que hizo fue meter al gato al horno de microondas para secarlo.

Muchos de estos cuentos nos llegan por Internet y nos encargamos de difundirlos.

Como el del aviso que dice. “Como todos sabemos, el Internet recibe mantenimiento una vez al año y deja de funcionar durante un día para limpiarlo de todos los correos que se acumulan por no llegar a sus destinatarios. Este año, el Internet dejará de operar 24 horas, mañana, así que por favor no lo use durante ese período. Gracias.”

Por repetición, originalidad y simplismo, historias como ésa han sido difundidas y son tomadas como verídicas por muchas personas. Una similar circula en México. Es la que dice que el campo mexicano está en peligro por causa del TLCAN.

La verdad es otra, exactamente la contraria. De 1993 hasta el año pasado, las exportaciones del campo mexicano se elevaron casi 60 por ciento, lo que supongo sea muestra del potencial exportador. Los productos agroindustriales han elevado sus exportaciones en ese período en caso 250 por ciento.

Sí, el campo mexicano tiene problemas, pero no está mal por causa del TLCAN.

Está mal nuestro campo porque en él está trabajando la cuarta parte de la población y ella produce una veinteava parte de lo que México fabrica. Es un problema de productividad originado por falta de propiedad en las tierras y sistema de protección destinada a fines políticos, no económicos. Usabiaga tiene toda la razón.

Le digo, las leyendas urbanas son esas historias simples, atractivas, que llaman la atención y que son contadas con inocencia. ¿Son posibles? Desde luego que sí. ¿Son probables?

No, definitivamente no, pero lo gracioso es que suelen ser aceptadas sin gran análisis, sin gran estudio, sin pruebas. E incluso si existen evidencias que las hay que las nieguen, hay algo en la naturaleza humana que sigue queriendo creerlas ciertas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras