Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Los Medios y su Estrategia
Eduardo García Gaspar
5 abril 2004
Sección: NEGOCIOS, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Aunque escribo esta columna sobre negocios y otra diaria sobre política, economía y sociedad, nunca he trabajado dentro de un medio de comunicación.

Sin embargo, los medios han sido parte de mi vida, como publicista y como columnista. Creo conocer un poco de ellos y por eso hago algunas meditaciones al respecto de su marketing concentrándome en los medios noticiosos.

Me parece razonable suponer que un medio informativo tiene la función de recolectar información, organizarla dentro de un todo coherente y presentarla a su audiencia. Dentro de esto, obviamente hay diversidad de información posible, desde los datos acerca de la situación del IMSS hasta la última operación de cirugía plástica de alguna celebridad de la televisión.

Eso ocasiona medios especializados en infinidad de campos, cada uno dedicado al tipo de información que piensa puede resultar comerciable.

Desde luego, existe un nicho de mercado que es el del medio que contiene varios tipos de información, como los periódicos que reportan lo político, pero también lo social y hasta la farándula, pasando por otros temas como lo cultural y demás. Tampoco hay problema aquí. Además, como todo negocio, los medios necesitan ventas para subsistir.

Las televisoras necesitan ratings, igual que el radio y los medios impresos necesitan circulación. Nada de malo hay en eso. Es la regla de toda empresa comercial y se trata de un objetivo legítimo.

En otras palabras tienen que hacer marketing de su producto y su producto es el contenido de información que recolectan, organizan, priorizan y llevan a su audiencia.

Es aquí cuando, me parece, surge un problema fascinante en los medios noticiosos. ¿Debe su marketing modificar el contenido informativo de los medios para lograr más circulación o más ratings? La respuesta es obviamente sí, pero el problema es determinar hasta dónde y en eso está el problema del marketing de los medios, el que ejemplifico con una situación.

Puede suponerse que la primicia de un video-escándalo es causa de más audiencia y es parte de los medios revelar esos hechos. Sin embargo, surge la pregunta, ¿debe un medio favorecer claramente noticias escandalosas en perjuicio de eventos de más graves consecuencias que son hechos de lado e incluso ignorados?

Es un asunto grave. Hay noticias del tipo “él declaró – el otro contestó – él lo acusó – el otro lo insultó”, que ponen énfasis en lo superficial y que ignoran los asuntos de fondo del país, los que sí tienen consecuencias serias.

Son casos que muestran claramente situaciones de una influencia indebida del marketing mal entendido cuando altera la razón de ser de un producto, como un shampoo que huele bien pero no limpia.

Es un asunto serio que llama a reflexiones muy profundas y que puede dañar al marketing, una rama de la administración que ya tiene una reputación potencial muy negativa y referida a “hacer cosas sin fundamento ni razón pero que se venden incluso con exageraciones y engaños”

No sería mala idea tener varios equipos de expertos estudiando esto y haciendo públicos sus resultados.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras