Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Isaías y el Estado de Bienestar
Selección de ContraPeso.info
18 noviembre 2004
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta un breve y sagaz comentario del Rev. Zandstra sobre el tema de la ayuda a los pobres, un serio problema mexicano. Hace él un llamado serio a colocar la ayuda gubernamental en el sitio que merece dentro del principio de subsidiariedad, al mismo tiempo que previene contra el uso de pasajes bíblicos y buenas intenciones por parte de quien al final promueve intereses partidistas.

El Rev. Gerald Zandstra es pastor ordenado de la Iglesia Cristiana Reformada en Norteamérica y director del Center for Entrepreneurial Stewardhip del Acton Institute. Este artículo fue publicado originalmente en el enlace recomendado abajo el pasado 27 de octubre. Agradecemos al Acton Institute su gentil permiso para traducirlo y reproducirlo.

Recibí recientemente un correo electrónico de una legisladora estatal quien está siendo presionada para apoyar, antes de la elección del 2 de noviembre, algo que se llama la Plataforma Isaías.

La Plataforma Isaías es un esfuerzo de difusión de un grupo activista, llamado Call to Renewal, con fundamentos religiosos y localizado en Washington. El grupo afirma que se dirige a “elevar la conciencia acerca de las necesidades de las personas pobres dentro de su propio país y comprometerlas en un renovado compromiso de buscar justicia.”

La legisladora tenía problemas. No entendía cómo la posición de la Plataforma Isaías podía ser tan opuesta a lo que tiempo antes yo había dicho en una conferencia acerca del entendimiento de la sociedad y la fe.

Los que respaldan a la Plataforma Isaías pertenecen a diversas y principales denominaciones protestantes; yo soy un pastor ordenado de la Iglesia Cristiana Reformada de Norte América.

¿Cómo podían líderes religiosos tener visiones tan opuestas sobre el papel del gobierno, la iglesia y la sociedad civil al tratar el tema de la pobreza? Ambos, los promotores de la Plataforma Isaías y yo, estamos de acuerdo en elevar la conciencia de las necesidades de la gente pobre en sus propias comunidades.

Los dos queremos inspirar, animar, motivar y comprometer a las personas en una renovada obligación de búsqueda de justicia. Ningún cristiano puede negar que estos asuntos son esenciales para la religión. Donde diferimos, y de manera muy importante, es en los medios y las formas para la mejor solucionar la pobreza.

Las dificultades comienzan a notarse una vez que se escarba un poco en el programa de cambio de Call to Renewal.

Este grupo, en el primer punto de la Plataforma de Isaías, que toma su nombre del profeta del Antiguo Testamento que habló acerca de la importancia de la justicia dentro de la alianza de Israel, dice que

“todas las políticas fiscales y propuestas de gasto deben ser evaluadas bajo un análisis público de cómo ellas serán de ayuda a las personas solucionando la pobreza y fortaleciendo las familias y las comunidades.”

Para el grupo de Call to Renewal, el medio principal y quizá único de combate a la pobreza es el estado de bienestar (welfare state).

Lo que se deja ver aquí es que “motivar” y “animar” personas a “un compromiso renovado de búsqueda de justicia”, se vuelve una venta abierta de programas de gobierno, usando la palanca de la autoridad moral de la iglesia.

De hecho, se está solicitando a la gente religiosa que se una a este llamado: “

Me uno a elevar la Plataforma Isaías al debate público y pedir a todos los candidatos a puestos públicos a proponer y sostener políticas que logren estos objetivos.”

¡Qué perspectiva tan miope! La legisladora que se me acercó estaba preocupada, pues Call to Renewal simpatiza con los candidatos que se han comprometido con el más grande empeño en la expansión del estado de bienestar.

Lo que la alarmó, con toda justificación, fue la carencia total de acierto sobre el papel correcto del gobierno con respecto a los asuntos de pobreza y caridad.

¿Cuál es el papel de las iglesias en sus comunidades? ¿Cuál es el papel de las familias afectadas? ¿Cuál es el papel de la persona individual?

Desde luego, nada de esto es tratado explícitamente. En lugar de ver al gobierno como la única solución a los problemas de la pobreza, esta organización haría mucho mejor en aprender la verdad detrás del principio de subsidiariedad: el gobierno tiene un papel legítimo e importante en el combate a la pobreza, pero es el último en la línea y nunca el primero.

Cuando se asigna exclusivamente al gobierno el problema de la pobreza, se engaña a la persona. Los pobres, al vencerse frente al gobierno solicitando su cuidado, están alejándose de sus familias, iglesias, caridades y comunidades, las que serían beneficiadas al involucrarse ellas en la vida de quien realmente requiere ayuda.

Hay un beneficio mutuo en todas estas relaciones que forman los cimientos más fuertes de la sociedad civil. Es en estas relaciones que podemos ayudar a los pobres y, lo más importante, así podemos ver a la persona entera experimentando la dignidad que es inherente al alma humana.

El grupo Call to Renewal es sólo un ejemplo de gente benevolente que aplica una especie de socialismo ligero combinado con un lenguaje moral y pasajes bíblicos, para convertirse en promotores de una enérgica agenda de remedios gubernamentales, los mismos remedios que le han fallado a los pobres en todo el mundo.

Al final, desafortunadamente, esa plataforma es menos algo que Isaías hubiera apoyado y más una política partidista.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Isaías y el Estado de Bienestar”
  1. PZP Dijo:

    qué bueno está este!





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras