Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Barómetro Global de la Corrupción
Selección de ContraPeso.info
13 diciembre 2004
Sección: Sección: Análisis
Catalogado en:


Entre los datos sobresalientes del más reciente reporte de Trasparencia Internacional están los siguientes.

• En 36 de los 62 países encuestados, el público consideró a los partidos políticos como las instituciones más afectadas por la corrupción. En Ecuador, seguido por Argentina, India y Perú la calificación ha sido incluso peor.

• Después de los partidos políticos, las otras instituciones más corruptas del mundo resultaron ser los parlamentos, la policía y el poder judicial.

• El informe, que incluye a más de 50.000 encuestados del público en general en 64 países, fue realizado por Gallup International, quien, por encargo de TI incluyó determinadas preguntas en su Encuesta de la Voz de la Gente, realizada entre junio y septiembre de 2004 .

• El Barómetro de este año revela que el público sigue siendo pesimista; 1 de cada 5 cree que la corrupción aumentará en los próximos 3 años.

• En cinco de los países encuestados (Camerún, Kenia, Lituania, Moldavia y Nigeria), al menos una de cada tres personas dijo que ellos u otros miembros de sus hogares habían pagado un soborno en los últimos 12 meses. • El Barómetro Global de la Corrupción de 2004 también indica que la corrupción afecta sobre todo a los sectores más pobres.

• La mitad de los encuestados con bajos ingresos cree que los actos de corrupción menores resultan un gran problema, mientras que el 38% de los encuestados con altos ingresos también lo creen. Los pobres son los más afectados por la corrupción en sus vidas personales y familiares.

• Según el Barómetro Global de la Corrupción 2004, los encuestados en Argentina, Indonesia, Corea del Sur, Taiwán y Ucrania consideraron a sus parlamentos / legislaturas al menos tan corruptos como sus partidos políticos, si no más.

• En Camerún, Georgia, Ghana, Guatemala, Kenia, Malasia, México, Moldavia, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Rusia, Sudáfrica y Ucrania la policía fue señalada como la institución más corrupta. En Afganistán, Croacia, Macedonia (Antigua República Yugoslava), y Venezuela, el poder judicial / sistema legal fue identificado como la institución más afectada por la corrupción.

• La corrupción política –corrupción en los altos niveles de la sociedad, cometida por las elites líderes y empresas importantes– fue identificada como un problema mayor por el 57% de los encuestados. En menor medida (45%) se mencionó los actos de corrupción menor o corrupción administrativa –actos de corrupción cometidos por ciudadanos comunes en sus vidas diarias, tales como sobornos pagados por licencias e infracciones de tránsito– como un gran problema.

• En Brasil, el 99% de los encuestados consideraron tanto la corrupción política como los actos de corrupción menor como un problema bastante serio. El público en Ecuador y Turquía también consideró ambos temas como un problema significativo.

• Es mayor la preocupación del impacto de la corrupción en la vida política que en la vida personal / familiar o en los negocios. En Europa occidental hubo respuestas diferentes: más de 5 de cada 10 individuos en Francia, Grecia, Irlanda e Italia sentían que la corrupción tenía un gran impacto en la vida política de su país. Sin embargo, en Holanda, el resultado fue de 1 de cada 10. En Europa central y oriental, la mitad o más de la mitad de los encuestados en Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, la República Checa, Letonia, Lituania, Moldavia, Polonia, Rumania y Ucrania creían que la corrupción tenía un gran impacto en la vida política.

Entre los países africanos encuestados, los nigerianos manifestaron que creían firmemente que la corrupción había afectado a la vida política en gran medida, así lo creen 6 de cada 10 personas. En Bolivia, Brasil y Perú, casi 8 de cada 10 mostraron preocupación sobre el impacto de la corrupción en la vida política, comparados con 6 de cada 10 en Argentina y México y sólo 3 de 10 en Guatemala y Venezuela. En el resto del mundo, casi 2 de 3 Israelíes, Surcoreanos y Taiwaneses consideraron alta la incidencia de la corrupción en la vida política.

• En el Barómetro surgen diferencias notorias entre los países desarrollados y en desarrollo cuando se les pregunta a los encuestados sobre el impacto de la corrupción en su vida personal y familiar. Los países desarrollados vieron un bajo impacto de la corrupción, a excepción de Canadá, Grecia, Hong Kong, Israel, Taiwán y Estados Unidos, donde 4 de cada 10 encuestados manifestaron que la corrupción afecta su vida personal en gran medida o moderadamente. Sin embargo,1 de cada 3 encuestados en Bolivia, Bosnia y Herzegovina, Brasil, Ecuador, Ghana, India, Kenia, México, Pakistán, Perú, Filipinas y Turquía reportan un gran impacto negativo de la corrupción en el ámbito personal.

• En todo el mundo, el 10% de los encuestados dijo que ellos o algún miembro de su familia habían pagado un soborno en los últimos 12 meses. En Camerún, la mayoría de los encuestados admitió haber pagado un soborno en el último año. En países de la Unión Europea, según los datos recolectados, los griegos fueron los que pagaron más sobornos en el último año (11%). Por el contrario, los sudafricanos admitieron haber pagado sobornos a niveles casi tan bajos como en los países industrializados.

• Según las expectativas a futuro, el 45% de los encuestados en todo el mundo creen que los niveles de corrupción aumentarán en los próximos tres años, comparados con sólo el 17% que espera una baja. Los países más pesimistas fueron Costa Rica y Ecuador, con tres de cada cuatro personas anticipando una subida. Indonesia fue el más optimista, con dos de tres encuestados que pronostican una reducción en los niveles de corrupción en los próximos años. Muchos países / territorios de Europa central y oriental expresaron un optimismo modesto; mientras que Georgia y Kosovo, fueron particularmente optimistas.

• En cinco países latinoamericanos, un porcentaje de encuestados por encima de la media indicó que sentía que la corrupción aumentaría mucho en los siguientes tres años. De los países africanos encuestados, los nigerianos fueron los más pesimistas, y los de Ghana, los más optimistas. En India fueron más pesimistas, con ocho de cada 10 pronosticando un aumento en la corrupción para los siguientes tres años, comparado con menos de 6 de 10 en Pakistán. 7 de 10 filipinos también respondieron que la corrupción aumentaría. Alemania, Holanda, Noruega, Portugal y Suiza fueron los países de Europa occidental donde el público cree que los niveles de corrupción aumentarán en los siguientes años. Sin embargo, Grecia e Irlanda fueron más optimistas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras