Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Las Elecciones y Los Nuevos Medios
Selección de ContraPeso.info
23 noviembre 2004
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Quizá el más importante de los acontecimientos colaterales a las elecciones norteamericanas pasadas ha sido lo sucedido con los medios tradicionales. Los llamados Mainstream Media tuvieron un desempeño que producirá consecuencias futuras amplias. Estos medios han fallado. Este es el tema del artículo escrito por Glenn Harlan Reynolds. Agradecemos a Tech Central Station la autorización para traducir y reproducir este texto.

Si bien el autor pone su atención en el sesgo de los Mainstream Media, en contra del presidente americano, el lector puede ignorar eso y concentrase en otro fenómeno de mayor consecuencia en el largo plazo, la caída/transformación de los medios tradicionales tal como los conocíamos. Su poder ha caído sensiblemente y la elección pasada en los EEUU muestra eso. Para la mejor comprensión del artículo, además de colocar la atención en el fenómeno de medios en los EEUU, conviene aclarar un término relativamente nuevo en México: blog.

Se da ese nombre a una página de Internet, producto de un esfuerzo de un individuo que allí coloca una especie de diario personal, con opiniones propias y autónomas. Los blogs han proliferado en todo el mundo y son de enorme diversidad en su calidad y contenido. La Internet ha hecho posible la aparición los blogs y, según este artículo, ha sido factor importante en la disminución de la influencia de los medios tradicionales, al menos en los EEUU.

Era una elección decisiva para los medios. Ellos se levantarían o caerían. Se desplomaron. Allá por enero, me di cuenta de un giro repentino en el tono de muchos emisores de noticias —de sutiles sesgos anti Bush hasta intensas inclinaciones de este tipo, incluso con citas equivocadas. La situación empeoró conforme se acercaban las elecciones.

Desde la exagerada cobertura de Abu Ghraib (un real problema, pero no emblemático de la guerra, excepto por su cobertura de prensa), hasta la incansable promoción de una serie de documentales, libros y programas de televisión en contra de Bush; e incluso asuntos de mayor seriedad, como el irresponsable uso de documentos falsos por parte de CBS, parte de un intento de golpe al presidente y su servicio militar en la Guardia Nacional.

O la artificial historia de los explosivos perdidos, programada para ser trasmitida el fin de semana previo a la elección, los viejos medios alcanzaron un punto febril de manipulación dirigida a entregar la elección a los demócratas. Se presupuso que eso debería producir 15 por ciento de los votos.

Pero fracasaron. Fallaron porque ya no tienen el poder de antes. Y no tienen ese poder por varias razones:

• La primera es que perdieron su credibilidad. El odio anti Bush era tan palpable y tan pobremente disimulado, que incluso reportajes reales acerca de aspectos negativos del gobierno perdían su efecto dado el gozo con el que eran presentados. A esto hay que añadir los reportajes que fueron inexactos, más la actitud de “¡cómo se atreven!” cuando los medios eran cuestionados. No queda mucho después de esto.

• La segunda está relacionada con la primera y es que existen alternativas. En los tiempos que la gente de noticias considera la Época Dorada —los años 50 y 60— había pocas alternativas a las tres grandes cadenas de televisión y a los periódicos locales monopólicos. Lo que no reportaban no era noticia. Si es que reportaban algo, incluso de manera equivocada o deshonesta, era creído por la gente; y pocos llegaban a ver el otro lado de la historia.

Ya no sucede eso. La radio hablada, los noticieros de cable y la Internet han abierto la conversación y dado entrada a la crítica. Esto ha hecho que la inexactitud y la descarada manipulación de los Viejos Medios sean más fáciles de detectar. Como Peggy Noonan [del Wall Street Journal] ha escrito: “¿Quién fue el gran perdedor de la elección de 2004? Es sencillo decir que Kerry: fue un candidato pobre con una campaña pobre.

Pero pienso que el perdedor mayor fueron los Mainstream Media, las famosas siglas MSM que se hicieron famosas en este ciclo de elecciones. Cada vez que las grandes cadenas de TV y los periódicos nacionales intentaron hacer una travesura pro-liberal —CBS y los fabricados documentos de Bush y la National Guard, el New York Times y el bombgate, el programa 60 Minutes intentando coordinar la emisión del bombgate el domingo previo a la elección—, los militantes de blogs, la radio AM y la Internet los echaron abajo.

Para mí, esto fue un gran desarrollo histórico en la historia política de EEUU. Fue Agincourt. Fue la milicia del rey Enrique echando abajo a la aristocracia francesa con nueva tecnología y rudo valor. Dios bendiga a esos militantes en pijamas de EEUU. Algún día, cuando los EEUU sean golpeados de nuevo y las líneas se caigan y los medios sean difíciles de acceder, estos bloggers y manejadores de páginas e internetters independientes encontrarán una manera de guardar y hacer públicas sus palabras y eso será parte de la salvación de nuestro país.”

Acostumbrados a tener un megáfono de un solo sentido, la gente de los medios viejos no están contentos con estos nuevos sucesos —tan sólo hay que ver un video de Dan Rather hablando de la “maquinaria de bloggers”, de tal forma que muestra claramente su infelicidad y su despiste— y esas condiciones no van a mejorar para los medios tradicionales.

Si Kerry hubiera ganado y si los Demócratas hubieran sido mayoría en el Congreso, creo que podríamos haber visto legislación destinada a limitar el periodismo independiente. Pero eso no va a suceder ahora y el crecimiento de la tecnología con costos más bajos en ancho de banda, computadoras y cámaras digitales, probablemente acelerará el crecimiento de los medios independientes.

• La tercera y quizá la más significativa razón de la influencia desmoronada de los viejos medios es que su habilidad para crear un consenso falso —sobre lo que antes he escrito antes en términos de los que los científicos políticos llaman “”falsificación de preferencia”—, ha disminuido, como resultado de las razones mencionadas antes.

No ha desaparecido totalmente, y en realidad algunas personas están especulando que esto jugó un papel grande en la inexactitud de los exit polls. “La gente entiende lo que los MSM consideran políticamente correcto. La gente presupone que los encuestadores son parte de los medios liberales, de manera que se reservan sus opiniones conservadoras. El odio anti Bush y la violencia en esta elección hicieron que el apoyo al presidente se convirtiera en tabú, tanto como la oposición a la acción afirmativa.

Dado esto, los exit polls probablemente mostraron cifras menores que las del apoyo real al presidente. (Natalie Solent sugiere que esto sucede en Gran Bretaña también). Pero provocar que las personas mientan a los encuestadores no es suficiente. Los que los grandes medios han perdido es la habilidad para hacer que la gente deseche las ideas que aun no han sido revisadas por los Poderes Reales.

Han perdido la habilidad para establecer la agenda, en sentido positivo y negativo; para decidir qué ideas y qué sucesos se ponen sobre la mesa y cuáles no. ¿Qué significado tiene esto? Significa que esta elección probablemente marcó un punto de inflexión en el poder de los medios y que —al estar creciendo los medios alternativos— el poder de los medios institucionales para dar forma al debate será mucho menor la siguiente ocasión.

Como escribí tiempo atrás, esto beneficiará a los Republicanos en el corto plazo al menos: “Mientras los Mainstream Media son perezosos y sesgados —y están fuertemente a favor de un Demócrata— la verificación de información y el poder de la blogósfera para pasar por encima de los medios, ayudará desproporcionalmente a los Republicanos. No es esto un reflejo de los blogs tanto como un reflejo de los grandes medios.” Y las razones de su desplome.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras