Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Lo Que Ella no es
Eduardo García Gaspar
12 diciembre 2003
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La prensa y en general todos los medios noticiosos tienen sobre sus hombros una función de la que algunos de ellos parecen no haberse dado cuenta.

Son ellos una fuerza política que protege a los ciudadanos evitando la tendencia natural de todo gobierno a abusar del poder.

Muy similar a la cámara de legisladores, los medios representan a los ciudadanos para reportar los asuntos que a esos ciudadanos le son de mayor consecuencia, es decir, reportar lo que los gobiernos hacen, lo bueno y lo malo.

La prensa, además, es netamente un producto liberal, consecuencia de las ideas que exaltan a la libertad de las personas y los derechos que ellas tienen.

Esto nos hace concluir que ya que la democracia es nueva en México también lo es el ejercicio de una prensa libre, lo que a su vez me lleva a pensar en que la prensa mexicana es en general muy nueva en esto de ejercer la libertad de expresión y servir a los ciudadanos.

Lo anterior, a su vez, nos transporta, si usted quiere acompañarme, a lo que la prensa libre NO debe ser.

Hace unos días, pensé en escribir una columna con una lista de lo que la prensa libre debe hacer, pero he pensado que debe ser más claro expresar lo que ella NO debe ser.

La prensa NO debe ser altavoz de los gobernantes ni de los partidos políticos. Es decir, no debe reproducir todo lo que ellos digan con tal de que sea llamativo o escandaloso o pintoresco. Eso que los políticos declaren debe ser probado, examinado, confirmado, antes de ser reproducido.

Si no es así, la prensa se convierte en un mero altavoz del político en cuestión y deja de ser un instrumento de bien público. El folclor de las palabras del político no es causa para colocar en primera plana sus declaraciones.

La prensa NO debe explotar la popularidad de las personas para comunicar contenidos ajenos a la posición de esa persona.

Por ejemplo, si una cantante expresa opiniones religiosas, como quizá la negación de Dios, esa noticia carece totalmente de interés a menos que esa persona sea una experta en teología; pero si su mérito sólo es cantar, sus declaraciones al respecto carecen de razón para ser publicadas.

Si eso se hace, entonces deberían reportarse las habilidades del canto del Gobernador del Banco de México.

La prensa NO debe quedarse en la superficie de los eventos sin entrar a las razones de esos eventos. Por ejemplo, si un diputado declara que la reforma fiscal de otro partido es mala, el reportero debe pedir explicaciones profundas acerca de las razones por las que dice eso, exigiendo lógica y sentido común.

Ese reportero no puede limitarse a reproducir las declaraciones del diputado, ignorando las causas de ellas.

La prensa NO debe basar la jerarquía de sus noticias sobre la base de su atractivo, folclor y “color”, sino sobre la importancia de las consecuencias del evento o suceso. Esto sólo puede lograrse si el reportero tiene profundos conocimientos sobre el tema que reporta; si, por ejemplo, reporta sobre sucesos económicos, él tiene que saber mucho de economía, casi a nivel de segunda carrera.

La prensa NO debe ser víctima de los buscadores de primeras planas, que son todos esos movimientos que escandalizan para buscar ser conocidos. Si alguien se desnuda para protestar contra el libre comercio, eso es menos importante que el reportar sobre el contenido de las pláticas de las reuniones… aunque sea más sencillo fotografiar a los encuerados.

La prensa NO debe ignorar el principio que le da su existencia misma y que es la libertad de ella y del resto de las personas. Atacar la libertad de los demás es un acto de miopía que también ataca a la prensa misma

La prensa NO debe ignorar que ella está dirigida, casi siempre, a todo tipo de personas, y que puede ser vista y leída por menores. Por eso, sus creadores deben guiarse por el principio de que ella pueda ser vista por sus hijos.

Finalmente, la prensa NO debe entender que su función es criticar a toda costa al que sea que esté en la noticia. La esencia de la prensa es informar, no criticar. E informar incluye reportar cosas positivas, no solamente las negativas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras