Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Menos Pobres
Selección de ContraPeso.info
26 octubre 2004
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Asuntos
Catalogado en:


ContraPeso.info presenta información del Banco Mundial. Este mismo mes, una publicación señaló que la pobreza en México durante los últimos años ha crecido escandalosamente. Meses atrás miembros de varios partidos políticos indicaron que los índices de pobreza en el país han aumentado. Los datos duros no apoyan esa opinión. De hecho, los datos duros presentan una evidencia contraria, la pobreza en México ha diminuido.

UnaSegundaOpinion.info presenta la siguiente información directa de la fuente en beneficio del lector, para conocer la realidad sin intermediarios y sin pasar por la hipertrofia de las declaraciones infundadas. Es un boletín de prensa emitido hace tres meses y que parece haber pasado de noche para muchos.

CIUDAD DE MÉXICO, a 28 de julio de 2004 –

Entre 1996 y 2002, México presentó avances en su lucha contra la pobreza, en particular en lo que respecta a la pobreza extrema. Sin embargo, la pobreza sigue siendo un reto central para el desarrollo del país, pues hasta 2002, la mitad de la población vivía en pobreza y un quinto en pobreza extrema. El nivel actual de pobreza se encuentra apenas por debajo de los niveles prevalecientes antes de la crisis 1994-1995.

Así lo indica el estudio del Banco Mundial, La pobreza en México, una evaluación de las condiciones, las tendencias y la estrategia del Gobierno, el cual destaca que México ha logrado avances en términos de las capacidades humanas de la población, entre ellas, salud, nutrición y educación. México está razonablemente cerca del punto en que se esperaría que estuviera, dado su nivel de ingresos, con respecto a las condiciones educativas y de salud, y a los niveles de prestación de servicios.

No obstante, existen rezagos importantes de estos indicadores por grupo y zona geográfica. “Las estadísticas del reporte sobre las cuestiones de pobreza extrema demuestran que, de hecho, ha habido una reducción de 24,2 por ciento a 20,3 por ciento en el número de personas que viven en pobreza extrema de México”, aseguró James Wolfensohn, presidente del Banco Mundial. “La pobreza moderada también se ha reducido de 53,7 por ciento a 51,7 por ciento; éstos son movimientos importantes en un momento en el que el crecimiento económico fue significativamente desafiante”.

El estudio señala que en la última década, el patrón de cambios en la pobreza ha seguido de cerca el ciclo macroeconómico y el ritmo asociado al mercado de trabajo. Indica que la crisis de 1994-1995 constituyó un enorme revés: la pobreza extrema se incrementó de 21 por ciento de la población en 1994 a 37 por ciento en 1996. Entre 1996 y 2002 la pobreza extrema disminuyó en 17 puntos porcentuales a 20 por ciento, sólo un punto porcentual por debajo del nivel antes de la crisis de 1994.

De acuerdo con el reporte, las tendencias en el periodo 2000-2002 son alentadoras, pues se ha registrado un declive significativo de la pobreza extrema a pesar del estancamiento en los ingresos promedio. No obstante, la reducción en la pobreza moderada y extrema en áreas urbanas no fue significativa.

“La reducción de la pobreza extrema a nivel rural y nacional entre 2000 y 2002 sí es estadísticamente significativa”, aseguró Michael Walton, Asesor Regional para Reducción de Pobreza y Desarrollo Humano del Banco Mundial. “Algunos de los factores que contribuyeron a la disminución fueron el crecimiento de las remesas internacionales para los pobres extremos en las zonas rurales y el aumento de las transferencias gubernamentales dirigidas a los pobres extremos a través de Oportunidades”, dijo Walton, co-autor del estudio.

Otras razones que contribuyeron a la disminución de la pobreza fueron el crecimiento real de ingresos laborales en actividades poco calificadas; una reducción en los retornos a la educación superior desde 1997 y una reducción en las diferencias de los salarios entre áreas rurales y urbanas.

El informe considera que la pobreza en el país es un desafío importante y que está asociada a una gran desigualdad, la cuál sigue siendo alta sobre todo en las áreas rurales y se mantiene en el promedio latinoamericano y a niveles anteriores a la crisis, aun cuando disminuyó cerca de dos puntos porcentuales.

La pobreza también está asociada con la exclusión social, especialmente de los grupos indígenas. De acuerdo con el reporte, 44 por ciento de los indígenas se encuentra en el quintil más pobre de ingreso; estos grupos constituyen 20 por ciento de los pobres extremos y sufren los mayores niveles de privación en términos de salud, educación y acceso a servicios básicos. “Existe gran heterogeneidad de la pobreza entre y dentro de los estados”, indicó Gladys Lopez-Acevedo, Economista Senior y co-autora del estudio.

“Los indicadores de infraestructura básica social y de ingreso muestran que aun dentro de los estados más ricos existen diferencias importantes  en los niveles de bienestar de la población”. Lopez-Acevedo explicó que si bien la brecha en infraestructura social entre los estados más pobres y los más ricos del país, se ha reducido, aun falta mucho por hacer, sobre todo en la parte monetaria o de ingresos. Por ejemplo, en el Sur del país hubo progreso en términos de la provisión de infraestructura básica social, pero ésta se mantiene todavía como una de las zonas más pobres del país.

LOGROS Y RETOS DE LA ESTRATEGIA GUBERNAMENTAL

Sobre la estrategia gubernamental , el estudio destaca que como marco conceptual CONTIGO —la estrategia de combate a la pobreza del Presidente Vicente Fox— es excelente, pues reconoce las múltiples dimensiones de la pobreza, hace énfasis en áreas complementarias de acción pública y toma en cuenta el ciclo de vida.

Sin embargo, existen retos en su implementación como el avanzar en la coordinación interinstitucional; mejorar la calidad de servicios a nivel federal, estatal y municipal y fortalecer el monitoreo y la evaluación de impacto. Reconoce que el gasto social ha crecido en términos reales, especialmente en educación, protección social y programas focalizados a los pobres, en los que creció 8,4 por ciento anual en los 90 y 9,8 por ciento anual después del año 2000.

No obstante, existe diferencia en las tasas de crecimiento de los diferentes rubros, así como una variación enorme en la progresividad de los programas y la capacidad de redistribución del Estado está limitada por el bajo nivel de recaudación. En cuanto a la protección social, el reporte señala que el sistema tiene una cobertura limitada para hogares en pobreza extrema y moderada.

Destaca que Oportunidades, que consiste en transferencias de efectivo condicionadas a la salud y asistencia escolar de los niños, es un programa ejemplar a nivel internacional, cuyas evaluaciones de impacto muestran efectos positivos sobre asistencia escolar, desnutrición y otros indicadores de bienestar, pero que entre sus retos está el asegurar la oferta y mejorar la calidad de sus servicios, fortalecer el control social y adaptarse a una población dinámica.

Por su parte, Seguro Popular es un programa innovador que puede reducir riesgos de salud para pobres extremos y moderados sin seguro social, cuyos retos son el ser un instrumento para mejorar el desempeño a nivel estatal y contar con una evaluación rigurosa de su impacto en las familias y en los proveedores de servicios. “Para mejorar su lucha contra la pobreza, México necesita lograr un crecimiento ligado a la agenda de competitividad para generar empleos de calidad, así como una redistribución.

La inversión en el capital humano de los pobres es parte de una estrategia de competitividad”, aseguró Isabel Guerrero, Directora del Banco Mundial para México y Colombia. “También es necesaria la consolidación de la inversión en infraestructura y de estrategias en el sector rural y el informal”.

Isabel Guerrero explicó que actualmente las políticas rurales están más consolidadas en el área social que en la parte productiva y que muchos programas agrícolas están más orientados a los grandes productores, por lo que es necesario dar mayores opciones a los grupos marginados. “La estrategia contra la pobreza debe tener un elemento específicamente diseñado para incluir a los grupos indígenas en áreas rurales, pues sufren desproporcionadamente en términos de ingreso y de ingresos sociales”, comentó. “

Nadie en el Banco y creo que nadie en el gobierno mexicano está declarando la victoria en la lucha contra la pobreza”, señaló por su parte James Wolfensohn, quien reconoció los esfuerzos del gobierno mexicano y la voluntad del Banco Mundial de apoyar a México en su lucha contra la pobreza.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras