Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Una Mala Lectura
Eduardo García Gaspar
19 noviembre 2004
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


De tiempo para acá se ha puesto de moda la frase de “hacer lectura” como equivalente a interpretar un hecho. Así es cómo usted puede impresionar a sus amigos preguntando qué lectura hacen ellos de la declaración de Colin Powell, cuando dijo que un gobierno de izquierda en México sería aceptable para los EEUU.

El resultado de la pregunta, puesta con esas palabras, le hará aparentar estar a la última moda y parecer todo un experto en estas cuestiones.

Es igual al uso de palabras esdrújulas, que cuanto más use usted, mejor impresión causará y mayor apariencia tendrá. Use con liberalidad palabras como “mediático”, “hegemónico” y términos por el estilo para realmente aparecer como intelectual que habla con palabras elegantes y significados fanfarrones.

En fin. Pero ya que estamos con lo de Colin Powell y su declaración de que un gobierno de izquierda sería reconocido por los EEUU, parece conveniente comentar algo al respecto. Lo primero es eso de “¿y qué querían que dijera?”

Hasta donde sé, lo que dijo Powell fue contestación a una pregunta de un reportero y no una tesis intencional expresada por el ex secretario de estado de ese país. No era parte de su discurso, sino una contestación a una petición. Imagínese la situación con preguntas diferentes.

Las contestaciones de Powell a si EEUU reconocería un gobierno de derecha, un gobierno de centro, un presidente zurdo, un presidente bizco, o una mujer como presidente, habría sido la misma. Mientras ese gobierno fuera elegido por la vía democrática, su país reconocería al que sea.

No veo por ningún lado el supuesto apoyo o ayudadita a la izquierda. La declaración se tornó en algo digno de comentar por una razón sencilla, la campaña ya de tiempo de AMLO para la presidencia.

Este curioso personaje es de izquierda declarada y quiere ser presidente a toda costa. Su idiosincrasia folclórica y llena de color, más algunos medios escasamente inteligentes, lo han hecho muy conocido, tanto que en algunas encuestas es el candidato más conocido para la presidencia de 2006.

Eso lleva a la superficie el real problema de un gobierno de izquierda en México, lo que se ha pensado es el tema a discutir cuando en realidad no lo es.

Que exista un poder ejecutivo de izquierda o de derecha es lo de menos, siempre que sea elegido por una vía honesta y legítima. Es decir, esa “lectura” de que lo dicho por Powell sea un apoyo al PRD es errónea de cabo a rabo y se trata sólo de un comentario obvio y sin gran valor del ex secretario norteamericano.

Pero ya que estamos en esto, sigamos con la idea de que el real problema de México no es tener una presidencia de izquierda. El problema con AMLO es otro.

El que sea de izquierda es un error serio en mi opinión, pero no lo invalida como candidato. El problema de México es otro muy diferente y es el de poder elegir a un presidente aturdido, irresponsable y sin sentido de rendición de cuentas. Puede haber y ha habido gobiernos responsables de izquierda, pero también los ha habido irresponsables. Igual sucede con los de derecha.

Lo preocupante con ese personaje no es su código político, sino sus signos personales: su sed de poder, su delirio de complots, su distinción de clases sociales, sus salidas de su esfera de acción, su irresponsabilidad administrativa… esos son los problemas con AMLO y no el que sea de izquierda. Incluyendo la falta de cifras sobre las finanzas de su gobierno (en su página no hay datos de ese tipo desde el año 2000).

Por esta situación es que en la pregunta hecha a Powell de si sería aceptable un gobierno de izquierda, sobran las especulaciones sobre la contestación que dio acerca de un supuesto apoyo al personaje de marras. Son esas interpretaciones un ejercicio con buena dosis de inutilidad, pero con posibles buenos resultados de relaciones públicas.

La verdadera pregunta que debe hacerse nada tiene que ver con la cuestión de izquierdas o derechas, sino con la cuestión de responsabilidad y rendición de cuentas. “¿Míster Powell, aceptarían los EEUU un gobierno mexicano en 2006 que fuera irresponsable?”

Ésta debió ser la pregunta que hubiera merecido la pena hacer, no a Powell, sino a todos los mexicanos. La respuesta dada a esta última pregunta, me parece, tiene otra contestación también muy obvia.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras