Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Somos Imperfectos
Eduardo García Gaspar
24 marzo 2003
Sección: DIPLOMACIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Me parece que una de las verdades que deben ser aceptadas es la de que los humanos somos seres imperfectos.

Si aceptamos eso, por lógica debemos aceptar que nuestras obras y creaciones también son imperfectas. Visto desde otro punto de vista, esto significa aceptar que podemos equivocarnos y que lo hacemos con frecuencia.

Una de las muestras claras de nuestros errores está claramente demostrada en un hecho no muy conocido.

Dentro de la ONU hay una comisión de derechos humanos, lo que suena muy bien. Hasta aquí no hay problema. Pero adivine usted qué país es el que encabeza esa comisión.

No, no es Suecia, ni Canadá, ni Dinamarca. La responsabilidad mundial de la defensa de los derechos humanos ha sido dada a Libia, cuyo gobierno está encabezado por el dictador Kadafi, quien ha sido acusado de estar involucrado en el atentado de Lockerbie.

El sentido del humor es bastante tétrico y muestra esa innegable imperfección humana, aún en el caso de la ONU, una institución a la que se le asignan los más altos ideales, pero que no deja de ser imperfecta hasta ese extremo.

Igualmente, esa institución ha actuado con displicencia en situaciones como la de Kosovo. A lo que voy es a pedirle a usted que siempre considere que somos imperfectos y que cometemos errores.

Otro de los errores mayores es el de las demostraciones de paz a toda costa. Es desafortunado que una posición válida se haya sesgado tanto.

Esas demostraciones tradicionalmente, puede ser probado, se han sesgado hacia la protesta contra las medidas norteamericanas, como en los casos de Corea, Vietnam y el actual, ignorando todas las intervenciones bélicas soviéticas.

Es decir, el movimiento pacifista está tuerto al menos, lo que es fácilmente comprobable. Eso es grave porque impide ver la realidad y quien no la ve está destinado a equivocarse.

Peor aún, a esa torpeza del movimiento pacifista tradicional se unen por necesidad de popularidad gobernantes que actúan con similar ceguera. Quizá el más claro ejemplo de eso fue Chamberlain, el primer ministro inglés que creyó haber pacificado a Hitler, logrando exactamente lo contrario, su fortalecimiento y la secuencia de la II Guerra.

La paz es un gran valor, pero no es el primero.

Existen situaciones en las que otros valores mayores deben prevalecer. ¿Qué hacer si un gobierno asesina a partes de su población, como lo hizo Hitler y sucedió en Kosovo? Quedarse quieto es una opción, dejar que sigan matando y abanderarse en principios de no intervención y paz a toda costa.

La otra opción es hacer algo para evitar que se haga ese mal.

Vamos ahora a la situación de Irak. Tenemos dos aspectos básicos a mi entender. Uno es el tema legal de una posible violación de derecho internacional, la que es sujeta de discusión y opiniones variadas. El otro es el aspecto de una intervención militar preventiva contra una posterior reaccionado a un hecho de guerra.

Es decir, ante un peligro considerado inminente puede reaccionarse atacando su origen, en este caso Irak, o bien esperarse a la última confirmación posible, que Irak lanzara un ataque a otro país, quizá con armas de destrucción masiva.

El punto real es analizar esos aspectos, de lo que sacaríamos más provecho que protestando en calles con mentalidades sesgadas.

Hay argumentos fuertes en pro y en contra del ataque a Irak en los aspectos legales, con posiciones razonadas y sólidas de los dos lados. La resolución 1441, por ejemplo, señala literalmente que “el Consejo (de seguridad) ha repetidamente prevenido a Irak que enfrentará serias consecuencias como resultado de sus continuas violaciones”. UN Resolución 1414 (PDF)

Eso significa guerra en lenguaje diplomático y fue aprobado por unanimidad. La otra consideración es compleja. Después del 11 de septiembre, ¿ha cambiado el mundo de tal manera que se justifican intervenciones preventivas?

No tengo una respuesta absoluta, pero sé que discutir esto es menos imperfecto que tomar una postura sesgada, tuerta y terca que evita el uso de la razón y conduce a decisiones equivocadas. La ONU es una creación humana y no está exenta de errores. No la hagamos la fuente perfecta de legitimidad mundial, digo, con Kadafi en derechos humanos…

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras