Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Sopa Está Fría
Eduardo García Gaspar
14 enero 2004
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Hay una regla en la administración que dice que toda función creada, por innecesaria que sea, llegará a su capacidad máxima instalada y solicitará más recursos para realizar su función, ocupándose primero de lo menos importante.

Uno de esos casos puede mostrarlo una noticia reciente, en la que interviene la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Éstos son en resumen los datos que se publicaron.

Esa comisión ha intervenido de oficio debido al malestar que ocasionan las demoras, retrasos y revisiones que se hacen por motivos de seguridad aérea. Esa comisión va a pedir a diversos organismos públicos como las secretarías de gobernación y relaciones exteriores que le expliquen el fundamento legal de esas revisiones y demoras.

José Luis Soberanes el ombudsman mexicano dice que los extranjeros pueden regular sus entradas de extranjeros, pero que eso no se puede hacer en otro territorio que el del país que las aplica y que “manifiesta su total desacuerdo con cualquier procedimiento de revisión que resulte vejatorio y contrario a la dignidad de las personas…”.

La situación es por demás interesante para analizar siquiera un poco.

Del otro lado de las declaraciones de la CNDH, desde luego, está la amenaza real de atentados terroristas, los que mucho me temo sean mucho más vejatorios que el sufrir una revisión de equipaje y un retraso de salida del vuelo.

Sobre esa posibilidad, ni una mención de la CNDH, a pesar de que esa posibilidad de ataques es la causa de tales revisiones y trastornos.

Hasta aquí, esa comisión demuestra una visión sesgada de su función. Le ocupan las violaciones de derechos humanos por retrasos y revisiones, pero no la contrapartida de inocentes muertos por ataques terroristas. La miopía es obvia. Pero eso no es todo.

Entre líneas muy claras, la propuesta de la comisión es la siguiente: las revisiones no deben hacerse en México, sino en los EU una vez que aterrizó el avión, es decir, poner en riesgo a los pasajeros durante el vuelo por no hacer las revisiones antes de salir, sino después.

Si lo anterior es miopía, esto es tontería… pero de las grandes. Con simetría de tratos, las aerolíneas con destino a México no revisarían si los extranjeros tienen visa mexicana, ni nada. Serían las autoridades mexicanas las que revisarían los documentos cuando el extranjero ya aterrizó en México.

El asunto, en el fondo, muestra a una dependencia oficial que se aísla de todo y decide cumplir lo más fácil de su misión, ocupando su tiempo en lo menos relevante del asunto que le ha sido encomendado.

Cualquiera pensaría que en México los derechos humanos son respetados a tal nivel que ya no hay nada más grave que sufrir revisiones de equipaje y retrasos de avión, ya no hay secuestros, ya no hay crímenes, ya no hay abusos de autoridad, ni corrupción, ni nada.

Las más grandes violaciones de derechos humanos en México las sufre el pobre a quien le vacía su maleta un tipo mal educado. Las razones de esta miopía tonta, parece, son naturales.

Primero, es más fácil atender esas quejas que las de mujeres asesinadas y violadas.

Segundo, eso mantiene ocupados a los burócratas que allí trabajan, mandando escritos a cuanta dependencia oficial se les ocurre para pedir que justifiquen lo que ellas hacen; y poner un teléfono de 01-800 para atender las quejas de viajeros contrariados.

Tercero, hace verse bien a la comisión, con un pretexto para hacer una declaración y crear una noticia.

El organismo que nació para hacer algo digno termina por desviarse y trabajar en lo menos importante gastando lo más posible. Sus siguientes pasos pueden ser los siguientes, digo, si siguen esa tendencia: atender los reclamos de las concursantes en Señorita México que no están de acuerdo con los fallos de los jueces, los lamentos de comensales mal tratados por meseros que no sirvieron caliente la sopa y los lloros de quienes sufren demasiado el fin de una telenovela.

Es así que una buena idea se transforma en una mala aplicación y, por eso, un desperdicio de dinero que pagamos los ciudadanos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras

Record de Visitas

ContraPeso.info logró en 2016 1,033,263 sesiones individuales de consulta, En nuestro primer año tuvimos 44,527 (datos de Google).