Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¿Quién es el Gobierno?
Eduardo García Gaspar
10 marzo 2004
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIALISMO
Catalogado en:


Dentro de la complejidad que posiciones que tiene la política de cualquier país, es perfectamente posible encontrar dos posiciones básicas o esenciales, la de los liberales y la de los socialistas.

Con esto en mente, será posible entender mucho de lo que sucede dentro de los gobiernos.

Los socialistas, ubicados en diversas gamas de la izquierda, tienen en común la idea de que la autoridad política del país sea el eje de la vida social.

Es decir, quienes están en la izquierda de la política sostienen fuertemente que la sociedad funciona mejor cuando el gobierno interviene robustamente en la vida de las personas.

El intervencionismo gubernamental que ellos proponen toma la forma de leyes, reglamentos, instituciones, empresas, impuestos, trámites, todo lo que pueda imaginarse para que el Estado intervenga en la vida de la sociedad. La teoría socialista consiste en creer que conforme crece el Estado la sociedad mejora.

Ahora vayamos un poco más adentro de esa teoría.

Necesariamente para los socialistas, el Estado es la parte central de su pensamiento, el héroe de la película, la herramienta destinada a salvar a la sociedad. Desde luego, por simple lógica, queda por contestar la pregunta de qué es el Estado.

La contestación es clara: el Estado es el gobierno, una serie de instituciones políticas que poseen un atributo que nadie más tiene en la sociedad, la capacidad legítima del uso de la fuerza en contra de las personas. Pero falta ir más adentro y contestar qué es el gobierno.

La única posibilidad de contestar eso es decir que el gobierno es un grupo de personas, especialmente las que encabezan las principales instituciones del gobierno. Me refiero al poder ejecutivo, al legislativo y al judicial, además de a los partidos políticos, los gobiernos estatales y demás grupos y corporaciones gubernamentales.

Al final de cuentas, por tanto, lo que los socialistas dicen es que un grupo de personas debe ser confiado con el poder de intervenir mucho en la sociedad para que ella progrese. Ése es, al desnudo, el credo socialista y de izquierda.

Unas pocas personas deben ser confiadas con la responsabilidad total de conducir a la sociedad.

Digo pocas porque a pesar de que el gobierno estuviera formado por un grupo grande de cien mil personas eso equivaldría a que una pequeña fracción del uno por ciento de los mexicanos interviniera fuertemente regulando la vida del resto.

Si vamos un paso más adelante, debemos ver ahora quiénes son esas personas. Para contestar eso hay dos posibilidades. Una de ellas es examinar la realidad de varios años de evidencias tangibles y hablar de regímenes pasados o presentes.

Tomemos, por brevedad de espacio, sólo las evidencias más recientes, todos esos escándalos en partidos políticos y en el gobierno del DF.

Lo que el socialismo propone es que personas que pueden ser como ésas tengan un enorme poder sobre la vida del resto de los ciudadanos. Sí, que los chicos que nos trajeron el Nicogate, el Pemexgate, que piden dos millones de dólares por permisos verdes, que juegan en Las Vegas, que llenan portafolios con dólares… que esas personas lleven sobre sus hombros la responsabilidad de conducir a la sociedad y posean el poder de intervenir mucho en la vida de la sociedad.

Ésta es una falla estructural del socialismo.

La segunda es entender que cuando el socialista propone que el gobierno intervenga fuertemente en la sociedad, necesariamente supone que las personas que forman ese gobierno son mejores que el resto de los ciudadanos, que son más inteligentes, que son más honestos, que saben más, que tienen valores más altos.

No hace falta decir que creer eso es una bobería. Los gobernantes son simples seres humanos, iguales al resto y, quizá, peores en promedio.

No es realista cargar a seres comunes y corrientes con responsabilidades que no merecen y que no pueden realizar. Y si eso llega a hacerse, la sociedad entera pagará el precio de dar demasiado poder a personas que no son mejores que los demás.

Visto de otra manera, el gran pecado del socialismo es la soberbia, el mayor de todos. Por eso, la propuesta liberal tiene más sentido, con un gobierno limitado y que sólo interviene en lo más elemental, sin excesos de autoridad. No da un mundo perfecto, pero sí uno indeciblemente mejor que el socialista.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


1 comentario en “¿Quién es el Gobierno?”
  1. carolyn Dijo:

    me gusto esto me sirvio para un trabajo de formacion





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras

Desde 1995

La primera publicación de ContraPeso.info se realizó en septiembre de 1995, hace 19 años casi. Fue el resumen de una idea de K. Popper. Al mes siguiente, se publicó una idea de A. Tocqueville que está en Molesta Pero Defiende