Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ideas Prefabricadas
Eduardo García Gaspar
5 julio 2004
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Uno de los mejores ejercicios mentales que hay es el de poner en tela de juicio ideas que la gente repite considerándolas como verdades reveladas por alguna deidad infinitamente sabia. P

ongo un ejemplo de esto con un caso real, el de un programa de radio hablada, en el que el conductor trataba el caso de los maestros y profesores, quejándose de que ganan muy poco.

Este es un lamento coreado una y otra vez, el que en el caso que nos ocupa fue sazonado con otra idea del mismo tipo, la de los jugosos salarios de los deportistas.

Total que tenemos uno de esos comentarios que son tomados como dogmas inapelables y que señalan la injusticia de tener a profesores mal pagados al mismo tiempo que deportistas con ingresos millonarios.

La tentación de poner eso en tela de juicio es irresistible y trataré de probar que ese lamento es inútil e ilógico.

Primero, por una razón, los sueldos de unos no tienen que ver con los sueldos de otros. No tiene mucho caso comparar ingresos de maestros con ingresos de deportistas, pues son profesiones distintas.

Podría compararse a los profesores con los albañiles y la cuestión saldría con conclusiones diferentes. Los deportistas no van a las casas de los maestros a quitarles dinero.

Además, hay evidencias empíricas de que los maestros no tienen en realidad sueldos bajos (vea por ejemplo el análisis de BBVA sobre educación) y pruebas de que los deportistas no tienen sueldos altos. Me explico.

No tiene sentido comparar los sueldos muy elevados de una proporción mínima de deportistas con las percepciones de todos los maestros. Deberían compararse a todos los deportistas con todos los maestros y si eso se hace, seguramente, se verá que los maestros ganan más en promedio.

¿Cuántos deportistas existen en el mundo? No sé, pero por mero sentido común, deben ser varios millones y sólo un puñado de ellos tienen ingresos verdaderamente altos.

Esto es algo similar a lo que sucede con los actores. Carece de lógica comparar a las excepciones de un caso con la regla de otro caso. Una situación similar sucede con los pintores, donde unos pocos ganan mucho, pero la mayoría tiene ingresos bajos. Todo lo que quiero demostrar es que no tiene sentido esa comparación.

Es el clásico caso de peras con manzanas. Pero hay más. Es políticamente correcto, según muchos, quejarse así, con comparaciones ilógicas que son tomadas como verdades absolutas. Porque, además, sucede que los ingresos de unos y de otros están sujetos a las mismas reglas de oferta y demanda.

Si un profesor particular, el que sea, gana menos que Beckham, eso se debe a que se valora más lo que hace ese futbolista que lo que hace ese profesor. Hay muchos que pueden sustituir al profesor, pero hay muy pocos que sustituyan a Beckham.

Por eso cada uno gana sueldos diferentes. Por eso un maestro gana más que un jardinero o que un ejidatario. Son cuestiones de lógica y sentido común. La cosa se complica con una situación adicional importante, señalada en los análisis económicos sobre el tema.

Es cierto que un profesor puede tener una influencia determinante sobre sus estudiantes. Presuponiendo que esa influencia sea buena, resulta en extremo difícil valorarla en su impacto final, que es la existencia de seres bien preparados y productivos.

Y las evaluaciones que tenemos en México indican que en promedio no son maestros que rindan frutos como en otras partes del mundo, dando estudiantes bien preparados.

Mas en general, lo que he querido hacer es sencillo: demostrar que hay ideas que se repiten hasta el cansancio y que son falsas, lo que produce iniciativas de acciones terribles… porque quien oye eso de que los deportistas ganan mucho más que los profesores y se lo cree, va a tener ideas como la de hacer que el gobierno de alguna manera le quite ingresos a los deportistas y se los dé a los maestros.

Una mala idea lleva a una acción errónea.

Es éste un solo ejemplo de las varias ideas que sobreviven por mera repetición y que son culpables de fallas que alteran nuestra prosperidad potencial. Muy similar a la idea de que le petróleo debe ser propiedad estatal y otras que fomentan la pobreza y la miseria.

Le digo, poner en tela de juicio lo que oímos es un buen ejercicio para la salud intelectual.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras