Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Vuelve la Burra
Eduardo García Gaspar
13 enero 2003
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Por lo que sé, el impuesto al cine de un peso ha sido detenido por un amparo, pero eso no obsta para que el tema regrese ahora con un giro peor.

La información en resumen es ésta. Gente que hace cine en México quiere tener aquí un sistema similar al brasileño para apoyar a su negocio, poniendo número de días obligatorios para exhibir películas que ellos hagan. Pero hay más.

Se propone también que se imponga un impuesto especial a cada boleto de cine, concretamente de 10 por ciento para que ese dinero se vaya a inversiones en películas mexicanas.

Las razones expuestas son las usuales en estos casos: afianzar la cultura nacional, crecer el cine, generar empleos, proteger al producto nacional. El caso es tan clásico que vale la pena examinarlo.

• Primero, una elevación del precio del cine significará una caída en el volumen vendido, se quiera o no, probablemente mayor al porcentaje de aumento del precio.

En otras palabras, los dueños de los cines, sus empleados y proveedores pagarán los beneficios que recibirán quienes hacen cine y proponen eso…. además de afectar el bienestar de quienes ven películas. Estos efectos colaterales son desconocidos para la gente que hace cine.

• Lo de generar empleos en el cine es cierto. Si los productores reciben más dinero, van a hacer más películas y necesitarán más personal de todo tipo.

Pero, por otro lado, esos empleos se van a generar por el desvío de recursos al cine, es decir, se van a dejar de generar los empleos que ese mismo dinero hubiera creado en otras industrias. Neto, neto, no va a haber más empleos en el país, sino más empleos en la industria del cine, con pérdida de empleos en otras industrias.

Obviamente, se van a ver los empleos creados en el cine, pero no se verán con igual facilidad los empleos perdidos o dejados de crear en otros sectores. Hacer eso es como cambiarse el dinero de un bolsillo a otro y luego creer que se es más rico.

Solamente se trata de acomodar las cosas de otra manera, pues la cantidad permanece igual. Tampoco aquí existe fundamento en la petición de beneficios especiales para quienes hacen cine.

• La defensa de la cultura nacional es un argumento aún más débil. Primero, habrá que justificar cómo películas como “Tu mamá también” y la del Padre Amaro defienden valores nacionales.

Además, si eso se quiere, quizá sea mejor idea subsidiar la exploración arqueológica o la fabricación de artesanías o las canciones rancheras. No hay aquí tampoco fundamento sólido para los argumentos de quienes hacen cine.

• Y lo de proteger al producto nacional, llevado a su extremo lógico, significaría cerrar las fronteras del México a todo y no nada más en lo del cine.

Si va a protegerse al cine hecho en México con días obligatorios de exhibición en salas, eso sería discriminatorio en contra de, por ejemplo, los quesos nacionales que podrían exigir que se les diera un espacio obligatorio mayor en los anaqueles de las tiendas.

En resumen, esas peticiones de Filemón Arcos, presidente de la Comisión de Cultura de los diputados, de Inti Muñoz también diputada y de Diana Bracho, presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, tienen tanta solidez como un castillo de naipes en el centro de un huracán.

Nada de lo que dicen resulta en un beneficio al país, pero definitivamente sí produce un subvención a ellos y sus colegas. Quieren quitarle a unos para quedarse ellos con eso que quitaron y hacerlo con la intervención del gobierno.

Hay una salida a esto y es la de hacer cine de calidad, atractivo para el espectador mexicano, para que él esté dispuesto a asistir a ver esas cintas nacionales.

Es lo mismo que hacen los demás productores nacionales. No hay razón justa para darle a nadie un privilegio legal y artificial que produce daños a todos y beneficios al grupo privilegiado.

La burra volvió, con la ventaja que eso ayuda a aprender que lo que ellos piden es exactamente lo que no debe hacerse y les debemos agradecer mostrar con tanta claridad una lección tan diáfana.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras