Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¿Necesito Una Agencia de Publicidad?
Eduardo García Gaspar
17 noviembre 2003
Sección: NEGOCIOS, Sección: Asuntos
Catalogado en:


La interrogante es planteada con frecuencia. ¿En verdad mi empresa necesita una agencia de publicidad?

Y esta pregunta tiene la misma respuesta que debe dar la persona que tiene apendicitis. ¿Necesito o no un médico para que me atienda ahora?

El mero hecho de que usted se plantee la pregunta es indicativo de que efectivamente sí necesita una agencia de publicidad.

Y, lo mismo que con otras profesiones, va a requerir la agencia que más se adapte a sus necesidades. Si usted quiere construir una casa es muy obvio que no va a contratar a un piloto aviador para hacerlo, como tampoco usará a un arquitecto para pilotear un avión.

Sin embargo, así como hay personas que deciden ellas mismas automedicarse o diseñar su propia casa, también existen empresas que deciden hacer su propia publicidad, lo que generalmente causa los resultados obvios, un trabajo mal realizado.

Si usted hace publicidad es obvio que necesita a una agencia, aunque usted no lo quiera reconocer. Las causas son varias y lógicas.

Las agencias son expertas en su ramo; las agencias dan la ventaja de contar con varios especialistas que el cliente sólo no podría reunir; las agencias llevan el beneficio de diferentes experiencias; las agencias aportan puntos de vista distintos a los internos; las agencias pueden enfrentar al cliente con opiniones opuestas.

Hacen todo eso sin tener costos elevados, además de no crear pasivos laborales.

Una vez que se admite que si se hace publicidad se necesita una agencia de publicidad, queda por resolver un asunto lógico. ¿Qué tipo de agencia necesito? Esto tiene una respuesta igualmente lógica.

La mejor agencia es la que se adapta más a cada caso y eso significa que hay que salir a buscar, ver y seleccionar una agencia con el objetivo de tener una relación de largo plazo.

Si usted no tiene en mente que el asunto es de largo plazo, no será usted un buen cliente y hará que su agencia tampoco sea una buena agencia. Esto es lo que me lleva al punto principal que quiero destacar y que es el trato entre agencia y cliente.

Demasiadas veces he visto casos en los que el cliente trata a su agencia con los pies.

Le paga mal, le exige lo imposible, le ordena lo ilógico y le da un trato que no merece un proveedor decente. Eso es erróneo.

Si usted trata así a su agencia, usted tiene un serio problema: su publicidad va a ser mala, o al menos no tan buena como podría serlo. Y la causa de eso es usted, no la agencia de publicidad.

En estos casos, usted no necesita una agencia, sino un punching bag con quien desquitar sus frustraciones y deshacerse de su estrés. Y es que su agencia de publicidad es quizá el más grande aliado que usted tenga para mejorar su empresa.

Nadie está más interesado que su agencia en que usted crezca y venda más, al mismo tiempo que nadie en su empresa tiene más talento publicitario que su agencia. Las lecciones son claras. Si usted hace publicidad, usted necesita una agencia.

Si usted necesita una agencia es obvio que debe seleccionarse la que mejor pueda funcionar en su caso particular. Y para que funcione mejor la agencia seleccionada, trátela con justicia, como usted mismo quisiera ser tratado. No son cosas complicadas de entender, pero complejas de realizar.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras