Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Salarios Bajos
Eduardo García Gaspar
13 febrero 2004
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Un buen amigo me envío un reportaje sobre el tema (10 enero 2004, ZENIT.org), cuyos puntos principales reproduzco a continuación y que hablan de Wal-Mart, la tienda norteamericana de descuento.

“Para el año fiscal que terminó en enero de 2003, las ventas al por menor alcanzaron la cifra de 244.500 millones de dólares… En México… es la primera fuente privada de empleo, con 100.164 trabajadores… es también la mayor compañía de venta al por menor de Canadá, y sus almacenes se extienden desde Argentina a Corea del Sur y Alemania. Cada semana más de 130 millones de clientes visitan sus almacenes.

“Hace poco, la compañía estuvo en el punto de mira por sus bajos salarios y, sostienen muchos, por sus prácticas laborales explotadoras… Los críticos defienden que la compañía es capaz de ofrecer bajos precios gracias a que utiliza mucho a trabajadores a tiempo parcial con salarios bajos… a los 1,3 millones de trabajadores de Wal-Mart se les prohíbe estrictamente unirse en un sindicato, y ganan entre 7 y 8 dólares a la hora. En contraste, los trabajadores sindicados de Kroger, una cadena de supermercados, ganan entre 11 y 13 dólares a la hora, con todas las prestaciones

“… datos de un estudio…. mostraban que un supercentro de Wal-Mart tenía unos costes laborales entre un 20% y un 30% menores que los de un supermercado sindicado, dando como resultado que los comestibles sean un 15% más baratos… (lo que equivale a) 20.000 millones de dólares las ganancias de los consumidores debido al descuento en el precio…(si) se añaden las ganancias de los bajos precios a los que se ven forzados los competidores, el total podría alcanzar los 100.000 millones de dólares.

“Las investigaciones demuestran que el 4% del crecimiento en la productividad de la economía de Estados Unidos desde 1995 a 1999 se debe sólo a la eficiencia de Wal-Mart… los bajos precios resultantes atraen incluso a miembros de sindicatos, que de otra manera preferirían comprar en almacenes sindicados. Las encuestas de Teamsters y United Food and Commercial Workers –los dos sindicatos más amenazados por Wal-Mart- muestran que muchos de sus miembros compran en la competencia….”

El asunto al que lleva esa información es la de sacar a la superficie el problema de salarios bajos, sin prestaciones en algunos casos, derivados de presiones competitivas, en donde esa empresa es un buen ejemplo.

La solución tentadora inicial es la de pensar en elevar los sueldos, lo que sólo puede ser logrado por medios coercitivos del gobierno.

Esta solución, se sabe, produce desempleo entre los menos preparados, que son precisamente ésos a quienes el salario más alto quiere proteger.

Si por allí no va el asunto de elevar los salarios, antes de encontrar una solución, debemos plantear una pregunta, ¿si los sueldos en esas compañías son tan malos, cómo es que resultan ser empleadores tan grandes?

La lógica superficial indicaría que muy pocas personas trabajarían para Wal-Mart y similares, por sus bajos sueldos, y sin embargo, la realidad es la contraria, muchos trabajan en ellas. Algo debe estar pasando para que eso suceda.

Muy posiblemente sea que esas empresas ofrecen una oportunidad de trabajo que no se tiene en otras partes.

De no existir esa oportunidad de trabajo, muchas de esas personas se encontrarían sin ingresos y, aún peor, abaratando el sueldo de personas similares a ellas. Sí, hay empresas cuyos puestos tienen pocas exigencias de preparación personal, lo que significa sueldos bajos.

Pero esas pocas exigencias tienen un efecto benéfico, que es el brindar una oportunidad de un ingreso legítimo a personas que de otra manera estarían desempleadas.

No es un asunto sencillo y no debe ser analizado parcialmente. Después de todo, la forma de elevar los ingresos fue expresada hace varios siglos: educar a las personas para que sean más productivas y ofrezcan al resto servicios y productos que sean más valorados.

Porque si se quiere hacer que el gobierno intervenga y eleve artificialmente los sueldos, lo sabemos, va a elevarse el desempleo y lastimar a aquéllos que se pretende ayudar. No es un mundo simple.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras