Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Palabras de AMLO
Selección de ContraPeso.info
21 septiembre 2004
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


La última parte del 4o. Informe de gobierno de AMLO contiene las siguientes palabras textuales tomadas del documento original adjunto del sitio del Gobierno del DF el 20 de septiembre de 2004, con itálicas añadidas.

“Amigas y amigos: “Es lógico que hace falta mucho por hacer en la Ciudad pero ya rompimos la inercia. Es cosa de darle continuidad a los programas de desarrollo social, de seguir construyendo obras públicas y de garantizar el mantenimiento en la amplia red de servicios que el gobierno ofrece a la gente.

“También es indispensable seguir profundizando en las tareas de combate a la delincuencia y no permitir nunca más la corrupción, los privilegios y el derroche de servidores públicos.

“Contrariamente a lo que se piensa y a pesar de los complejos problemas que se tienen que enfrentar en una ciudad como la nuestra, la participación responsable, la calidad y calidez de la gente que la habita, hacen posible que la tarea de gobierno pueda realizarse con entusiasmo y sin fatalismos.

“El mejor recurso de la Ciudad es su gente: buena, noble, generosa, emprendedora y solidaria. Por eso, ante cualquier circunstancia, estaremos atentos a los sentimientos de la gente y nunca dejaremos de tomar en cuenta la opinión de los habitantes del Distrito Federal. En lo que a mí respecta, esto es lo único que de verdad me importa. El poder por el poder y la parafernalia que lo rodea, como está demostrado históricamente, no valen absolutamente nada. El poder sólo se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.

“Voy a seguir actuando de manera responsable, mostrando, en todo momento, disposición al diálogo y al acuerdo. Pero, como ustedes comprenderán, tengo derecho, como cualquier otro ciudadano, a defenderme ante la arbitrariedad. No voy a aceptar dócilmente una condena injusta. Tampoco voy a negociar mis principios.

“Reitero: no cometí ningún delito. Todo se ha maquinado para atajarnos con miras a las selecciones presidenciales del 2006. No es un asunto jurídico sino político. No es ético que nos quieran descalificar a la mala, torciendo la ley; es mejor, por el bien de todos, que nuestras diferencias se resuelvan en las urnas.

A quienes suponen que me tienen en sus manos les recuerdo que, en la democracia, el pueblo es el que manda y decide. Estoy en manos del pueblo y voy a ejercer, con responsabilidad, mi legítima defensa.

“Muchas gracias. “México, La Ciudad de la Esperanza, a 17 de septiembre de 2004″





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras