Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sucede lo Lógico
Eduardo García Gaspar
22 abril 2003
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La gente puede burlarse de esas leyes. Puede pensar que las puede violar. Incluso puede creer que no existen y que son una invención de la burguesía hegemónica del imperialismo capitalista.

Lo que usted quiera, pero esos principios existen, son ciertos y quien los viole se atiene a las consecuencias tarde o temprano.

Usted recuerda de seguro la brillante disposición fiscal de hace unos meses, ésa de que los boletos de cine incluyen un peso adicional que tiene como propósito ir a un fondo que apoye a las películas nacionales.

Es decir, usted y yo vamos a dar un donativo a quienes trabajan en el cine mexicano, pero un donativo forzoso para que alguien produzca películas que quizá nunca veamos. Le digo, el mundo fiscal es de película de ficción.

Pero a lo que voy es lo siguiente.

Cuando usted eleva el precio de algo y todo lo demás permanece constante, la cantidad demandada se reduce. No hay mucha ciencia en esto. Esto es sabido desde hace muchos, pero muchos años. La predicción, por tanto, era una disminución en la asistencia al cine, cosa que se ha logrado ya.

La Ley de la Demanda volvió por sus fueros como siempre lo hace. No hace mucho, este mismo mes, se reportó que la asistencia al cine había caído 18 por ciento.

Esa gran caída, se dijo, fue causada por el aumento en el precio de los cines, lo que se añadió a películas menos atractivas comparado con el año anterior. Estas son aseveraciones de la CANACINE, la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica.

Dijeron que el año pasado vendieron 150 millones de boletos, menos de un boleto y medio por mexicano y esperan que durante 2003 la asistencia total se reduzca entre 5 y 10% por ciento.

Uno de los afectados dijo textualmente lo siguiente, “El alza en el precio del boleto por supuesto que nos ha afectado, eso siempre conlleva a una disminución en la demanda”.

Esa frase es técnicamente equivocada. No se trata de una disminución de la demanda. La demanda posiblemente no se movió, pero lo que cambió fue la cantidad demandada que es distinto. A un precio mayor, hay menos ventas. Tan sencillo como eso.

Cualquiera que haya atendido el más pequeño de los comercios y la más reducida de las fábricas sabe eso y lo ha sabido durante siglos y siglos. Una elevación en los precios provoca una reducción en la cantidad demandada, cuyo monto depende que la elasticidad de la línea de demanda.

Peor aún, cuando usted eleva los precios de algo, por ejemplo con un impuesto como ése, usted también daña a otros. Me explico. Digamos que usted dedica 100 pesos al mes a boletos de cine.

Si el boleto costase 50 pesos, eso significa que usted puede ir dos veces al cine cada mes. Si el precio del boleto baja a 33 pesos, eso significa que usted puede ir tres veces, usted es ahora más rico, aunque su ingreso sea el mismo de antes. Usted puede seguir yendo sólo dos veces, pero tiene un sobrante de 33 pesos para hacer otras cosas.

En otras palabras, ese aumento de un peso en el boleto de cine lo lastima a usted y lastima a otros productores de otros bienes.Se necesita saber muy poco de las nociones más básicas de economía para haber aprobado ese impuesto al cine.

Esto nos lleva a especular sobre los representantes mexicanos que en el Congreso aprobaron el impuesto en cuestión. Una posibilidad es que ellos no saben de economía. La otra es que saben de economía pero quisieron pasarse de listos.

En cualquiera de esas dos posibilidades, los legisladores salen mal librados, pues sea lo que sea, aparecen como seres extraordinariamente ignorantes de la realidad que cobra su factura tarde o temprano. Como dijo un jesuita hace ya tiempo, Dios hizo este Universo con ciertas leyes y violarlas no tiene sentido.

Respetemos esos principios con los que funciona nuestro universo y nos irá mucho mejor que si los violamos.

Sí, lo que le digo es que las Leyes de Oferta y Demanda existen, son reales, y si se violan va a haber consecuencias. Sucederá lo lógico y previsible. Una pequeña muestra de que esas leyes son irremediables es esa reducción en la asistencia de personas al cine en México. Muy previsible desde el principio para todo el que tuviera el más pequeño de los sentidos comunes.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras