Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Los Pericos Repetidores
Eduardo García Gaspar
27 mayo 2004
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Recientemente he escuchado a varias personas hablar de la posibilidad de que exista un maquinación muy bien planeada contra la iglesia católica.

Durante los últimos seis meses he escuchado eso de personas de todos tipos.

Lo que intentaré hacer en lo que sigue es analizar el tema de manera que pueda ser más entendible y no nos quedemos en la posición potencialmente inútil de una oculta conspiración mundial.

Primero que nada, es obvio que existen sistemas o ideologías que se oponen abiertamente al catolicismo pero también a todas las religiones. Esto lo sabe todo el mundo y estoy hablando del comunismo, por definición ateo, y sus aplicaciones en Cuba por ejemplo. Hasta aquí, la conclusión es razonable.

Sí existen ideologías cuyos partidarios están en contra de las religiones en general. Ninguna novedad hay en esto. Lo mismo acontece con ya no sistemas políticos, sino con filosofías que niegan a Dios y cosas por el estilo. Obviamente el partidario de esas maneras de pensar se opondrá a toda religión. Nada nuevo.

También deben considerarse un conjunto de ideas que si bien no niegan la existencia de Dios tienen ideas muy diferentes entre sí.

El más obvio ejemplo de esto son las diferentes religiones y los movimientos separatistas que se pueden dar dentro de ellas, lo que tampoco es noticia y se ha tenido durante siglos. Es obvio, por tanto, que de todo esto se derivan ataques a y entre las ideas religiosas, no solamente la católica.

Luego están los movimientos sociales de diversos tipos entre los que se dan diversos niveles de oposición a la religión. En muchos casos, ni siquiera existen ataques, sino colaboración y esos movimientos incluso son productos de alguna de las religiones.

Sin embargo, sí se dan casos de agendas activistas en las que se dan enfrentamientos directos, como es el caso de los promotores del aborto y la iglesia católica.

Tampoco esto es desconocido, al igual que personas con cruzadas personales. Y también está el caso de ideas incompatibles con la religión, como el de quienes piensan en nuestro planeta como una divinidad, donde es obvia la oposición entre esto y el catolicismo además de muchas otras religiones.

En fin, lo que me pasa a mí es que no veo un complot organizado, oculto, bien planeado, eficiente, global, sino una serie de sucesos que pueden ser interpretados como un complot sin que exista evidencia al respecto.

Pero hay una dimensión adicional que no muchos han visto y que pasa desapercibida con facilidad.

Lo que no se observa tan simplistamente como un complot, es el síndrome del repetidor, que es la persona que corea como perico lo que oye y se inclina por lo que oye más a su alrededor. Para ilustrar este síndrome pongo el ejemplo de un periodista con el que hablé hace bastante tiempo por haber escrito una nota llena de inexactitudes.

Al explicarme su posición, me dijo que él era periodista solamente, que no sabía mucho del tema reportado y que intentaba reflejar lo que él creía que era la opinión general que había escuchado.

Admitió incluso que usaba frases hechas, que leía en otros medios de colegas suyos y que nunca había leído nada del tema que reportaba, ningún libro, nada. A lo que voy es que es una posibilidad real que alguna proporción de lo que se reporta en los medios sea producto de la ignorancia sobre temas reportados.

Por ejemplo, no es de esperar que el periodista promedio que reporta sobre los sacerdotes pederastas en los EU sea un experto en cuestiones religiosas, ni en historia de la religión.

Esos vacíos son llenados por repetición de ideas accidentales, impensadas, fortuitas, pero consideradas modernas, tomadas de otras partes, o vistas como herramientas de producción de controversia. El producto de estos pericos es una repetición de ideas tomadas de otros, lo que en su conjunto, puede crear la impresión de un complot. No son todos los periodistas, pero me imagino que no sean pocos.

La solución, desde luego, está en la capacitación que cada medio dé a sus reporteros. Pero no sólo son pericos algunos periodistas, sino también la gente común que hace lo mismo, repite ideas sin pensarlas, sin que pasen por análisis siquiera sencillos.

Y de estas personas hay muchas más, que repiten esas frases hechas e ideas estereotipadas y que así las propagan tan o más efectivamente que los mismos medios. El remedio, desde luego, también está en el uso de la razón… que en última instancia es el tomar la información de los medios y pasarla por un filtro personal que se llama eso, razón.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras