Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Brechas Regionales en México
Eduardo García Gaspar
22 abril 2004
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Tantas trivialidades de nuestros políticos ocupan tiempo y esfuerzo que podrían ser dedicados a, por lo menos, entender algunos de los problemas que tenemos en el país.

Tenemos bastantes, por cierto, pero si usted no tiene inconveniente, vayamos al asunto de la desigualdad entre diversas zonas geográficas.

En resumen, la cuestión es sencilla de entender. Tenemos áreas que progresan y tenemos zonas que no lo hacen. Con el tiempo, desde luego, eso se amplifica, formando brechas progresivas entre zonas prósperas y zonas que se empobrecen.

La gran distinción que se hace es la del norte que crece y la del sur que se hunde. Ésta es una realidad que nos debe ocupar, intentando entender las razones de esas diferencias crecientes.

Me parece lógico sostener que el asunto comenzó con la política proteccionista que provocó la atención a las ciudades y descuidó el campo, y que estimuló el centralismo tradicional en los grandes mercados, con el DF como sitio lógico para localizar una empresa.

Allí estaba la mayor parte de la demanda de cualquier producto y la demanda nacional era la única demanda posible de atender. Esto sucedió por la falta de exportaciones. Pero cuando el país se abre, la demanda nacional es sólo una parte y poco importante de la demanda total de una empresa que exporta.

Esto es así por las ventas potenciales de la empresa al mundo, lo que no hace indispensable localizar a la empresa en el principal mercado nacional. De acuerdo con esto, la desconcentración es un efecto lógico y bienvenido de la apertura.

En resumen, el libre comercio es bueno para desconcentrar la actividad económica del país. Hasta aquí, no hay problema y las cifras que tenemos demuestran eso, con el DF disminuyendo como porcentaje de la economía. Todos contentos con la tendencia, pero hay otra realidad que debe verse. Se va dando la desconcentración económica, pero ella es muy desigual.

Las regiones del norte y del centro son las que han aprovechado la apertura de comercio, lo que es muy bueno. Sin embargo, las regiones del sur no han gozado de esa ventaja. El problema, obviamente, se agrava con el tiempo y es prioridad nacional el atenderlo.

La clave es hacerlo sobre bases sólidas, lo que significa tener un buen análisis de las causas de eso. No tengo espacio para ese estudio, pero si hay lugar para apuntar las cosas que parece que influyen en ese fenómeno.

Por lógica, primero, hay que echarle un ojo a la facilidad para establecer empresas en las regiones del sur, pues es posible que sus gobiernos pongan más obstáculos que facilidades. Nada que no sea natural y razonable.

Pero también debemos examinar otro problema bastante más serio, en el sentido de costoso. En general, las zonas del sur, con escaso desarrollo, padecen falta de vías de comunicación terrestre y eso es grave.

Por más que se den facilidades, si no hay carreteras para transportar los bienes, poner una empresa en esas regiones es tonto. Esto nos lleva a la tarea de imaginar formas racionales de construir esas carreteras sin que lo haga la autoridad, pues ella no tiene los dineros. Igualmente, hay que ver la cuestión de disponibilidad de recursos humanos capacitados en esas regiones.

Es razonable suponer que, dados los datos del censo, el sur en general tiene menores índices de escolaridad y que eso a su vez, limita la disponibilidad de fuerza laboral productiva.

En otras palabras, si esto es cierto, la autoridad hará bien en enfatizar la educación en esas zonas, especialmente la técnica. Mi temor en este tema es el de concluir, erróneamente, que el libre comercio está dañando al país empobreciéndolo o creando brechas de desarrollo.

La verdad es otra. El comercio abierto entre naciones está ayudando a desconcentrar la economía nacional y eso es muy bueno. El problema, sin duda, es otro, el de regiones mexicanas que por otras causa no están aprovechando la apertura. Y ésas son las razones que hay que analizar.

Yo apunté algunas direcciones prometedoras que explican la pobreza relativa del sur. Sin duda hay otros factores. Es urgente atacar este asunto, dejando las trivialidades políticas de lado, que ellas no son tan urgentes como esto.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras