Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sentido Común Danés
Selección de ContraPeso.info
7 octubre 2004
Sección: SALUD, Sección: Asuntos
Catalogado en:


La Danish Broadcasting Corporation (DR) reportó recientemente que un refresco embotellado por día duplica el riesgo femenino de contraer diabetes tipo 2.

El reporte en línea mostró a un doctor sosteniendo que hombres y mujeres ponen en riesgo su salud cuando consumen refrescos embotellados. La ilustración de un cúmulo de botellas de refrescos de cola sirvió de ilustración para este nuevo problema de salud pública.

En sí misma, la noticia no es muy interesante.

Los medios daneses, especialmente la DR, a menudo reportan historias apocalípticas acerca de los peligros de la sociedad moderna. Las malas noticias venden y la mayoría de las personas han acabado por aceptar eso. Nada original hay tampoco en un doctor que prestó su nombre para esa noticia.

Los expertos, con voluntad, identifican los problemas de la sociedad que ellos, los científicos, pueden resolver, a menudo asegurando un flujo sostenido de fondos gubernamentales para sus proyectos de investigación.

Pero algo sucedió, totalmente inesperado. Los expertos de la Asociación Danesa de Diabetes enviaron un boletín de prensa en el que niegan la aseveración de que un refresco al día eleva la probabilidad de contraer diabetes tipo 2. La asociación llegó a declarar que “naturalmente uno no contrae diabetes tipo 2 por el consumo de refrescos embotellados y jugo.”

El presidente de esa asociación, profesor Allan Flyvberg, explicó que la diabetes tipo 2 es un padecimiento de estilo de vida, que puede ser hereditario. Por tanto, hay muchos factores que pueden causar esa enfermedad – un refresco de cola sencillamente no lo hace.

El profesor Flyvberg se concreta a los hechos:

“No es un secreto y tampoco es una noticia que hay azúcar en los refrescos y los jugos. Sin ejercicio y un elevado consumo de refrescos, es ciertamente posible volverse obeso y con la obesidad hay un riesgo de diabetes. Tampoco es esto un secreto.”

Las personas pueden ser responsables de su propia vida y si actúan así, pueden prevenir enfermedades. Como el profesor Flyvberg continúa diciendo,

“El problema no es el de los refrescos y los jugos, ni el de los dulces, los pasteles, las hamburguesas, las papás fritas y otros alimentos grasosos. El problema es que mucha gente en el hemisferio occidental consume cada día más calorías de las que puede quemar y, por consiguiente, se vuelven obesos.”

Desafortunadamente, las personas gustan culpar a otros de sus problemas en vez de ver críticamente sus actos y estilo de vida.

En los EEUU, dos jóvenes mujeres demandaron a una cadena de comida rápida por sus problemas de obesidad; el gobierno británico recientemente propuso el llamado ‘impuesto a la grasa’ para desmotivar el consumo de ciertos tipos de comida; los legisladores en Francia y Suecia están considerando las mismas medidas.

Cuando mucho, los políticos, los científicos, los abogados y los burócratas que hablan de escenarios apocalípticos de obesidad o presentan demandas legales, tan sólo producen un episodio cómico entre las personas con sentido común.

Pero hay un lado oscuro, cuando la ciencia-basura y la negación de la responsabilidad individual conduce a regulaciones innecesarias que lastiman a los negocios pequeños. Las grandes cadenas tienen los recursos para enfrentar las complicadas leyes e impuestos, pero los restaurantes y negocios pequeños pueden enfrentar su cierre como resultado de políticas gubernamentales.

Los periodistas y políticos harían bien en poner más atención en las voces del sentido común, como la de la Asociación Danesa de Diabetes. La mejor forma de prevenir la obesidad no es el gobierno, sino el ejercicio de las personas, periódico, además de llevar una dieta sana y bien balanceada. Si todos aceptamos la responsabilidad de nuestra propia salud, no estaremos tan condenados como lo creen los centíficos-basura.

&&&&&

Traducido y difundido por ContraPeso.info con permiso de http://www.techcentralstation.com. Su autor es Chresten Anderson, presidente de MarkedsCentret, un think tank danés para la política pública.

Thank you for your interest in Tech Central Station We have received your request to reprint. Danish Good Sense: Calories In, Calories Out by Chresten Anderson You may reprint this article in your publication provided you credit that the article first appeared in Tech Central Station and, if applicable, provide a link back to the website (http://www.techcentralstation.com). Lastly, you must alert us when the article is published and, if you are a print publication, send a copy to Sally Anderson whom you can reach at sanderson@techcentralstation.com.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras