Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Una Idea Sencilla
Eduardo García Gaspar
10 febrero 2004
Sección: GOBIERNO, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Tengo la ligerísima sospecha de que todos queremos pagar los menores impuestos posibles y de que ellos sean pagados de la manera más sencilla.

Y, mucho me temo, la realidad es exactamente la contraria, pagamos demasiados impuestos y lo hacemos bajo disposiciones desastrosamente complicadas.

Una de las ideas que anda flotando en el ambiente mexicano es la del flat-tax, un impuesto personal bajo, igual para todos y en extremo sencillo.

Las indicaciones de que funciona bien la idea son positivas. Al parecer todos están de acuerdo con ese impuesto parejo, excepto los fiscalistas, me imagino. Allí van datos sobre el tema. Usted decide.

En Noviembre del año pasado un reporte del National Center for Policy Analysis menciona un estudio del Alexis de Tocqueville Institution sobre el sistema fiscal de 86 países. De esos países sólo 12 tienen el sistema fiscal de impuesto parejo para ingresos personales.

Con una diferencia en esos países. Las naciones con ese sistema de impuesto parejo, crecieron a una tasa promedio de 2.1 por ciento en los últimos 15 años, con el total de países creciendo al 1.1 por ciento. Casi el doble. Si se consideran países con ingresos personales y empresariales similares, el crecimiento es de 2.9 por ciento.

La indicación es sencilla, ese impuesto parejo está asociado con mayor crecimiento. Ahora vayamos a un caso concreto, el de Rusia, según un reporte del mismo mes del mismo centro. Los datos son los siguientes.

El 1 de enero de 2001, Rusia implantó un sistema de 13 por ciento de impuesto personal parejo.

Ese sistema suplantó al viejo, un sistema complicado, de tres niveles, que imponía un impuesto del 30 por ciento a ingresos mayores de 5 mil dólares y generaba una alta evasión. Según el reporte, el sistema fiscal nuevo permitió un cumplimiento mayor de la ley dada su simplicidad y tasa baja.

Veamos resultados concretos. Durante el primer año de aplicación, el sistema recolectó 28 por ciento más de impuestos personales que el año anterior, después de inflación. Al año siguiente el aumento fue de casi 21 por ciento para el mismo renglón.

No está nada mal. Pero para el primer semestre de 2003, ese aumento fue de más de 31 por ciento. Está aún mejor.

Pongamos las cosas juntas y digamos que los causantes prefieren tasas bajas, que prefieren sistemas fiscales sencillos y que eso que quiere el causante produce más ingresos gubernamentales. Alguien puede pensar que eso es sorprendente, cuando la verdad no lo es, pues se trata del viejo truco de dar al cliente lo que él quiere y con eso comprará más.

Eso es lo que dice el más puro y simple sentido común que tienen hasta los niños de jardín. Cualquier empresario con mediana visión sabe que el cliente es el que determina los ingresos de su negocio.

De hecho, todos lo saben, excepto los gobernantes que han creado exactamente lo contrario: quieren que las personas paguen impuestos elevados usando un sistema complicado de cálculo y con procedimientos complejos (sí, aún en Internet el portal está mal hecho).

Por hacer eso es que los gobernantes tienen que usar la fuerza para cobrar esos impuestos y con todo, tienen una evasión sustancial. Nada es sorpresa. Cualquiera puede predecir que un producto malo, vendido a precio alto va a ser escasamente demandado. Y que un buen producto, de buena calidad y precio va a ser aceptado por el mercado.

Le digo, todos sabemos eso, excepto muchos legisladores y las autoridades fiscales, quienes son precisamente los que establecen los impuestos y sus reglas, quienes deben haber pasado de noche por la escuela de la vida, de los negocios y de la economía más simple.

Todo lo que hacen estos datos es confirmar lo que dice el sentido común y lo que esta segunda opinión ha querido mostrar.

Al final, es claro lo que debe hacerse, al menos en los ingresos personales: establecer un impuesto parejo y bajo a ingresos personales. Si eso no se hace, no es que no lo sepamos. Es buena información para ahora que andan los gobernadores en la cuestión fiscal.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras