Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Vacíos de Poder
Eduardo García Gaspar
31 agosto 2004
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Hay algo que está mal en muchas mentes. Es un algo que tiene que ver con el uso de la fuerza por parte del gobierno y está dentro de las mentes de algunos ciudadanos que, como líderes sindicales y de organizaciones campesinas, han visto actos de represión donde ellos no existen.

La esencia de los comentarios de esas personas es ésta: la protección que la autoridad está colocando en instalaciones de electricidad y telefonía ha sido calificada por esos personajes como provocación.

Hay, en realidad, varias decenas de instalaciones que están bajo protección armada en la eventualidad de sabotajes y ataques posibles el 1 de septiembre. Todos saben que ha habido amenazas a esas instalaciones por parte de sindicatos. Y, resulta lógico, la autoridad ha actuado en consecuencia.

Lo pintoresco es la reacción de personajes tan tornasolados como José Almazán, directivo del SME, que en esa protección ve acciones de provocación por parte de un gobierno autoritario y “represor.”

¿Es represora una autoridad que resguarda instalaciones que han sido amenazadas públicamente por los mismos sindicatos? No lo creo. De hecho, es lo contrario.

Se trata de un gobierno que está cumpliendo la función natural para la que fue creado. Porque al final de todo, un gobierno es un órgano que tiene la facultad de usar legítimamente la fuerza; es la única institución en una comunidad que puede hacerlo.

Desde luego, esa fuerza estatal no puede usarse sin reglas y la principal de ellas es el usar la fuerza contra quien primero la ha usado.

En este caso, hay fuertes razones por las que la autoridad ha tomado la decisión de proteger instalaciones que han sido amenazadas públicamente y lejos de verse como una entidad represora, está cumpliendo con su deber esencial, el defender a la comunidad contra quien ha indicado que está dispuesto a usar la fuerza en contra del ciudadano.

Los represores son los sindicatos y no el gobierno. El tema es tan básico que puede pasar inadvertido y por eso conviene repasarlo siquiera brevemente. La autoridad política es la única institución social que tiene la licencia de usar la fuerza de manera legítima contra quien primero ha realizado actos de violencia.

Por eso hay policías y por eso puede haber arrestos contra delincuentes. Un gobierno que no usa la fuerza así y que deja sin castigo al que violenta el orden de la sociedad, es una autoridad que deja un vacío de poder y ese vacío va a llenarse con otra fuerza que no es legítima.

Esa otra fuerza, en este caso, es la de los sindicatos que han amenazado esas instalaciones y que puede suceder que se imponga sobre el resto de la comunidad para ser ella explotada por los sindicatos mismos.

Cuando una autoridad, por tanto, no cumple con sus deberes de protección incluso con la posibilidad de uso de fuerza, ella traiciona sus obligaciones, y deja a la sociedad a merced de los más violentos y fanáticos. L

a protección dada a esas instalaciones es bienvenida como parte de lo que una autoridad debe realizar con decisión, pues las intimidaciones han sido reales y públicas. Son ciertas esas amenazas y, en este caso, el gobierno ha actuado correctamente.

Porque, insisto, cuando la autoridad no usa su facultad de fuerza legítima ello crea un hueco de poder que sin remedio será llenado por el iniciador de la violencia y así se autoalimentará su propia soberbia y vigor para imponer sobre los demás el yugo de los caprichos del violador de la ley.

La manifestación de los machetes y las diarias marchas de protesta son ejemplos de un estado que no cumple con su objetivo y deja vacíos de poder que hacen crecer a la violencia de grupos que imponen sobre los demás sus antojos.

Sin embargo, en este caso particular, el gobierno mexicano ha hecho lo correcto al fin con esa protección a instalaciones de servicios públicos de luz y teléfonos,, además del edificio del mismo congreso. No, no es un acto de represión, es un acto de protección a la ciudadanía en contra de sindicatos agresivos y violentos que son amenazas reales en contra de un estado de derecho que el gobierno ha jurado defender.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Vacíos de Poder”
  1. Bill Kane Dijo:

    Esto sucede con los caudillos populistas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras